Autor: ;Giral, Francisco. 
   Carta abierta al presidente Suárez     
 
 Diario 16.    28/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Carta abierta al presidente Suárez

En información enviada desde México hoy mismo (Miguel Morer en DI6) nos sorprende en grado

máximo la afirmación atribuida a usted de que "no existe un grupo republicano coherente que está

interesado en participar en las elecciones". Y nos sorprende tanto más cuanto que eso lo haya dicho usted

precisamente en México, donde existe desde 1939 uno de los focos más importantes del exilio

republicano y uno de los tres lugares en donde se constituyó Acción Republicana Democrática Española

A.R.D.E. —México París Madrid—: en 1959 como fusión de los grandes partidos que gobernaron la II

República (Izquierda Republicana y Unión Republicana) y agregados de muchos republicanos de derecha

y federales.

Este partido ha funcionado en el exilio abiertamente y en el interior de España como "republicanos de

catacumbas", tratamos de salir a la luz pública en mayo de 1975 con motivo de un homenaje a nuestro

presidente honorario, don Claudio Sánchez Albornoz, el cual fue suspendido por las autoridades al tiempo

que se nos inundó de amenazas anónimas; en junio de 1976 el entonces ministro de la Gobernación señor

Fraga nos ofreció autorización para actuar públicamente a cambio de prescindir del nombre

"republicano", compromiso rechazado por nosotros; en octubre de 1976 celebramos, con autorización

gubernativa, un pleno restringido a un centenar de asistentes, a pesar de lo cual se trató de impedir por

otras fuerzas policiales; en febrero de 1977 se solicitó en el Ministerio de la Gobernación la inscripción

del partido en los términos de la ley de 14 de junio de 1976; el 8 de marzo de 1977 tuvo entrada en el

Tribunal Supremo con el número 161977, presumiendo concurrencia de ilicitud penal, según el Ministerio

de la Gobernación; el 19 de abril en curso fue devuelto por el propio Tribunal Supremo, fallando su

incompetencia al citado Ministerio del Gobierno que usted preside. Dada la eficacia y celeridad que el

señor presidente ha demostrado para autorizar otros partidos más controvertidos, es de suponer que pudo

haber tenido noticias de nuestra marginación, que quedaba pendiente de la decisión presidencial, antes de

emprender viaje para México, donde tiene especial resonancia el trato a los republicanos.

Entre tanto, el día 13 del mes en curso y después de un registro policiaco con mandamiento judicial, se

intervino la máquina en que teníamos preparada la propaganda a lanzar, en caso de autorización, así como

todos los ejemplares preparados y calificados de "propaganda subversiva"; de lo cual damos fe los tres

firmantes que fuimos retenidos durante diez horas entre la Dirección General de Seguridad y el Juzgado

de Guardia, uno de los cuales ha cumplido ya ochenta y dos años.

Ignoramos la calidad de coherencia que el señor presidente requiere para un partido político, ya que ha

legalizado varios que con el mismo apelativo presentan un panorama clarísimo de incoherencia política

que acaso favorezca un triunfo gubernamental, de otra manera muy dudoso.

Por nuestra parte, rechazamos de plano el calificativo político de republicano, y cuando presentamos el

programa más claro y más coherente que se inicia nada menos que con la Constitución de 1931 y toda la

legislación derivada incluyendo los Estatutos de Autonomía, todo lo cual ha sido aceptado con elevada

consideración en los más distinguidos niveles políticos y jurídicos del mundo.

Estimábamos muy saludable para el país que en el futuro Parlamento se oyese una serena y ecuánime voz

republicana dispuesta a superar los estragos de la discordia pasada, pero hemos visto con dolor que

debemos renunciar a tan noble propósito como consecuencia de la singular apreciación del señor

presidente sobre la coherencia política, así como de su desigual preferencia por la legalización de los

diferentes partidos políticos.

Madrid, 27 de abril de 1477.

Por A. R. D. E. Régulo Martínez (Presidente Honorario en Activo)

Francisco Giral (Presidente)

Eduardo Prada (primer Vicepresidente)

 

< Volver