Autor: JASA. 
   La UCD, a por los 300 (o 3.000 puestos públicos)  :   
 Purga inexorable de los últimos residuos franquistas: ¡cuidado, Sr. Presidente!. 
 El Alcázar.    11/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Información política

LA UCD, A POR LOS 300

3.000 puestos públicos

Purga inexorable de los últimos residuos franquistas: ¡cuidado, Sr. Presidente!

Los meteorólogos de Presidencia se han marcado un gol al elegir las fechas de vacaciones que

habría de disfrutar el primer ministro Suárez. No hay nubes en el horizonte, aunque se presagia

alguna tormenta. El jefe del gabinete puede preparar por lo tanto tranquilamente a través de la

mediación de Gastón Thorn (empleando como mentor a Camuñas) la homologación europea

de su partido y, lo que es más importante, su periplo por varias naciones del continente.

Mientras tanto, estudiará seguramente la redacción más favorable de la nueva ley de

Administración Local con lo que (una vez completada la red de gobernadores fieles en toda

España) el Gobierno puede afrontar con audacia —la mejor cualidad, dicen, del jefe del

Gobierno— las elecciones municipales. Esperan más de 100.000 plazas de concejales

distribuidas en 9.000 municipios, y UCD no desdeñará coger buen bocado. Para ello, en los

próximos meses "peinará" (como ya hizo durante el referéndum y las elecciones generales) la

estructura de las pequeñas localidades a fin de disponer de una situación consolidada.

Martín Villa dejó bien sentado que los gobernadores no son solamente representantes del

Gobierno sino miembros del partido en el poder. Es de esperar que sean consecuentes con

este mandato.

TODO PARA UNO

Está claro, por lo tanto, que el gobierno no está dispuesto a compartir el poder, sino que, muy

al contrario, moverá todos los resortes a su alcance para continuar detentándolo el mayor

tiempo posible. El Movimiento Suárez o Partido Revolucionario Institucional Español (como

gusten llamarlo} quiere mantener una bipolaridad ventajosa empleando una táctica bien eficaz

de "avance paulatino y progresivo" al mismo tiempo que absorbente. Ciertamente, dentro de

poco apenas quedará cargo público alguno que no sea desempeñado por un hombre de UCD.

Tras la caída de García Hernández en el Banco Exterior se rumorea con una labor de zapa en

medios allegados a los instrumentos de crédito estatal para purgar todo residuo de franquismo.

Es de esperar que entre ellos se incluya al actual primer ministro y ex ministro secretario

general del Movimiento. De esta forma se espera eliminar personajes molestos al tiempo que

se gratifican nuevos favores a la coalición, ahora ya partido único. Mientras tanto, el flamante

ministro de Obras Públicas y Urbanismo, don Joaquín Garrigues, carga sobre el "Estado

nacionalsindicalista" todas las diatribas imaginables, culpándole de todos los males

acontecidos en los últimos cuarenta años. Según reproduce Cambio 16, el ministro "está

atónito ante este estado nacionalsindicalista del derroche que padecernos" y entiende que "el

llamado Estado nacional-sindicalista ha fomentado el intervencionismo del Estado para resolver

todos los problemas económicos, concediendo subvenciones".

Por su condición de empresario y de político, el Sr. Garrigues debería saber que el Estado

Nacionalsindicalista no ha existido jamás en España, si por tal entendemos, como figuraba en

la doctrina de sus fundadores, una revolución nacional al servicio de la justicia social. Y que

precisamente todas las realizaciones de carácter avanzado en el campo de lo social fueron

promovidas por los pocos hombres de origen netamente nacionalsindicalista que participaron

en los gobiernos de Franco. Sorprende, además, que el Sr. ministro de Obras Públicas y

Urbanismo se atreva a denunciar los "privilegios y oligopolios" del "Estado Nacionalsindicalista"

siendo así que pertenece a una familia de amplias conexiones con las multinacionales, de

consolidado poderío económico y de experimentada presencia en altas responsabilidades bajo

las órdenes del General Franco.

¿DONDE ESTA EL ESTADO NACIONAL-SINDICALISTA?

Y para mayor escarnio, el ministro concluye: "No sólo creo que sigue vivo el Estado

Nacionalsindicalista, sino que creo que nuestro sistema económico sigue funcionando

básicamente sobre ese modelo, que la operación política y económica que tenemos que

realizar entre todos es la de elegir por fin un sistema económico claro, dejando de lado los

híbridos". Que el Estado Nacionalsindicalista permanece vigente como alternativa frente a los

abusos del capitalismo y los excesos del marxismo es algo que está claro. Pero afirmar que el

actual entramado de intereses, de corrupción y de expolio del patrimonio de los trabajadores es

consecuencia del "Estado nacionalsindicalista" es una tomadura de pelo, y más aún el afirmar

que "nuestro sistema económico sigue funcionando básicamente sobre ese modelo".

D Sr. Garrigues debería saber que la Falange propugna un sistema de socializaciones

respetuoso con la propiedad privada basado en el sindicato de empresa y en la gestión directa

de los trabajadores de los medios de producción. ¿Pretende decir que este es el sistema

vigente en España?

LA FALANGE, CHIVO EXPIATORIO

Don Joaquín Garrigues Walker quiere servirse del´ concepto "nacionalsindicalismo" como chivo

expiatorio, y como cabeza de turco de todos los abusos cometidos en España por un

capitalismo que jamás ha mentado ni reconocido los derechos y reivindicaciones de los obreros

hasta que la sociedad liberal ahora dominante le exigió Ja estrategia del halago. Las supuestas

responsabilidades del Estado Nacionalsindicalista que nunca se implantó en España son

responsabilidades comunes a muchos miembros del Gobierno.

JASA

 

< Volver