"Mi padre tenía mucho amor al País Vasco" (Juan María Araluce)  :   
 "Por miedo a un atentado, mi padre nunca pensó en dejar el puesto". 
 Arriba.    05/10/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

MI PADRE TENIA MUCHO AMOR AL PAÍS VASCO»

(Juan María Araluce)

Por miedo a un atentado, mi padre nunca pensó en dejar el puesto»

«Mi padre tenía mucho amor a su provincia y al País Vasco. Tenía tanto amor como para dar la vida por ¿1", ha dicho a Europa Press el hijo mayor del asesinado presidente de la Diputación de Guipúzcoa, don Juan María de Araluce y Villar.

El hijo mayor del presidente, juán María, de veinticuatro años, licenciado en Filosofía y Letras, confirmó que prácticamente la familia presenció el atentado. "Estábamos comiendo cuando se produjo el hecho —dice Juan María—. Oímos los tiros y nos asomamos al balcón, que da a la avenida de España, precisamente donde ocurrió el atentado, enfrente de casa. Uno de mis hermanos bajó inmediatamente • atender a mi padre, mientras atendíamos también a mi madre para que bajara a la calle."

Con respecto a las amenazas que había recibido el hijo del señor Araluce, manifestó que "la familia, al ver los hechos que estaban sucediendo, últimamente tenía cierta preocupación. Pero, por miedo a un atentado o similar mi padre nunca pensó abandonar el puesto".

"Cuando alguna vez salían estos temas, mi padre solía comentar que todos tenemos un ángel de 1a guarda y que había que confiar en él."

La jornada del señor De Araluce, según cuenta su hijo, fue una más: "Salió de casa sobre las nueve y media o diez de la mañana. Supongo que ha estado en su despacho trabajando como todos los días. Ha venido, como todos los días, a comer a casa, a una hora ya tarde, porque, como los pequeños se van temprano al colegio, solemos "comer temprano en familia.

Ha llegado hacia las dos y media, como todo los días, y ha sucedido todo..., cuando estábamos comiendo."

Preguntado por la reacción de la familia ante el hecho, el señor De Araluce, hijo, ha dicho finalmente: "Vos han educado desde pequeños en la religión cristiana ya perdonar a los enemigos. Perdonamos de todo corazón.

Lo que pedimos es que no vuelva a ocurrir un caso como este. Mi padre durante todos estos años ha tenido una gran dedicación « la provincia. Que su muerte sirva para superar todos estos rencores que hay en el País Vasco, al que tanto quería."

 

< Volver