País vasco. 
 Según "Le Monde": "El problema regional bloquea el proceso de liberalización en las provincias vascas"     
 
 Informaciones.    29/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Pais Vasco

SEGÚN «LE MONDE»

«EL PROBLEMA REGIONAL -BLOQUEA

EL PROCESO

DE LIBERALIZACION

EN LAS PROVINCIAS

VASCAS»

PARÍS, 29 (Corresponsal de INFORMACIONES). - Cuatrocientos mil, para «Le Monde»; 600.000, para «L´Humanité», 350.000, para «Le Quotidien de Paris»; varias decenas de millares, para «Le Fígaro». Decididamente, la Prensa francesa no se pone de acuerdo al contar los huelguistas habidos a principio de esta semana en el País Vasco español.

«Una amenaza para el desafio liberal del señor Adolfo Suárez», señala «Le Monde», en un significativo editorial publicado en su primera página. titulado «El caso Vasco». «La Policía, sin embargo —continua—, respetando las consignas recientes del ministro del Interior, en ningún momento ha disparado como antes, con balas reales sobre la multitud.»

Pero más allá de los «slo gans», se sigue diciendo se ha planteado una vez más la reivindicación nacionalista en esta huelga. Los vascos plantean estas reivindicaciones de manera más brutal que los catalanes o gallegos, pero es un», muestra más de que el problema regional es uno de los más «explosivos y delicados» del posfranquismo. «El señor Suárez ha manifestado en varias ocasiones, sobre es te problema, una voluntad de conciliación bastante nueva >, Y no se excluye -señala el citad diario— el restablecimiento total o parcial de los Fueros. Pero este problema regional bloquea el proceso de liberalización en las cuatro provincias vascas y «endurece las luchas puramente socíales».

La oposición no es unánime al juzgar el problema aunque se muestre solidaria con las victimas de la presión. Pero en abril pasado, cuando E. T. A. asesinó a un industrial, esta misma oposición denunció el terrorismo, «que permite a la derecha justificar la represión», del mismo modo, parte de E.T.A. ha renunciado ya a la lucha armada, «sensible a estos reproches, preocupados por evitar un aislamiento progresivo, y deseosos de aprovechar las nuevas perspectivas del juego político». Ya se ha constituido un partido político socialista vasco y regionalista —y no autonomista—, «lo cual constituye una evolución prometedora», sigue diciendo «Le Monde» Pero nadie sabe si serán superadas las profundas querellas ideológicas que aquejan desde hace veinte años al movimiento vasco

29 de septiembre de 1976

 

< Volver