En solidaridad con Apala y Larena. 
 Izan la ikurriña ante la Policía francesa     
 
 Diario 16.    22/08/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 19. 

En solidaridad con Apala y Larenn Izan la ikurriña ante la Policía francesa

SAN SEBASTIAN, 22 (Efe). — El movimiento en solidaridad con Apala se desbordó ayer en el País Vasco, pese a ia condena con que el Partido Socialista de Euskadi (PSOE) y la Democracia Cristiana Vasca han enfrentado las manifestaciones que se vienen sucediendo desde el viernes y que han culminado en veinte heridos, seis de ellos hospitalizados.

En Irún, un grupo de manifestantes se dirigió al mediodía de ayer domingo al puente internacional de Hendaya sobre el rio Bidasoa, donde procedieron a arriar las banderas francesa y española, que sustituyeron, ante el asombro de la Policía francesa, por una ikurriña, al tiempo que entonaban canciones vascas.

En el lado francés, a unos cincuenta metros, miembros de las Compañías Republicanas de Seguridad (CRS) formaron un cordón para impedir que los manifestantes llegasen a invadir su propio territorio, con señas advertencias de intervenir enérgicamente con medios antidisturbios.

A las dos menos cuarto los Irún, en tanto que la Policía francesa arriaba la ikurriña».

Por la noche, en San Sebastián, unas cinco mil personas, gritando insistentemente a favor de la libertad de Miguel Ángel Apalategui, fueron obligadas a disolverse en las cercanías del Consulado francés, tras recorrer las principales calles de la ciudad.

Posteriormente, se formó alguna que otra barricada, sobre todo en el barrio de Gros, sin que se tenga noticia de heridos o detenidos.

El PSOE, en contra tíos socialistas vascos entienden que estas manifestaciones son obra exclusivamente de grupos minoritarios y radicalizados "puestos en clara minoría por la voluntad popular expresada en las urnas", cuya única intención es la "desestabilizar la situación, incitando a callejeras violencias sin sentido, que son repudiadas por la conciencia ciudadana, de la que somos representación importante".

En un comunicado hecho público el sábado por el PSOE de Guipúzcoa aprovecha la ocasión para volver a solicitar la amnistía- total, haciendo un llamado al Gobierno para que asuma la responsabilidad por la demora en la concesión de algo "tan Justa e insistentemente reclamado".

En la tarde del sábado, a pesar de la tensión vivida durante la mañana, a raíz de los violentos incidentes acaecidos la víspera, cerca de 20.000 personas se concentraron al atardecer en la parte vieja de Donosti para manifestar su solidaridad con los detenidos Apala, Javier Larena y Manuel Blanco Chivite.

Apala se encuentra gravemente enfermo debido a la huelga de hambre que mantiene desde hace más de clones pretenden evitar que el etarra sea entregado a las autoridades españolas, quienes han pedido la extradición a las francesas en base a su posible responsabilidad en el secuestro del industrial José María de Ybarra.

Diversas ikurriñas, banderas anarquistas y pancartas alusivas a la amnistía total presidían el cortejo que se dirigió, a las 20 horas, hacia el Consulado francés, profiriendo gritos a favor de la organización ETA y en contra del Gobierno francés y de las autoridades españolas. Al llegar al Paseo de Francia, cerca del río Urumea, numerosas fuerzas del orden custodiaban el Consulado, impidiendo el paso a los manifestantes.

A través de los megáfonos, los organizadores solicitaron a la muchedumbre presente de no proferir insultos en contra de la Policía. Ante la imposibilidad de acercarse al Consulado, los manifestantes inicieron una sentada simbólica que duró varios minutos y que fue seguida de varios cantos Patrióticos. A continuación, los manifestantes, después de dialogar con las Fuerzas del Orden, intentaron acercarse al edificio francés. Tras un primer repliegue por parte de la Policía, se iniciaron las primeras cargas de la Policía Armada, quien con botes de humo y balas de goma, intentaron cortar en dos al grupo de los manifestantes de la misma manera que lo hiciera la víspera.

Los manifestantes empezaron a cruzar coches y a volcar un vehículo francés. Seguidamente se produjeron diversos destrozos en varios establecimientos bancarios y comerciales,

Anteriormente, y sobre las siete de la tarde, se celebró una asamblea en la Plaza

Cifra

de la Constitución, en la cual el hermano de Miguel Ángel Apalategui Ayerbe expuso a la gente presente el estado de gran debilidad en que se encuentra su hermano a consecuencia de la huelga de hambre que viene manteniendo desde el pasado 30 de julio. Los padres de Apalategui se encuentran en estos momentos en Marsella al lado de su hijo.

En cuanta a los huelguistas de hambre, a 85 se eleva actualmente el número de personas solidarizadas con Miguel Ángel Apalategui. Seis personas se encerraron el pasado sábado en el Ayuntamiento de Zaráuz y otras

25 en el Ayuntamiento de Ataún, pueblo natal de Miguel Ángel.

En situación similar se encuentran 13 flamencos en la capital belga, así como ocho musulmanes y corsos que se encerraron el pasado fin de semana en la Casa de Estudiantes Cristianos de Marsella;

También en Vizcaya

También en la provincia de Vizcaya se registraron actos de solidaridad pro Apala y Larena, haciéndose igualmente mención al preso Blanco Chivite.

El sábado por la noche, unas 200 personas se encerraron en la iglesia de Villamonte, en la localidad de Algorta. Tras permanecer toda la noche en el templo, los encerrados acudieron a la manifestación convocada por la comisión pro amnistía a la 1,30 del domingo, en el centro de la Villa.

Cerca dé 2.000 personas, con pancartas "Apala askatu", "Larena libertad", se manifestaron por las calles céntricas durante cerca de una hora. Al llegar a la plaza Txiki-Otaegui, los organizadores leyeron un manifiesto de apoyo a los vascos encarcelados e informaron a los presentes del estado de salud de Apala.

 

< Volver