La mayoría de los españoles (58 por 100) apoya a Suárez  :   
 Sólo un 21 por 100 desaprueba la gestión del Jefe del Gobierno. 
 Informaciones.    10/11/1977.  Página: 1-2. Páginas: 2. Párrafos: 16. 

ENCUESTA

Más adhesión a Suárez entre las clases medias que entre las modestas y acomodadas

SU GRADO DE POPULARIDAD ES COMPARABLE AL DE LOS GRANDES ESTADISTAS

La mayoría de los españoles (58 por 100) apoya a Suárez

SOLO UN 21 POR 100 DESAPRUEBA LA GESTIÓN DEL JEFE DEL GOBIERNO

La popularidad de don Adolfo Suárez es baja cuando es nombrado, en julio de 1976, pero comienza a

ascender desde entonces. En octubre (nombramiento del general Gutiérrez Mellado como vicepresidente)

es ya del 58 por 100, y sigue subiendo. En diciembre (referéndum sobre la reforma política) es de! 74 por

100; una ligera contracción en febrero (relaciones con la U.R.S.S.) y un aumento importante en abril

(legalización de] Partido Comunista). A partir de entonces, tendencia al descenso, aunque dentro siempre

de niveles amplios de aceptación de sn política

MADRID, 10 (INFOBMA-CIONES».

EL 58 por 100 de los espa- ñóles aprueba la forma en que don Adolfo Suárez esta desempeñando su co-

metido como presidente del Gobierno; un 21 por 100 desaprueba su gestión, y un 21 por 100 no tiene

formada opinión, según los resultados de una encuesta Icsa-Gallup Dará INFORMACIONES. Kn A

encuesta se abordaron también temas como las medidas económicas, la actuación de las Cortes o la po-

pularidad de cada partido político, que iremos ofreciendo en días sucesivos.

La popularidad del presidente del Gobierno puede considerarse bastante buena en sí misma y similar a la

c.e Presidentes como el norteamericano Jimmy Cárter o el francés Giscard d´Estaing. No obstante, la

popularidad de don Adolfo Suárez ha descendido en los últimos meses, desde su máximo en abril, cuando

un 79 por 100 de los españoles se declaraba de acuerdo con su actuación.

La encuesta fue realizada por Ipsa Gallup en toda España. Dos mil ciento treinta y cuatro personas fueron

entrevistadas entre el 15. y el 25 de octubre últimos. No hay diferencias sustanciales en la popularidad d e

1 presidente del Gobierno según el sexo. Un 59 por 100 de mujeres se declara de acuerdo con su politica,

frente a un 57 por 100 de hombres.

La popularidad del presidente aumenta con la edad de los entrevistados. Así, a partir de los treinta y cinco

años, recibe un gran apoyo (64-66 por 100), mientras ese apoyo es menor entre la población más joven

(un 48 por 100 aproximadamente para las personas comprendidos entre los dieciocho y treinta y cuatro

años).

Al mismo tiempo, su gestión encuentra más censura entre las personas más interesadas por la política, y

por el´o rny más desacuerdo que apoyo entre ese 15 por 100 de la sociedad española que se puede

considerar «nolitizado». Por el contrario, el apoyo es muy superior en las capas menos aficionadas a la

discusión política.

LOS PARTIDOS POLÍTICOS

El 88 por 100 de los simpatizantes de U.C.D. se declaran de acuerdo con la labor de don Adolfo Suárez, y

sólo el 2 por 100 en contra. El presidente encue n t r a también una excelente acogida entre los

simpatizantes del P.S.O.E.,

un 61 por 100 de los cuales aprueban su política; también es Dueña la acogida en el Pacto Democrático

por Cataluña y ,en general, en los partidos de centro o de izquierda moderada. Por el contrario, sólo un 44

por 100 de los simpatizantes de Alianza Popular y un 31 por 100 de los votantes del Partido Comunista

aprueban su actividad al frente del Gobierno. El Partido Comunista es el único, de los grandes partidos,

en el que los votos negativos superan a los positivos. Aparte, por supuesto, de U.C.D., el P.S.O.E.,

Izquierda Democrática y el Pacto Democrático por Cataluña son los partidos donde el presidente

encuentra menos detractores.

