Autor: Vallejo Alonso, Soledad. 
 Legalización de Acción Republicana Democrática Española (ARDE). 
 Ejercicio de la tolerencia, el respeto mutuo y el diálogo pacífico     
 
 Pueblo.    03/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Legalización de Acción Republicana Democrática Española (ARDE)

"EJERCICIO DE LA TOLERANCIA, El RESPETO MUTUO Y EL DIALOGO PACIFICO"

• Trataremos de convencer a la gente de que es mejor lo nuestro, pero nada más

Declaraciones de Prada Mando, presidente de ARDE

MADRID. (PUEBLO, por SOL VALLEJO.) — La comunicación oficial de que éramos legales la

tuvimos por la noche, pero la escrita la tengo yo en este momento en la mano. Me la acaban de dar, decía

entusiasmado Eduardo Prada Mando, presidente en funciones de ARDE (Acción Republicana

Democrática Española) al haber sido definitivamente legalizados junto con Esquerra Republicana.

—Para nosotros esto es la reparación, en parte, de una injusticia de cuarenta y tantos años el no reconocer

a un grupo, a un partido republicano, que es el único que tiene la patente de democrático. Era una

incongruencia que se reconociera a todos los partidos marxistas, que se reconociera a Fuerza Nueva, y no

se reconociera a ARDE.

ARDE, que se constituyó en 1959 por la unión de los partidos republicanos Izquierda Republicana.

Radicales Socialista, Unión Republicana y Republicanos Federales, «representa —dice su manifiesto— la

continuidad de cuanto hay de noble, elevado y permanente en la tradición del republicanismo liberal

español». «Aspira —añade— a promover la concordia nacional que desarme las pasiones y liquide los

odios y rencores de la guerra civil; a crear un clima de convivencia cívica entre los españoles de todas las

ideologías, por el ejercicio de la tolerancia, el respeto mutuo y el diálogo pacífico, sobre la base de un

régimen republicano, democrático y liberal, dirigido libremente por el pueblo.

—Prada, ¿por qué han tardado tanto en reconoceros legalmente?

—Sinceramente, creo que la palabra «República» asusta, pero nosotros llevamos ya actuando, tolerados

aunque no legalizados, desde octubre del año pasado, cuando celebramos nuestro primer congreso, por

tanto, ahora nuestra actuación va a seguir siendo la misma. Queremos participar en las elecciones

municipales, y tener una parcela para actuar democráticamente dentro de la democracia que se quiere

construir. A nosotros el haber sido legalizados, nos causa la satisfacción de que los directivos ya no

vamos a violentar a nuestros correligionarios, porque el Partido Republicano no es un partido de

clandestinidad. Al estar reconocidos la gente vendrá, ya sin miedo, en grandes cantidades, porque aunque

ya contábamos con ellos, hasta ahora no querían que figuraran sus nombres.

—¿ARDE tiene ya cuadros preparados para las próximas elecciones?

—Por supuesto, tenemos cuadros preparados para toda España. Nosotros somos un partido de ámbito

nacional. También estamos preparados para las próximas elecciones a Cortes, donde vamos a ir a la

lucha; a la lucha normal, civilizada, y esperamos estar representados en las próximas Cortes.

—¿Cómo habéis conseguido la legalización? ¿Habéis mantenido alguna negociación a nivel de

Gobierno?

—No. Se ha conseguido por la presión del pueblo español y la Prensa, que en esta última quincena ha

influido muchísimo pidiendo la legalización de ARDE, porque han considerado que era una injusticia

tremenda. Por supuesto, también estamos muy agradecidos a los partidos, sobre todo al PSOE. que es el

que ha roto una lanza fabulosa a favor nuestro en las Cortes, en el discurso del secretario general El PT; la

ORT; el Partido Carlista; la liga Comunista se han volcado pidiendo la legalización de ARDE, lo que no

han hecho otros partidos que tenían tanta obligación moral, o más, que ellos de hacerlo y no lo han hecho.

—En las Cortes, ¿presentaréis la alternativa de «Monarquía o República»?

—Nosotros vamos a aceptar siempre la voluntad popular. Si al pueblo español se le hace una consulta

honrada y totalmente libre sobre la forma de Gobierno que quiere y el pueblo español se inclina por la

Monarquía, Acción Republicana Democrática Española acatará esa institución que ha querido el pueblo,

aunque no la sirva, porque el servirla, el ser servil, es servir a quien no le es a uno grato. Nosotros no

tenemos nada contra la Institución Monárquica. Solamente creemos que la democracia integral está en la

República, pero, repito; si el pueblo español quiere ser monárquico nosotros no vamos a ponernos en

contra de sus deseos si somos demócratas. Estaremos en la oposición y trataremos de convencer a la gente

de que es mejor lo nuestro, pero nada más.

 

< Volver