Autor: García de Sola Arriaga, Pablo. 
   Sólo con un Gobierno de diputados rurales podrán resolverse los problemas económicos  :   
 Declaraciones a "Ya" de don José Ramos Lasuén, catedrático y diputado electo número uno de UCD por Teruel. 
 Ya.    24/06/1977.  Página: 24. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

ya-Pág. 24

24-VI-77

INFORMACIÓN ECONÓMICA SOLO CON UN GOBIERNO DE DIPUTADOS RURALES

PODRAN RESOLVERSE LOS PROBLEMAS ECONÓMICOS

Se conseguiría una político fiscal más justa y menos aumento ¿el gasto público al ir acompañada de una

reducción de subvenciones • Sí en el Gobierno prevalecen diputados de la metrópoli, sólo habrá una

corrección de algunos de los defectos básicos del modelo de crecimiento anterior • la devaluación de la

peseta será más fuerte en este último caso que en el otro

DECLARACIONES A "YA" DE DON JOSÉ RAMOS LASUEN, CATEDRÁTICO Y DIPUTADO

ELECTO NUMERO UNO DE UCD POR TERUEL

Un catedrático de economía, don José Ramón Lasuén, ha logrado un resonante éxito en las recientes

elecciones a Cortes. Su campaña, pueblo por pueblo, le ha encaramado al primer lugar de los diputados

electos por Teruel. Gracias a él y a Suárez, la Unión de Centro Democrático consiguió dos escaños por

aquella provincia y sólo le faltó e! 1 por 100 de los votos para lograr el tercer puesto en el Parlamento.

Don José Ramón Lasuén, del que se dice es el "padre" del 90 por 100 del programa económico de la

coalición centrista, nos recibe en su casa muy satisfecho de su positiva incursión política, y, pese a

nuestros deseos de encauzar el diálogo por derroteros exclusivamente económicos, no podemos evitar su

Alusión a los resultados electorales.

—Los resultados son buenos—dice—pese a que el centro ha obtenido un diez por ciento menos de los

votos esperados. Las razones son, fundamentalmente, dos: el grado de abstención, superior al previsto, y

que el PSOE ha recibido un porcentaje muy alto de votos socialdemócratas, votos que podía haber

capturado el proyecto de centro Izquierda que propuso la Federación Social demócrata (el señor Lasuén

es su presidente) hasta el ultimo día, pero que no tuvo ningún apoyo. Pese a ello, España ha salido con un

parlamento de país Avanzado, mucho mejor en su estructura que Francia e Italia, con una derecha y una

izquierda radicales con menos del cinco por ciento cada una y dos centros, derecha e izquierda, muy

amplios. Ahora hay que aprovechar constructivamente los resultados para consolidar esas dos

agrupaciones, transformándolas en instrumentos sensatos como en los países avanzados, lo que implica

que el centro tiene que estar dirigido por su izquierda y el PSOE por su derecha.

Quiero recalcar, por otra parte, que la victoria de los dos centros se ha producido porque ha sido una

campaña de Imágenes mas que de debate de posiciones. Y se ha ganado por la imagen de Suárez.

ECONOMÍA PARA UNA DEMOCRACIA

—Vayamos al tema económico. Y para hablar de ello partamos del principio. ¿Qué economía hereda la

nueva democracia española?

—En los años de "boom" europeo, antes de la crisis monetario, de materias primas y energía, España era

el país de mayor crecimiento por habitante y mayor nivel de empleo de Europa; no obstante, su Inflación

no superaba el siete-ocho por ciento y sus reservas eran cuantiosas y crecientes. Se trataba, por supuesto,

de un falso milagro. La estructura productiva era deficiente y resultaba viable sólo debido a su renta de

posición. Todos sus índices positivos eran reflejo del desbordamiento Incontenible de la saturación

económica europea sobre España.

Hoy, tras la crisis de la economía europea, los índices económicos se han invertido. La tasa de

crecimiento (2,5 por 100) es una de las más bajas de Europa; la Inflación, del 30 por 100 interanual; la

tasa de desempleo absorbe casi toda la nueva oferta de trabajo, y el déficit comercial es del 7,5 por 100

del PNB.

El superávit turístico, las inversiones extranjeras y remesas de emigrantes que se mantienen en torno al

3,5 por 100 del PNB y que antes servían para cubrir el déficit comercial, no pueden Impedir hoy que

España tenga el déficit corriente mayor de Europa—cuatro por ciento del PNB—y cuya financiación,

pese al endeudamiento acumulado de unos once mil millones de dólares, ha mordido crecientemente en

las reservas reduciéndolas de nueve a 3,5 meses de Importaciones.

—Las tan manidas crisis, las deficientes estructuras, loa hombres... ¿Quiénes son los culpables de esta

situación?

—La inversión radical de la "perfomance" económica se debe, básicamente, a la Inadecuación drástica de

la estructura productiva respecto de la mundial, antes oculta por el "boom" europeo. Pero obedece

también a razones coyunturales obvias, fruto de la política económica seguida desde 1974, que ha

acentuado los defectos estructurales tradicionales.

