Autor: Pérez Fernández, Herminio. 
 Atentado terrorista en San Sebastián. Cortes. 
 Honda consternación entre los procuradores y consejeros del Reino  :   
 En señal de duelo, todas las reuniones convocadas para hoy han sido suspendidas. 
 ABC.    05/10/1976.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

MARTES 5 DE OCTUBRE DE 1976

ATENTADO TERRORISTA EN SAN SEBASTIAN

CORTES HONDA CONSTERNACIÓN ENTRE LOS PROCURADORES Y CONSEJEROS DEL REINO

En señal de duelo, todas las reuniones convocadas para hoy han sido suspendidas

Madrid. (De nuestro redactor en las Cortes. Herminio Pérez Fernández.) Puede hablarse ciertamente de ambiente de consternación en las Cortes, porque cuantos se encontraban ayer en las dependencias de la Cámara legislativa y habían tenido conocimiento del dramático asesinato del consejero del Reino señor Araluce Villar mostraban abiertamente su pesar y su estupor. El señor Araluce gozaba en la Casa de generales simpatías. Todos coinciden en considerarlo hombre extraordinariamente cordial y humano, que se esforzó siempre par encontrar cauces de entendimiento y

defendió la provincia guipuzcoana, con 1» que se encontraba profundamente compenetrado y arraigado, aúneme él era de Vizcaya.

Sin embargo, los lunes son días de escasa actividad en las Cortes y pese a que la noticia se extendió rápidamente por Madrid, fueron muy pocos los procuradores que acudieron al Palacio de la Carrera de San Jerónimo. El primero en llegar fue el secretarlo del Consejo del Reino, don Iñigo de Oriol Ybarra, que se negó a hacer manifestaciones: «Es una noticia muy triste —se limitó a decir— y yo me marcho ahora mismo para San Sebastián con el fin de acompañar a la familia Araluce y asistir mañana al entierro.» Poco después llegró el presidente del Consejo de Estado y consejero del Reino, don Antonio Maria de Oriol y Urquijo. y asimismo compareció el presidente del Tribunal Supremo, don Valentín Silva Melero, también consejero del Reino. Los tres pasaron al despacho del señor Fernández-Miranda, con el que conversaron unos momentos

El presidente de las Cortes y del Consejo del Reino, don Torcuato Fernández-Miran-

da, que se encontraba en su despacho desde las cuatro y media, no consideró oportuno hacer declaraciones a los representantes de los medios Informativos. El jefa de despacho de su Secretaría particular. don Jose María Bastián, nos anunció que el presidente se trasladará mañana a San Sebastián para asistir al entierro del señor Araluce Villar y se espera que casi todos los miembros del Consejo harán lo mismo. Concretamente se sabía ayer, que, además de los señores Fernández-Miranda, Oriol y Urquijo (don Antonio) y Oriol ybarra., acudirá también don José Antonio Giróa.

El letrado mayor de las Cortes, don Felipe de la Rica, anunció qué en señal de duelo han sido suspendidas todas las reuniones convocadas para hoy en las Cortes,

REACCIÓN EN BILBAO

Como un hombre que se había distinguido siempre por la defensa de cuanto representaba el amor a la tierra vasca, califica el diario «Hierro», de Bilbao, al presidente de la Diputación de Guipúzcoa, don Juan María Araluce, en el editorial de "ana edición especial lanzada a media tarde da ayer.

«FLACO SERVICIO AL PROCESO POLITICO», DICEN EN NUEVA YORK

El asesinato del señor Araluce Villar y de los tres agentes de su escolta es considerado en Nueva York —informa Pyrepa— como «un flaco servicio al proceso político en marcha en España. Tanto los periódicos como las emisoras y agencias informativas señalan que "el asesinato del presidente de la Diputación de Guipúzcoa" podría herir de muerte el proceso democratizador español».

EL «SPEAKER» DE LA CÁMARA DE LOS COMUNES, EN LAS CORTES

Minutos después de las cinco de la tarde, el presidente de las Cortes, señor Fernández-Miranda, recibió en su despacho al «speaker» de la Cámara de los Comunes de Gran Bretaña, señor Thomas, con el que mantuvo una entrevista de cuarenta y cinco minutos de duración. Terminada esta audiencia, el señor Thomas, en compañía del secretarlo del presidente de las Cortes, señor Bastían, visitó el hemiciclo y otras dependencias de la Cámara.

 

< Volver