Agitación en el norte  :   
 Barricadas e incendios separatistas, con heridos, en San Sebastián; protestas anti-euzkadi; piquetes y huelgas, en Asturias y Santander. 
 El Alcázar.    20/08/1977.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

AGITACIÓN EN EL NORTE

Barricadas e incendios separatistas, con heridos, en San Sebastián; protestas anti-euzkadi en Navarra; piquetes y huelgas, en Asturias y Santander

NO hace aún muchos días que el ministro del Interior, don Rodolfo Martín Villa, se jactaba públicamente de la "pacificación" social alcanzada en España en los últimos meses. Pocas veces un ministro hubiera tenido mejor ocasión para callarse. Romanones solía repetir aquello de que "los ministros deben hablar poco; el de Gobernación, nada". El conde tenía razón. Escuetamente, sin más alarmismo ni adjetivación que el que las propias noticias precisan, he aquí una muestra de los acontecimientos que ayer sucedieron en una parte de España: Asturias se está quedando sin alimentos a causa de la huelga de transportes; la situación social en aquella provincia se agrava peligrosamente entre el silencio casi absoluto de los medios de comunicación; el conflicto se ha extendido a la vecina Santander con características muy similares; en Bilbao se anuncia para el día 1 de septiembre la instalación de la Secretaría del Gobierno Vasco en el exilio (las conversaciones con el "poder" central, si las hubo, han debido ser fulgurantes); en San Sebastián, barricadas separatistas ocupan las calles en apoyo del "etarra" Apala: los heridos se cuentan por decenas; en Navarra, la Comunión Tradicionalista ha denunciado el separatismo "euzkadiano y racista" en el que una minoría pretende englobar a la región: la petición de ayuda resulta casi patética...

Nadie con un mediano sentido crítico puede considerar como demagógica esta denuncia. Acontecimientos mandan y él Norte no es una fiesta. Un Régimen nace, está naciendo una democracia, sin aliento, sin esperanza, entre bandazos. Quienes pretendían haber derribado una dictadura nos están conduciendo al nuevo orden en medio de una crisis generalizada. Aún no hemos escuchado desde ningún estrado público el voto de optimismo decisivo. Los tribunos de ayer callan hoy con prudencia. En medio del canto de sirenas, muchos de ellos comienzan a sospechar que los clarines de agitación están ensayando sus notas. Acaso don Rodolfo debiera descubrirnos el lugar en que esconden la partitura. La fotografía de Europa Press recoge el inicio de la manifestación que dio lugar a duros enfrentamientos con las fuerzas de Orden Público.

 

< Volver