Autor: Mazo, Mariano del. 
   Nadie vuelve atrás     
 
 Arriba.    05/10/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Por Mariano DEL MAZO

NADIE VUELVE ATRÁS

Alva de Céspedes escribió la famosa novela «Nadie vuelve atrás», que, a fin de cuentas, era una repetición generacional. Pero esta eterna lección pocas veces ha sido aprendida por los políticos. El Presidente Suárez acaba de decir que la izquierda se empeña en combatir un pasado que no existe y una parte de la derecha se empecina en llorar un pasado que no puede volver.

Llegamos a la conclusión de que derechas e izquierdas, en cierto modo, llegan a una identidad de criterios. Porque, si la izquierda combate el pasado de la derecha es porque quiere volver a otro pasado. Y si una derecha se obstina en llorar un pasado, hay otra derecha que suspira por otro pasado más pasado aún...

Así que de poco ha valido hablar del futuro si hay tantos que añoran el pasado. Pero aquí no puede formarse un platajunta de añorantes», porque cada uno añora lo suyo. O lo de los suyos. Entonces...

Los Exploradores Españoles, institución gloriosa, tenían un himno, que, entre otras bellas cosas, decía: «Siempre adelante, siempre adelante, cumpliendo alegres nuestro deber. Nada hay distante, que es humillante retroceder...»

ESPAÑA NO HAY MAS QUE UNA

Este no es un ligero slogan. El profesor Tierno Galván lo dice también en «Pueblo»; «Yo no creo en las dos Españas"

Se ha repetido mucho lo de que «una de las dos Españas ha de helarte el corazón». Y, es cierto, que algunos políticos apasionados han deseado calentar España a base de enfriar una parte del pais. Pero eso... ¡allá ellos! Como España... hay muchas Españas. Afortunadamente. Pero todas dentro de una concuencia común y gloriosa. Con amor y con dolor, pero sin pensar. Porque ser español es bueno... ¡No faltaba más...!

LAS COSAS CLARAS

Es un viejo refrán hispano: «Las cosas claras y el chocolate, espeso.» Lo cual quiere decir que aquí hay mucho chocolate. Que desean que las cosas no estén claras. Y eso no es bueno. ¿Quiénes son esos condicionadores?

Los de siempre. Los pescadores de rio revuelto. Martínez Esteruelas lo dijo el domingo: «La confusión y la perplejidad se instalan en nuestro país en beneficio de los pescadores de río revuelto.» La clarificación es, pues, buena en política. Para que los pescadores listos no se lleven los peces.

Pero, como es lógico, estos pescadores con especial patente, no tienen ningún interés en que se clarifique nada. Cuando el barbo sea barbo y el mero sea mero habrá que llamar a quienes saben buscarlos. Pero hay quienes desean el mero sin aprender la técnica de su pesca. Y eso es inmoral. Pero el secreto está en espantar a los auténticos pescadores, en «sorprenderlos». La sorpresa es un arma de increíble resultados... Pero no hay que abusar. Porque los profesionales no son tan tontos como se creen los listos. Ni los listos tienen que ganar siempre. Aunque lo exija el guión... Pues no hay pocos guiones...

 

< Volver