Autor: Rodríguez, Pedro. 
   El paquete Cabanillas     
 
 ABC.    12/07/1981.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Jornada de reflexión

Pedro RODRÍGUEZ

El «paquete Cabanillas»

Ribadeo» verano del 81

De parte de mi tía Pepita, la de Luarca, que qué pasa, sobrino, que no quedan habitaciones libres ni en

Ribadeo, ni en Vegadeo, Foz, Tapia, Castropol, La Caridad ni Figueras. Todo lo que pasó en España en

los últimos seis meses se engendró, montó, pactó o desencadenó durante el largo agosto del 80 en la

infinita playa de La Lanzada, en La Toja. Todo lo que pasará desde septiembre hasta las elecciones del 83

se engendrará, montará, pactará y desencadenará en Ribadeo, agosto del 81. El nuevo Hiannys Port de la

democracia española. Hacia allá van ya, vedlas, las caravanas, como hacia la piedra negra de La Meca.

Mientras, viajeros recién llegados de la Moncloa creen haber adivinado en el rostro impenetrable del

«premiere» estos designios:

1. Al Gobierno actual, aceptado como herencia, hay que acabar de quemarlo, de apurarlo bien como a

unos zapatos viejos. A un Gobierno nuevo no se le puede implicar en el Consejo de Guerrá por el 23

de febrero. Además, con el Parlamento cerrado, no hay prácticamente desgaste, aunque los veranos,

en política, son muy traicioneros. Será, pues, el primer verano en varias décadas sin amenaza de

crisis.

2. Del 18 de julio, del 23 de julio y del 23 de agosto se encarga Rosón y los «Rosón boys». O sea, se

pueden coger vacaciones, holidays y a todo color.

3. Será el verano de la agonía de Ucedé, el viejo cetáceo que expira, entre estertores, en la playa. Calvo-

Sotelo descubre, con horror, que tapar las vías de agua, ponerlo a flote y reconstruirlo es, cada día

que pasa, más caro, más difícil y, quizá, más inútil. La intención es salvar el partido; la tentación,

regalárselo a Suárez y a sus fontaneros, con locales, teléfonos y «copyright». Pero la decisión aún no

ha sido tomada y Calvo-Sotelo esperará hasta el último minuto de Ribadeo.

4. La gran tentación con que será acosado en las riberas del Eo, es ésta: hacer un nuevo partido desde el

Poder. Ucedé se creó en siete días, como el mundo, en el despacho de «Explosivos» de Calvo-Sotelo.

Ahora, se dispone de año y medio y del Poder. Los tentadores acuden a Ribadeo con esos hechizos,

filtros y bebedizos: primero, un Gobierno de notables con, pongamos, Areilza, Osorio, Garrigues,

algún Alzaga y una cierta izquierda. Su misión sería: a) modificar zonas de la Constituctón; b)

hacerse con televisión y el «apparat» de información oficial que se cae en pedazos; c) organizar y

ganar las elecciones; d) montar en el país un nuevo tipo de poder que no sea el heredado del 1976.

Igual que Suárez consiguió romper con el franquismo, romper ahora con la vieja guardia de la

transición. Hoy, domingo, Calvo-Sotelo ha establecido —previsibíemente— su primera cabeza de

puente dentro de Ucedé: Miguel Doménech en Madrid, como Mac Arthur en Iwo Jima. Puede seguir

ocupando el partido isla a isla, o dejarse caer en la tentación del génesis, mas líbrale del mal, amén.

Sabe que los partidos improvisados en torno a un hombre, como Ucedé-Suárez, caen siempre con ese

hombre.

5. En fin: el señor Calvo-Sotelo es cualquier cosa menos tonto. Sólo pide tiempo y datos, como Truman

antes de hacer explotar la bomba. Sólo está pidiendo Ribadeo, mucho Ribadeo, cuatro semanas de

Ribadeo. Por todo eso, no sé si lo. he dicho, avisa mi tía Pepita, la de Luarca, no quedan habitaciones

libres para agosto ni en Vegadeo, ni en Foz, Tapia, La Candad, Figueras y Castropoooool...

Pío no suelta

antena__________

Oye, que hay una cola como la del aceite de colza, dice «Talerradio», ante la Moncloa. Son empresarios,

curas, banqueros, periodistas que quieren ver a Pío. Hay días que llegan hasta Princesa. Caravanas enteras

se sitúan bajo las almenas de Moncloa pidiendo televisión privada, información «free»,libertad para la

Efeeme. Parece que Pío está durísimo. No llega a tirar pez hirviendo desde las troneras como los

fontaneros de Suárez cuando .veían llegar a Fraga, pero casi. Cabanillas lleva el cuello la llave de un

paquete, el «paquete Cabanillas», increíble: la concesión de 300 emisoras de Efeeme; la subasta de una

treintena de periódicos del antiguo Movimiento, algunos boyantes y millonarios, con cuarenta edificios,

40 rotativas y 40 cabeceras; cinco, seis o siete emisoras privadas de televisión. Todo eso es suyo. Está en

su mano. Metido en un cajón con llave. Y, encima, el pequeño Ministerio de Información que montó Pepe

