Ofensiva política de tres "figuras" de UCD. 
 "Suárez, único hombre con capital político para ser presidente del partido y del Gobierno" (Garrigues Walker)  :   
 "Acepto la disciplina interna de UCD" (Alvarez de Miranda). 
 Informaciones.    20/09/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

«Suárez, único hombre con capital político para ser presidente del partido y del Gobierno» (Garrígues

Walker)

"Acepto la disciplina interna de U.C.D." (Álvarez de Miranda)

MADRID. 20 (INFORMACIONES).

NO he hablado con Areilza desde que cenamos juntos en el homenaje a Satrústegui, ha manifestado a

«ABC» el presidente del Congreso, señor Álvarez de Miranda, a su regreso de Munich, al ser preguntado

sobre sus supuestas vinculaciones políticas extra-U.C.D. El señor Álvarez de Miranda ha asistido, en la

abadía de Ottoboiden, a un «encuentro» entre políticos democristianos de diversos países y jerarquías de

la Iglesia católica. Por parte española asistieron el ministro de Educación, don Iñigo Cavero; el diputado

catalán don Antón Cañellas; el secretario de la Conferencia Episcopal Española, don Jesús Iribarren, y el

arzobispo de Zaragoza, monseyor Elias Yones.

En relación con sus declaraciones acerca de la oportunidad de un «Gobierno de concentración nacional»,

el presidente del Congreso dice que no quiere insistir en lo que es un criterio estrictamente personal y

opinable. «Acepto la disciplina interna del Partido U.C.D. —dice— y obvio mi opinión sobre este tema.»

Al referirse a la fuerza de la democracia cristiana dentro del partido del Gobierno, afirma que Unión de

Centro Democrático está elaborando ahora su ideología como partido. Tiene responsabilidades de

Gobierno y no se le puede urgir una nitidez perentoria; pero en ese programa yo sé que están presentes los

ingredientes esenciales del humanismo cristiano. Dentro de la U.C.D., la democracia cristiana tiene una

considerable parte alícuota. El pensamiento cristiano fue asumido y así se presentó en sus mítines.» Por

su parte, el ministro de Obras Publicas y Urbanismo, don Joaquín Garrigues Walker, en sus declaraciones

al mismo periódico dice que el actual Gobierno ha heredado problemas complejísimos del pasado

inmediato, y que en su seno hay hombres con más afinidades que diferencias ideológicas. «Hace falta

tiempo manifiesta textualmente— para conseguir un grado óptimo de cohesión.» Sobre el orden público,

manifiesta que «sin la concesión de una amnistía total en todos los frentes, que ponga fin definitivamente

al paréntesis de excepción abierto por la guerra civil, será muy difícil, por no decir imposible, el

restablecimiento del orden público en este país. A partir de ese momento, un nuevo Estado democrático

está más obligado a mantener el orden público en cualquier circunstancia y a cualquier precio». Sobre el

deterioro de la imagen del presidente del Gobierno, el titular de Obras Públicas afirma que «Adolfo

Suárez es en estos momentos el único hombre que dentro de la U.C.D. posee capital político suficiente

como para ejercer las funciones de presidente del partido y presidente del Gobierno. Creo que la opción

de Suárez no está gastada todavía y que su imagen se puede fortalecer todavía si afronta sin vacilaciones

la grave crisis económica». En la entrevista califica la crisis como gravísima, al poner en riesgo no sólo la

continuidad del Gobierno, sino la recién estrenada democracia, y que la solución existe; «lo que ocurre —

dice— es que hay que aplicarla sin vacilaciones y asumiendo su coste político. En otras palabras, quienes

estamos en el Gobierno y en el Parlamento deberíamos, por un momento, olvidar nuestro propio futuro

político y hacer lo que creemos mejor para al país».

 

< Volver