La actuación del presidente del Gobierno tiene su mayor refrendo en las poblaciones con menos de 2.000

habitantes, donde el 67 por 100 de los encuestados se manifiesta a favor de la forma en que don Adolfo

Suárez desempeña su cometido. También en ciudades medias (de 30.000 a 100.000 habitantes), más de un

60 por 100 de los encuestados aprueban la labor del señor Suárez. Por el contrario, Madrid y Barcelona,

con el 53 y 54 por 100, respectivamente, de personas que aprueban la actuación del presidente, ostentan

los porcentajes más bajos. En ningún grupo de ciudades el porcentaje de desaprobación para la gestión del

presidente del Gobierno llega al 30 por 100, aunque lo bordea Madrid con el 29.

LAS REGIONES

Desglosadas las 2.134 respuestas por regiones, encontramos que el mayor apoyo al presidente está en la

región Nordeste, es decir, Cataluña, Aragón y Baleares —un 60 por 100—; Levante (es decir, País

Valenciano y Murcia), con el 64 por 100, y Sur (Andalucía y Badajoz), con otro 60 por 100. Por el con-

trario, el apoyo más bajo está en el País Vasco y Navarra —un 44 por 100—; en el Noroeste (Galicia y

León), con un 54 por 100, y en el Centro (Madrid, las dos Castillas), con un 59 por 100.

Piñal mente, don Adolfo Suárez encuentra su mejor apoyo entre las clases medias (un 61 por 100),

porcentaje algo más bajo en la clase acomodada >un 57 por 100) y en las clases modestas (un 56 por 100

a favor de su gestión). Contraria a su labor se muestra sobre todo la clase acomodada, con un 28 por 100

en desacuerdo, mientras ese desacuerdo es mucho menor entre las clases medias y modestas (un 21 por

100).

Resumiendo, puede destacarse que el presidente del Gobierno cuenta con el apoyo de] 77 por 100 de los

españoles de derechas, y con el 54 por 100 de los de izquierdas. Un 28 por 100 de éstos le son hostiles,

mientras desaprueba su labor un 14 por 100 de los simpatizantes de la derecha.

EVOLUCIÓN

Como señalábamos al principio, la popularidad del presidente del Gobierno alcanzó su máximo hacia el

mes de abril pasado. A raíz de su nombramiento como presiden-. te, un 32 por 100 de españoles

calificaban de positivo su nombramiento; de negativo, un 6 por 100; lo consideraban indiferente, un 15, y

no opinaba, un 47 por 100. Desde entonces, julio de 1976, la popularidad de Suárez fue en aumento. Por

las mismas fechas de su nombramiento, un 65 por 100 de los españoles calificaba como bueno el cese de

Arias Navarro, que sólo un 15 por 100 lo veía como malo. Un 24 por 100 no se pronunciaba. La

popularidad de Suárez es, curiosamente, similar a la que ofrecía en octubre del pasado año, pero ha

descendido un 9 por 100 sobre el sondeo anterior, realizado en los días posteriores a las elecciones.

A titulo de curiosidad, puede destacarse que los últimos Presidentes nortearnerican o s han tenido 1 a s

siguientes fluctuaciones de popularidad: Johnson, un máximo de 80 y un mínimo de 35 por 100; Nixon,

un máximo de 68 y un mínimo de 25 por 100; Ford, un máximo de 71 y un míni-bo de 37 por 100. En

cuanto al actual Presidente norteamericano, llegó a tener un 75 por 100 de opiniones favorables, pero los

últimos sondeos, octubre, le dan el 59 por 100.

10 de noviembre de 1977

INFORMACIONES

2

 

< Volver