Meliá en los sótanos de la Moncloa, con una millonada de télex, fax, vídeos y boletines color canela,

color . amarillo, rosa y rojo, lagarto,, lagarto. Más el grifo de subvenciones a empresas de información,

más el teléfono de hablar con Castedo. Pío es, julio del 81, el hombre fuerte de este país. Ni Fraga ni

AriasSalgado, sénior, tuvieron tal fuerza nuclear. Lo que los españoles vayamos a leer, oír, ver y saber

hasta el año 2000 depende, mayormente, de cómo y cuándo abra el «paquete Cabanillas». Por algo, dicen,

el «entourage» de Catvo-Sotelo ha empezado a enseñarte elegantemente las uñas, lo mismo que el

«entourage» suarista puso la proa contra Abril Martorell. Lo que pasa es que Pío es experto en asedios, en

guerra submarina, psicológica y bacteriológica, y ha sobrevivido al obispo Añoveros, a Girón y a la playa

de La Lanzada. Como Zeus, puede abrir en cualquier momento la cueva de los titanes que custodia.

Todos sabemos que con televisión privada Tejero no hubiera llegado a las doce de la noche del 23 de

febrero. Lo que pasa es que, claro, en este país la libertad ha tenido siempre un precio y por eso ha

llegado a la Historia con tan enormes retrasos. Yo me imagino a mi viejo amigo, el ministro Cabanillas,

pronunciando ante los solicitantes, delante del paquete, la frase de la feria de Betanzos: «Amigulños, sí,

pero a vaquiña pr´o que costa.»

El día en que Fraga se enfadó __________

Por lo visto es que llegaron a la sata del pacto autonómico, entraron, se sentaron, se abrieron las carpetas,

y resultó que todo estaba pactado y bien pactado entre Gobierno y Pesoe. Un gemido salió de las recias

gargantas del fraguismo: «Nos tratan peor de lo que nos trató Suárez.» La expedición aliancista protesta,

se queja, brama: les dan los documentos, dicen, después que a los otros partidos; sus sugerencias no se

recogen, y, sobre todo, "eso: el pacto estaba pactado. Carrillo, lo mismo, sólo que lo observa todo

impasible, como un mandarín, encendiendo un «Peterstuyvesant» con la colilla del otro, y a veces

murmura en vaz baja: «Estos buenos señores están preparando, con esto, el próximo Gobierno de

coalición.» Parece que el otro día la sociedad Gobierno-Pesoe Inc presentó una propuesta para que los

presidentes de las comunidades autónomas fueran elegidos: a) por mayoría absoluta; b) por mayoría

simple, y c) designándolo de las filas del partido con más votos en la región, y que el joven Verstrynge

saltó de su silla: «Ustedes lo que quieren es darle Andalucía al Pesoe y repartirse el resto.» Fraga es que

.ha ido siempre por la vida política, Dios me perdone, vestido de novia y siempre lo han dejado, en el

último minuto, al pie del altar. El calvosotelismo tampoco parece dispuesto a desposarse con el

fraguismo. En la sesión, de investidura, el premiere dejó pasar, sin contestar, la intervención de Fraga, en

el único passing shoot del debate. Ahora mismo, entre los pazos de Perbes y Ribadeo hay hielo, y en el

pacto autonómico, el fraguismo ha decidido ponerse duro como el hierro «ante tanto desprecio». Bueno.

A Fraga gente de Ucedé le está «tocando» las bases en provincias. El otro día, en una reunión, Félix

Pastor sugirió que Coalición permitiera que las bases de provincias llegaran a acuerdos parciales. No lo

hubiera dicho. Resonó un puñetazo en la mesa y resurgió el vozarrón jupiterino del Fraga de los años

cincuenta: «No y mil veces no. Nunca seré la prostituta de Ucedé...»

El hombre mejor guardado de España

De pronto, el anterlor-jefe-de-Gobierno ha demarrado, «sprintado», intentando la escapada, en las

elecciones Ucedé-Madrid, pero ha vuelto al pelotón. Sin embargo, el suarismo ha entrado en celo. Aún

tiene tirón. Por las noches, los leales que visitan la isla Santa Elena de su despacho miran en las mochilas

por si llevaran el bastón de ministrables. Al anteríor jefe de Gobiemo le dijeron en enero: «Si decides

ganar dinero y no meterte en política serás multimillonario en dos años, tú verás.» Ahora, el anterior jefe

de Gobiemo está semi-beligerante. Hay gente que entraría de buena gana en «Antonio Maura» y le

gritaría: «Sesientecoño», pero es inútil. Bien. En el 76, el ministro Fraga dijo: «Carrillo, Líster y

Pasionaria no podrán volver porque me faltará policías para protegerlos.» Hoy, Líster viaja

tranquilamente en autobús; Pasionaria echa miguitas de pan a las palomas del barrio del Pilar, y Carrillo

tiene la escolta normal, La democracia ha dado muchas vueltas y más de noventa policías del Estado, en

turnos, protegen entre Avila, La Florida, Puerta de Hierro y «Antonio Maura» al anterior-jefe-de-

Gobierno, cuya vida guarde Dios muchos años.

DOMINGO 12-7-81___________________________ OPINION______________________

ABC/5

 

< Volver