Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
   Esto se mueve     
 
 Informaciones.    05/11/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

ESTO SE MUEVE

Por Abel HERNÁNDEZ

CARRILLO es la primera victima de los acuerdos de la Moncloa. ¿Sabes quién va a ser la segunda?

Apunta este nombre: Fraga.» Es la opinión de un destacado político español. A su juicio, la caída del

dirigente eurocomunista es inevitable a no muy largo plazo no sólo por los ataques de Brezhnev, sino,

sobre todo, por la advertencia de Schmidt, seguramente alertado por el P. S. O.E. Fraga presentador de

Carrillo en el Club Siglo XXI, ha reconocido que se acabó definitivamente el franquismo. Su cambio de

imagen y su intento de situarse en el centro-derecha están a la vista. Lo que pasa es que coincide con un

poderoso movimiento de U. C. D. hacia ese mismo lugar. Fraga puede quedarse sin sitio.

Los demócrata-cristianos de la izquierda y de la derecha se están pasando al partido del Gobierno. La

Fundación Konrad Adenauer, que ya funciona en España y que va a funcionar mucho más, está dispuesta

a volcar toda su ayuda a la U.C.D. Hay planes espectaculares. Detrás está la Democracia Cristiana

Alemana, y detrás de ésta, la Internacional. Quieren que la U. C. D. se convierta en un partido compacto

de centro-derecha, con las alas y tendencias que ahora entraña (cristianodemócrata, liberal,

socialdemócrata e independiente), con una columna vertebral de humanismo cristiano; o sea, sin

concesiones al marxismo. Es lo que se está haciendo aceleradamente. Los demócrata-cristianos que van

«por libre» -pierden el tiempo y el dinero.

Mientras tanto, se busca una alternativa de Gobierno de centro-izquierda. Al P. S. O. E. le acucia la

erótica del Poder, pero quiere ser realista. Los dirigentes socialistas saben que tienen que extremar la

imagen para que este repuesto —por si fallaran los «pactos de la Moncloa» o por cualquier otra

circunstancia— fuera aceptado por los Poderes fácticos (Ejército y Capital, sobre todo).

Los contactos, avalados, al parecer, por altas instancias, entre socialdemócratas del P. S. O. E. y

personalidades de la izquierda de U. C. D., ¿responden a estos propósitos? Sería —si así fuera— un

Gobierno de coalición sobre un eje social-demócrata, con incrustaciones liberales y algunos marxistas no

radicales. El centro-izquierda catalán, que empieza a consolidarse, tendría puesto en el equipo. No se

piensa en mañana, sino en pasado mañana, por lo que pueda ocurrir. Ahora mismo, Suárez está en la

cresta de la ola y es insustituible.

INFORMACIONES

5 de noviembre de 1377

 

< Volver