Con el fin de facilitar la transición política en clima social sin tensiones, España, por acuerdo tácito de "la

mayoría de los partidos, es el único país industrial que lo ha puesto en práctica en estos años una política

correctora anticrisis. Ha ocultado la gravedad de la crisis y, sobre todo, ha comprado con políticas

inflacionarias la conducta de los grupos sociales críticos que podrían haber obstaculizado la transición. Ha

permitido alzas salariales Injustificables en las grandes empresas; ha facilitado créditos privilegiados y

permitido aumentos compensatorios de precios a esas mismas empresas para que pudieran pagar las

nóminas infladas demagógicamente. Finalmente ha subvencionado masivamente el consumo alimenticio,

energético y de servicios públicos de grandes ciudades. Estas políticas han creado una mentalidad

Inflacionista fortísima, y reforzado los tradicionales desajustes estructurales.

Previsiones a corto y medio plazo

—Dicen que usted es de los "ministrables". Imagínese que es designado máximo responsable de la

economía del país. ¿Qué haría a corto y medio plazo?

—Usted sabe mejor que nadie lo que haría. Lo ha publicado su periódico más de una vez. Y ahora no lo

voy a repetir porque otros pudieran aprovecharse. Lo que sí le daré serán las prertetanes a corto y medio

plazo. De ahí pueden deducirse muchas cosas.

Por lo que se refiere a corto plazo, la política económica en vigor no puede alterar las tendencias

recientes, como bien afirma la OCDE. La política Industrial sigue concentrada en grandes proyectos en

grandes ciudades, sustitutivas de importaciones y poco generadoras de empleo. La política financiera

detrae cada vez más recursos para estos proyectos, a través de los circuitos privilegiados, y favorece la

sustitución de trabajo por capital en todas las Inversiones debido a la rigidez laboral y a los bajos tipos de

interés. La política fiscal, primero expansionista y luego neutral no ha incrementado significativamente el

gasto público y favorece el incremento del consunto a través de subvenciones que suponen los bajos

precios energéticos, de servicios y agrícolas. La política laboral es inflacionista, a lo que también colabora

la política monetaria. La política comercial no ha favorecido ni la expansión de exportaciones ni la

sustitución interna de producciones agrícolas.

A corto plazo, pues, lo más probable es que se cumplan las previsiones de la OCDE: un crecimiento de la

renta disponible del orden de 1,5, debido al incremento de la fiscalidad, de una parte, y al incremento

acelerado de los precios, de otra; descenso de la inversión privada, no compensado por el aumento de la

pública y un aumento acelerado del desempleo. El único signo probable que sea positivo es la reducción

del déficit comercia], por descenso de Importaciones y mejora, del turismo. , A más largo plazo las

previsiones pueden variar según sea la política del nuevo Gobierno Suárez, y ésta dependerá básicamente

de qué fuerzas lo constituyan. El Centro Suárez está formado por una minoría de candidatos de las

grandes ciudades que representan la gran empresa y la burocracia privada a ella ligada, y una mayoría de

candidatos provinciales, representativos de la pequeña y mediana empresa, agrícola, industrial y de

servicios, así como de las personas con ellas relacionada».

Los diputados metropolitanos dominan su jerarquía política. Si prevalecen en la lucha, interna por el

poder y forman el gobierno, la política económica, que se aplicará necesariamente, será una corrección de

algunos de los defectos básicos del modelo de crecimiento anterior. Corrección que incluirá una reforma

fiscal más justa, que incremente el gasto público; el fomento fiscal y crediticio a las exportaciones,

acompañado de una fuerte devaluación; una pequeña redacción de la oferta monetaria y una

flexibilización ligera de la reglamentación laboral. Pero será una política que, indudablemente, mantendrá

los grandes proyectos, públicos y privados, los circuito» privilegiados del mercado financiero, la política

vocacional y la subvención del consumo urbano, porque son puntos esenciales para la defensa de sus

intereses.

NO A UN GOBIERNO METROPOLITANO

—Veo que no es muy partidario de un gobierno metropolitano, como usted dice...

—En efecto. Ningún programa de ayuda externa, ni la entrada de España en la CEE, podrán evitar que

esta política, en la fase actual de reducción del crecimiento mundial, acabe en una profunda crisis

económica y política; crisis que desencadenarán los fautores objetivos que antes te mencioné y los

subjetivos previsibles de la critica, de las que no estarán ausentes los candidatos provinciales del propio

centro Suárez, quo se sentirán profundamente traicionados en los intereses que representan.

En cambio si en la formación del nuevo Gobierno prevalecen lo* diputados rurales mayoritarios, la

política más probable será la siguiente: reforma fiscal más justa, pero con menos aumento del gasto

público, porque irá acompañada de la reducción de subvenciones al consumo urbano por incremento de

los precios energéticos, de alimentos y servicios públicos. Reducción de los circuitos privilegiados del

crédito, con regionalización progresiva del crédito; freno de la oferta monetaria y aumento de los tipos de

interés. Reducción gradual de los precios y salarios; fuerte política de rentas para aproximar los salarios y

beneficios rurales y urbanos. Homogeneización del arancel e impulso a la comercialización externa e

interna; freno de las importaciones industriales sustituibles y sustitución de productos agrícolas, y menor

devaluación. Y sobre todo, descentralización de la política de localización industrial y cambio de la

estrategia de grandes a pequeños proyectos, intensivos de trabajo. Esta política podrá resolver el problema

económico y ampliar el voto futuro del centro Suárez. Es, finalmente, la más compatible con la entrada de

España en la CEE y la que más garantiza que España resulte ser una aportación estable y constructiva a

Europa.

Pablo GARCÍA DE SOLA

 

< Volver