Nota conjunta de los gobiernos civiles. 
 Se reitera la prohibición de los actos del "Aberri Eguna"  :   
 "La autoridad empleará cuantos medios tiene a su disposición para preservar el orden y la paz pública". 
 ABC.    16/04/1976.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

ABC. VIERNES 18 DE ABRIL BE 1976.

NOTA CONJUNTA DE LOS GOBIERNOS CIVILES

SE REITERA LA PROHIBICIÓN DE LOS ACTOS DEL «ABERRI EGUNA»

"La autoridad empleará cuantos medios tiene a su disposición para preservar el orden y la paz pública"

Bilbao. 15. (Cifra.) Los gobernadores civiles de Navarra. Vizcaya y Guipúzcoa, en una nota conjunta, advierten que los actos de «Aberri Bruna» están prohibidos y que se emplearán todos los medios para mantener la paz y el orden.

La nota de los gobernadores dice asi:

«Desde hace varios días, organizaciones ilegales y terroristas vienen divulgando una convocatoria para el día 18 en Pamplona, con el pretexto de la celebración del «Aberri Eguna» y con el propósito deliberado de provocar situaciones conflictivas que conduzcan a graves alteraciones de orden público en la capital navarra, asi como en las tres provínolas vascas, mediante la ejecución de diversos actos.

Ante tal convocatoria, es preciso reflexionar sobre el carácter y consecuencia que tuvieron las últimas actuaciones de algunos de tales promotores. El cruel asesinato de don Ángel Berazadi luto del País Vasco y de España entera. La muerte del guardia civil don Manuel Gordo García, último eslabón de esa larga cadena de ejemplares tributos que las Fuerzas del Orden Público están pagando en el noble y frecuentemente Ingrato deber de servicio a la comunidad, revelan con patética elocuencia el sentido que quepa atribuir a cualquier Iniciativa de tales patrocinadores.

En ese conocimiento, es de celebrar la decisión de los sectores más responsables de rechazar su intervención en tal maniobra.

La autoridad, en cumplimiento de en. misión de custodia y mantenimiento del orden público, al tiempo que reitera la expresada prohibición de tales actos, advierte que empleará cuantos medios tiene a su disposición para preservar el orden y la paz pública. Por todo ello, se apela a la probada honestidad y hombría de bien de los ciudadanos vascos, en la seguridad de que no secundarán la convocatoria de quienes sólo desean la subversión y con dolo-rosa frecuencia la violencia. Incompatibles con sus esencias enraizadas en la noble tradición religiosa y social de estas tierras.»

 

< Volver