Autor: Jáuregui, Fernando. 
 Maniobras contra el equipo económico. 
 UCD, enfrentada en dos alas     
 
 Diario 16.    24/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Lunes 24-octubre 77/DIARIO 16

Maniobras contra el equipo económico

UCD, enfrentada en dos alas

Femando Jáuregui

MADRID, 24 (D16J. — La reforma del Gabinete, que puede producirse en el curso de esta quincena, será

más importante de lo que inicial-mente se pensaba si triunfan determinadas iniciativas en el seno de UCD.

Se podría llegar Incluso a la caída del equipo económico, Fuentes Quintana - Fernández Ordóñez, como

consecuencia del enfrentamiento de dos alas opuestas dentro delk partido gubernamental.

Fuentes demócratas cristianas de UCD admitieron ayer que cabe la posibilidad de un "reequilibrio" del

partido en el poder en el curso de la próxima semana. Las mismas fuentes añadieron que recientes

reuniones de los miembros del teóricamente desarticulado grupo Tácito podrían tener influencia en este

"reequilibrio".

Osorio resurge

Observadores políticos estimaron que mediante estas reuniones se trataría de de-volver un protagonismo

político a los "tácitos", lo que supondría, de rechazo, un giro a la derecha de UCD, entre cuyas alas más

conservadoras se encuentran los miembros de Tácito. Paralelamente, en medios políticos se ha detectado

el progresivo ascenso de usa figura que parecía relativamente olvidada: el democristiano de UDE, ex

vicepresidente del Gobierno, Alfonso Osorio, a quien hoy se considera bastante alejado del área de

influencia e Intimidad dfi Adolfo Suárez.

El notarlo José Luis Alvarez, considerado uno de los principales promotores de estas reuniones de los

"tácitos", desmintió, sin embargo, que tales encuentros tuvieran lugar de una manera formal: "Tácito

desapareció, aunque las amistades no sé pierden."

De ser ciertas algunas estimaciones, Influyentes sectores de UCD, entre ellos algún miembro de los ex

"tácitos", no verían con buenos ojos ¿a firma de vin pacto con fuerzas políticas parlamentarias sobre el

programa económico del Gobierno, que para ellos abre una dialéctica de consecuencias imprevisibles.

Esto supon dría la existencia de dos bloques en UCD, fcal vez a punto de enfrentarse: un ala " tácitos

"democristianos y lo que viene siendo considerado el ala más progresiva del partido centrista, que

coincidiría con el sector representado por el soclaldemocrata ministro de Hacienda, Francisco Fernández

Ordóñez.

Minar las bases

Otra versión, procedente del grupo parlamentario de UCD, señala que, al mismo tiempo, Suárez trataría

de alejar del Gobierno a los "Jefes de fuá" de los partidos integrados en UCD e introducir en el Gabinete a

gente sin claros intereses .partidarios, aunque miembros de UCD. Fernandez Ordóñez, cabeza de un

influyente grupo aglutinado en el Partido Socialdemócrata, y Joaquín Garrigues, presidente de la

Federación de Partidos Demócratas y Liberales, y ministro de Obras Públicas, serían en este caso los dos

miembros del Gobierno más directamente afectados. El ministro de Economía, Enrique Fuentes Quintana,

se vería arrastrado por la caída de Fernández Ordónez.

Paralelamente, se trataría de "minar las bases" del partido de Fernández Ordoñez. El imprevisto

nombramiento del socialdemócrata Luis Gamir como presidente del Banco Hipotecario tendría este

sentido.

Todo ello, al margen del muy probable cese del ministro de Trabajo, Manuel Jiménez de Parga, quien,

además de algunos desaciertos personales en su gestión, se habría ganado la oposición cerrada del PSOE

ante lo que los socialistas consideran un "apoyo soterrado" del ministro de Trabajo a´ Comisiones Obreras

ante las elecciones sindicales.

La "bomba" de Garrigues

Paralelamente, y sin excesiva conexión aparente con todo lo anterior, se publicó ayer en el diario "ABC"

un artículo del ministro Joaquín Garrigues que fue considerado por algunos sectores como un ataque a las

"concesiones" hechas por Suárez a la oposición con motivo de las negociaciones para llegar al pacto de la

Moncloa.

En su artículo, "Gobernar no es ceder", Garrigues hacía un encendido elogio de la política llevada a cabo

en Gran Bretaña por el laborista Callaghan, quien, a base de congelar los salarios, con sólo un 10 por 100

de crecimiento, y de " flexibilizar jas plantillas", logró sanear la economía británica en un año.

Garrigues elogia la firmeza de Callaghan al no ceder a críticas y presiones en la elaboración y puesta en

práctica de su programa estabilizador. Finalmente, el ministro parece criticar explícitamente el pacto de la

Moncloa, señalando simplemente que "responde a otra estrategia de gobierno distinta,..".

Puentes bien informadas señalaron que, al margen de su posible desacuerdo con la manera cómo se ha

gestado el pacto, Garrigues habría mantenido algunas suspicacias-a raíz de las visitas que miembros del

PSOE (al parecer, Enrique Múgica y Javier Solana) realizaron a Fernández Ordoñez y al propio

Garrigues, proponiendo alternativas dé gobierno caso de un naufragio de UCD.

Más tarde, y una vez logrado el pacto sobre el programa económico del Gobierno, Felipe González

negaría que su partido estuviese dispuesto a integrarse en cualquier Gabinete de concentración. Sin

embargo, las conversaciones exploratorias entre el PSOE y ambos ministros habrían incidido en la

posibilidad de un Gobierno formado por socialistas, encabezado por Felipe González, más los "restos del

naufragio de UCD", como Garrigues, Fernández Ordoñez y. tal vez. el democristiano ministro de

Educación, Iñigo Carero.

 

< Volver