Autor: J. N. . 
 Mientras a Alfonso Guerra no le entusiasma la idea de un Gobierno de concentración. 
 Rotundo mentís de varios ministros a la crisis de gobierno     
 
 Pueblo.    03/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Mientras a Alfonso Guerra no te entusiasma ta idea de un Gobierno de concentración

ROTUNDO MENTÍS DE VARIOS MINISTROS A LAMADRID.

(PUEBLO, por J. N.)

Las declaraciones del presidente del Congreso y diputado de "UCD, señor Álvarez de Miranda respecto a

la necesidad de formar un Gobierno de concentración nacional han levantado una auténtica polvareda.

Si Álvarez de Miranda se muestra, partidario de un Gobierno de concentración nacional. Antonio Fontán,

presidente del Senado y también miembro de UCD en otras declaraciones hechas a los informadores en

Cortes se manifestó rotundamente contrario al Gobierno de concentración nacional añadiendo que no

habla razones políticas para una crisis de Gobierno. En opinión del señor Fontán, e! partido UCD tiene la

mayoría, en el Parlamento, y el actual Gobierno debe continuar con la tarea comenzada hasta terminarla,

en ese momento dijo el señor Fontán se debe ofrecer al país mía alternativa diferente «que no sería

posible si ahora «piáramos por un Gobierno de concentración nacional´,

En medios próximos a UCD se señaló a la agencia Europa Press que las desavenencias en. el sena de este

partido se reducen al deseo de cada uno de ]os sectores del mismo de influir en la Formación del comité

ejecutivo que quedará, «instituido seguramente la próxima semana. Con respecto al comité ejecutivo

parece ser los que piensan que dicho comité debe estar formado por un equipo coherente, dinámico y de

talante democrático y los que piensan que hay que producir el esquema de coalición y hacer un reparto en.

función de los «preparados» que dieron jugar a la coalición de UCD.

Lo cierto es que el llamamiento desde ciertos sectores de la derecha Y de la izquierda para formar un

Gobierno de concentración nacional pueden producir usa cierta psicosis en este país que sale de una etapa

dictatorial a ]a democracia después de las pasadas elecciones del 15 de junio. En definitiva los problemas

y la difícil situación económica que tiene planteada el país no se resolverían sin ciertos traumas con la

formación de un Gobierno de concentración nacional.

JOSÉ MARIA DE AREILZA, uno de los hombres que en su día trabajo intensamente por la constitución

de un «centro» ha manifestado que la «idea de la formación de un Gobierno de concentración y

conciliación nacional me parece oportunas posiblemente necesaria. La gravedad de los problemas que

tiene planteados en este momento España requiere un gran esfuerzo colectivo y una generosa alteza de

miras por encima de los intereses partidistas.»

El Partido Comunista de España insistentemente aboga por un Gobierno de concentración nacional como

única solución posible a la crisis. Por su parte, el PSP no descarta esta posibilidad, pero «en última

instancia».

Por su parte, el ministro de Obras Publicas JOAQUÍN GARRIGUES WÁLKER, ha declinado que

«dentro del Gobierno hay tranquilidad absoluta. Las dificultades que estamos atravesando son las que

corresponden a La difícil situación del país». En opinión del ministro, la situación vista desde dentro no

es la misma que se saca leyendo los periódicos», y añadió que encuentra desproporcionadas las

especulaciones en torna a una supuesta crisis del partido UCD Y del Gobierno, También se manifestó

contrario a un. Gobierno de concentración nacional. IGNACIO CAMUÑAS, ministro de filiaciones con

las Cortes, se mostró igualmente en contra del Gobierno de concentración nacional. FERIANDO ABRIL,

vicepresidente tercero del Gobierno para Asuntas Políticas, manifestó a los periodistas que ni en UCD ni

en el Gobierno había, crisis pero sí dificultades señalando que la una criatura que esta, naciendo hay que

ayudarla», dijo refiriéndose al proceso político español, al indicó que «hay muchas razones para ser

optimistas´-.

ALFONSO GUERRA, secretario de Organización del PSOE, «numero dos» del partido, declaró a

PUEBLO que cuando se habla de Gobierno de coalición o de concentración nacional es preciso concretar

qué se entiende por esa abstracción poética. Porque «a priori» uno no está ni en contra ni a favor de esas

fórmulas, sino que es en función de las condiciones en que se construyan «los Gobiernos como uno puedo

optar por participar o no. En definitiva, es un problema de relación de fuerzas. Formar parte de un

Gobierno e» el que un partido de izquierdas se umita a ser testigo de un proyecto social y económico de la

derecha sería favorecer el mantenimiento de injusto desequilibrio contra la clase trabajadora. En las

elecciones del 15 de junio la coalición de UCD resulto mayoritaria, y les corresponde la responsabilidad

de gobernar, si es incapaz de hacerlo o si fracasa, entonces habría que plantearse una situación nueva.

También depende de la valoración subjetiva que se haga de esa necesidad. Hay quien la hace por interés

del pueblo, y otros, porque se les escapa el tiempo para ser ministros. También puede interpretarse como

un intento de salvarse Suárez y UCD,.. Otra cosa es un Gobierno en QUe ,1a izquierda tenga la suficiente

fuerza para modificar las estructuras de este país, eso es distinta».

La actualidad política se ve copada por el tema del Gobierno de concentración nacional. Evidentemente,

para el PSOE las condiciones no tan variado como para acudir a ese Gobierno de concentración nacional.

Los comunistas continúan insistiendo en que es la única salida a la crisis y a esta. opinión se une ahora

cierto sector de la derecha. Pero parees poco probable que baya una crisis Inmediata de Gabinete, a pesar

de las tensiones internas en el seno de UCD. Antes de llegar a un Gobierno de concentración nacional

tendrían que pasar muchas cosas, seria la última salida de una situación que, aunque crítica, no es

desesperada.

 

< Volver