Autor: Barbero, David. 
 Se negó a reprimir una manifestación. 
 El Ayuntamiento de Tolosa dimite por el arresto de un capitán de la Guardia Civil     
 
 Informaciones.    30/09/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

SE NEGÓ A REPRIMIR UNA MANIFESTACIÓN

El Ayuntamiento de Tolosa dimite por el arresto de un capitán de la Guardia Civil

SAN SEBASTIAN, 30 (´INFORMACIONES, por David Barbero).

EL alcalde y los concejales que integran la Corporación Municipal de la localidad guipuscoana de Tolosa han presentado la dimisión colectiva como señal de protesta por el arresto del capitán de la Guardia Civil don Luis Alonso Valles, quien, al parecer, se negó a reprimir una manifestación que tuvo lugar el pasado domingo con ocasión de la jornada proamnistia total en el primer aniversario de las ejecuciones.

Según las versiones que han circulado en Tolosa sobre la actitud del señor Alonso Valles, ésta se relaciona con la discusión sobre las competencias del control de la fuerza del orden en la represión de las manifestaciones populares, habiendo sido el alcalde de Tolosa uno de los que han solicitado de las autoridades del Ministerio de la Gobernación que les sea reconocido a los alcaldes la autoridad para mandar a estas fuerzas en sus respectivos municipios.

Por su parte, el alcalde ha asegurado que se considera único responsable de la actuación de la fuerza pública y que dimitía en apoyo de la persona que recibió a sus órdenes como delegado gubernativo.

La dimisión fue decidida ayer en una reunión que comenzó a primeras horas de la tarde y a la que asistió la Corporación en pleno. A los cinco minutos de comenzar, el Ayuntamiento, en su totalidad, dimitía.

En torno a la personalidad del capitán de la Guardia Civil se ha podido saber, de fuente bien Informada, que se trata de una persona afable y abierta al diálogo, de unos veintinueve años, y que tiene cursados estudios de Derecho.

El capitán don Luis Alonso Valles, en mayo de este año, había sustituido en el cargo al capitán del mismo puesto que tras el "affaire" sobre malos tratos en la persona de la dirigente obrera Amparo Arangoa, había sido trasladado al cuartel de la Guardia Civil en San Sebastián.

DENUNCIAS EN GUERNICA

Numerosas personas residentes en la villa vizcaína de Guernica han presentado sendas denuncias en el Juzgado de Primera Instancia de esta localidad por los daños causados y por presuntos malos tratos recibidos de los miembros de la Guardia Civil que en la noche del pasado martes al miércoles intentaban disolver a los grupos de manifestantes que pedían la dimisión del alcalde de la Corporación municipal y la puesta en libertad de los detenidos el día anterior.

En la mayoría de estas denuncias se asegura que los

atentados por la intervención de las fuerzas de la Guardia Civil no estaban participando ni habían participado en las manifestaciones que habían tenido lugar, y que se hallaban muy distanciados de las barricadas que se hablan colocado con la grúa y otras máquinas de una obra en construcción. Por su parte, la Prensa local esta mañana publica fotografías en las que se ven los desperfectos causados por las balas de goma o las bombas de humo lanzadas contra el ulterior de diversos bares, cuyos propietarios han puesto las correspondientes denuncias.

Mientras tanto, durante la tarde de ayer, hubo en Guernica nuevas asambleas y reuniones de vecinos, en las que se ha determinado insistir en la petición de que dimita el alcalde y que se convoque una reunión de la Corporación municipal, con participación de todos los vecinos que lo deseen, como se está haciendo en otros muchos Ayuntamientos, especialmente en la provincia de Guipúzcoa.

 

< Volver