Sectores de UCD quieren rectificar la imagen "izquierdista" del partido  :   
 Los acuerdos de la Moncloa han creado tensiones en el seno del partido gubernamental. De momento, la remodelación del Gobierno parece aplazada. 
 Ya.    25/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

25-X-77

Sectores de UCD quieren rectificar la imagen "izquierdista" del partido

Los acuerdos de la Moncloa han creado tensiones en el seno del partido gubernamental

• De momento, la remodelación del Gobierno parece aplazada

Los acuerdos de la Moncloa, y más concretamente su contenido programático de centro-izquierda, han

provocado innegables tensiones en el seno de UCD. Consecuencia de ello, la remodelación del Gobierno

se retrasará algo más de lo previsto, mientras se libra la batalla del procede una pequeña crisis o retoque

del actual gabinete o se va a una remodelación de más largo alcance y más hacia el centro-derecha.

A los animadores del pacto de la Moncloa" se les imponía la evidencia de que los acuerdos con la

izquierda parlamentaria solo eran posibles a base de hacer concesiones y formular un programa de centro-

izquierda—sobre todo en el ámbito económico—, que no es el programa de UCD. Ante esta realidad,

ciertos sectores más conservadores del partido gubernamental pretenden rectificar la imagen

"excesivamente izquierdista" que Unión de Centro Democrático puede dar después de los acuerdos con

los partidos parlamentarios. A Juicio de estos sectores, se debe hacer una política de izquierdas cuando las

izquierdas ganen las elecciones. Pero entienden que después del triunfo de UCD el pasado 15 de junio

hay que desarrollar una política en consonancia con el electorado que dio esa victoria en las urnas, es

decir, una política de centro-derecha. Y no sólo en el aspecto económico, sino también en el educativo,

familiar y social en su más amplio sentido.

Capitán de esta "operación hacia la derecha" es, según se comenta en círculos políticos, el ex ministro de

la Presidencia en el primer Gobierno Suárez y senador por designación real no integrado en el grupo

parlamentarlo de UCD, don Alfonso Osorio, quien estaría secundado dentro la propia UCD por el

diputado don José Luis Ruiz-Navarro.

MUNICIPALES, AL FONDO

Hoy por hoy parecen ser pocas las posibilidades de que el presidente Suárez ceda a estos presiones. Pero

de momento, la remodelación prevista del actual gabinete queda aplazada. No muy lejos, sin embargo,

están las elecciones municipales, y UCD se plantea la conveniencia o no de acudir a ellas con «una

imagen centro-Izquierdista, dado que, evidentemente, su "clientela derechista" se encuentra disgustada

con la marcha de UCD. La amnistía y las reformas previstas sobre despenalización de ciertas conductas

tipificadas actualmente como delitos en el Código Penal, más otras que pudieran seguir en un nuevo

intento de ampliación de] campo de las libertades, bien pudieran Inclinar a estos sectores "derechistas"

que el 15 de junio votaron UCD, a prestar en las municipales su confianza a los partidos que claramente

se auto sitúan a la derecha.

Así pues, aun tratando de respetar los pactos de la Moncloa, UCD podría, por estrategia política, dar un

giro hacia la derecha a fin de presentar ante e1 electorado una cara mis conservadora. En este supuesto,

estaría por ver la reacción última de loa sectores liberales y socialdemócratas de UCD, que, con

anterioridad a las elecciones, militaron en la llamada "oposición moderada". El tema preocupa en las altas

instancias del partido gubernamental, y el arbitro de las tensiones bien podría ser el actual portavoz de

UCD en e1 Congreso, don Leopoldo Calvo-Sotelo.

 

< Volver