Mantendrán en el exilio su postura testimonial. 
 Giral resuelve en parís las discordias entre republicanos     
 
 Diario 16.    26/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Sábado 26febrero 77/DIARIO16

Mantendrán en el exilio su postura testimonial

Giral resuelve en París las discordias entre republicanos

PARÍS, 26 (D16)._El presidente de Acción Republicana Democrática Española (ARDE), Francisco Giral,

se entrevistará este fin de semana en París con el presidente de la República Española en el exilio, José

Maldonado.

El objetivo de la visita de Giral es "arreglar por las buenas" las discordias que han enfrentado a los

republicanos del interior y del exterior, con motivo de la presentación de la solicitud de legalidad de

ARDE en Madrid.

Para Ma1donado, a quien D16 entrevistó ayer viernes en su apartamento de París, "se trata tan sólo de

diferencias tácticas y no de una querella, como afirma la prensa. Nosotros no hemos puesto ningún reparo

a la lega1ización de ARDE, lo cual significa tan sólo reconocer una situación de hecho que no puede en

absoluto en causa las instituciones de la República".

"Una cosa son las instituciones de la República y mi cargo de presidente y otra es el partido. Las

instituciones de la República no se identifican con ningún partido en particular, sea ARDE u otro. En

tanto que presidente, mi cargo es incompatible con la pertenencia al partido, yo estoy por encima de los

partidos", añadió.

No habrá problemas

Esto es lo que, según Maldonado no comprenden algunos de sus amigos de España, "pero estas

diferencias tácticas son perfectamente superables",

"La legalización de ARDE - afirma el anciano profesor y abogado en el exilio- no servirá para perpetuar

el estado de hecho que hay en España actualmente, sino que contribuirá a transformarlo. Y, por otra parte,

si el Gobierno niega la legalidad para los republicanos será una oportunidad de hacer un nuevo mitin de

las Salesas como fue la defensa de Jiménez de Asua en 1930."

El presidente manifestó que no es cierto que ni a él ni a Fernando Valera (jefe del Gobierno republicano

en el exilio) les hayan propuesto ser candidatos en las próximas elecciones.

"Las candidaturas las propone el partido y nadie nos ha hecho tal propuesta ni a mí ni a Valera. Si nos

presentáramos, traicionaríamos el sentimiento republicano en lo más profundo. Disolver ahora las

instituciones seria una falta gravísima, de la que tendríamos que rendir cuentas."

La situación de la Monarquía es según Maldonado muy inestable, y aunque acepta que hubo una cierta

evolución en España, sigue calificando el proceso de falsa democratización.

"El Gobierno ha cambiado, desde el proyecto Arias a Suárez y a la eliminación de la ventanilla. Son

cambios, pero no gracias a la buena voluntad de los que gobiernan sino a la presión de la oposición

democrática, en el interior y en el exterior", dijo

Lo que diga el pueblo

Maldonado afirmó que sólo volvería a España el día que el pueblo español tenga un régimen legitimo.

"El franquismo es legal, pero no legítimo, sólo la República es un Gobierno legítimo. Se trate en el

proceso español, de entroncar la legalidad de ayer con la de mañana. Lo que legitima un poder es el

sufragio universal. Si hay elecciones que se realizan con garantías democráticas reales, yo me someteré al

veredicto del pueblo español´´, enfatizó.

"Nadie puede pretender de nosotros que hagamos lo que don Juan de Borbón no ha hecho por su hijo:

abdicar. Cuando él no lo hizo es porque tiene razones poderosas. Esa es una Monarquía impuesta por

Franco", añadió.

En cuanto a la posible reanudación de relaciones hispano mejicanas, Maldonado manifestó: "El Gobierno

de Méjico ha sido siempre un ejemplo de dignidad internacional y durante la guerra civil, en la que los

republicanos defendimos unas instituciones legítimas, desde Cárdenas a hoy el Gobierno de Méjico ha

sido fiel a estas instituciones".

"Si hoy Méjico plantea retomar relaciones con el Gobierno de Madrid es un asunto que le concierne y por

el cual no guardaremos ningún rencor ni haremos ningún reproche y no modificará en nada nuestro

reconocimiento imperecedero por su actitud pasada", concluyó.

 

< Volver