Autor: Fontán Pérez, Antonio. 
   El compromiso histórico del centro     
 
 ABC.    11/06/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

El compromiso histórico del centro

Con la buena acogida electoral que, según todas las previsiones razonables, le aguarda, la Unión de

Centra Democrático adquirirá con España un compromiso al que ha de hacer honor: el de mantener el

acuerdo entre los partidos y grupos que la forman, durante la próxima legislatura.

Sean mayoría absoluta o relativa, los futuros parlamentarios de la Unión de Centro Democrático van a

constituir el eje de la vida política nacional y están obligados, por razones morales y por patriotismo, a

cumplir el mandato que reciban de les votantes españoles en los términos precisos en que les es otorgado.

Los ciudadanos españoles que aporten sus sufragios a la Unión de Centro Democrático el próximo

miércoles 15, lo van a hacer votando a 1a coalición que se les ha ofrecido, tal cual se ha presentado a los

comicios. Es decir, con la legítima representación de las ideologías demócrata cristiana, liberal y

socialdemócrata. bajo el liderazgo del actual presidente del Gobierno, brindando a loa españoles la

esperanza de consolidar una Monarquía constitucional y democrática en la dirección a que apunta la ley

de la Reforma Política de diciembre del 76, y con la promesa no sólo de redactar una Constitución, sino

de respaldar y llevar a cabo con urgencia un plan de reconstrucción económica que permita que e1 país

salga con bien de la crisis de la transición y entre normalmente y por la puerta grande en la Comunidad

Europea.

Semejante compromiso no significa que los partidos y políticos de la Unión de Centro Democrático hayan

de perder sus respectivos colores para diluirse en un suave tono gris, impersonal y aburrido. Pero si exige

que antepongan los intereses generales a los particulares y que sean conscientes de las responsabilidades

contraídas.

Esto implica, además, una disposición abierta al entendimiento con los otros, porque ninguna de las tres

grandes operaciones políticas que han de realizare; en los próximos meses en España será viable sin un

mínimo consenso sobre las cuestiones básicas entre lo que puede y debe ser Gobierno y lo que vaya a ser

aposición, a la derecha y a la izquierda de aquél Ni la Constitución, ni el establecimiento de las

autonomías regionales, ni la reconstrucción de la economía podrán, consumarse con éxito si no se presta

oído a todas las voces que se aleen en el Parlamento, apoyadas en un número estimable de votos. Porque

no con temas que puedan decidirse por exiguos márgenes, si se quiere que las soluciones alcanzadas

tengan la duración que 1a hora actual de España demanda.

Parece que el Centro Democrático se halla en condiciones de servir de interlocutor válido con la derecha

y con la tequí en la. Es seguro también que loe actuales candidatos que lleguen a sentarse en el

Parlamento habrán visto y comprobado, en sus incesantes recorridos por todos loa lugares de sus

provincias respectivas y por todo el territorio nacional, que la aspiración predominante entre los españoles

es la de lograr una pacifica y progresiva convivencia, bajo unas instituciones políticas modernas,

parecidas a las de los otros países de Occidente en un régimen de libertades y de respeto. Nada más y

nada menos.

Contribuir a que esa aspiración se transforme en realidad es, nada más y nada menos, que el compromiso

histórico que están obligados a honrar los próximos senadores y diputados de la Unión de Centro

Democrático.

—Antonio FONTAN.

 

< Volver