Reunión de la Ejecutiva con los secretarios. 
 UCD continúa asumiendo la responsabilidad de Gobierno  :   
 Se reafirma como un gran partido de centro, con tendencias moderadas y progresistas. 
 Arriba.    21/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 29. 

Reunión de la Ejecutiva con los secretarios

UCD CONTINUA ASUMIENDO LA RESPONSABILIDAD DE GOBIERNO

Se reafirma como un gran partido de centro, con tendencias moderadas y progresistas

MADRID. (De nuestra Redacción.)

—A las diez de la noche, los portavoces de Unión de Centro Democrático difundieron las conclusiones de

la primera parte de la reunión que mantienen el Comité ejecutivo de UCD con los secretarios regionales y

provinciales del Partido. Por la mañana, Suárez había recibido a la Ejecutiva de UCD para preparar la

reunión con los secretarios.

La reunión proseguía a esa hora, con el informe del tema internacional, y quedaban pendientes aún la

política sindical y laboral, la actuación del Partido UCD en los próximos meses y las elecciones

municipales.

El texto de las conclusiones difundido por UCD es el siguiente:

Los afiliados y militantes de UCD han expresado, a través de sus representantes, su satisfacción por el

logro de la unidad de UCD, al integrarse los partidos que en su día formaron la coalición electoral.

Desde esta plataforma de unidad, los secretarios de UCD han asegurado la consolidación del Partido a

«veles regional, provincial y comarcal. UCD se reafirma como partido, síntesis e integrador de las

ideologías democratacristiana, liberal y social demócrata, sin renunciar a ninguna de esas aportaciones y

asumiéndolas plenamente en lo esencial.

Reafirmación de la política de centro

UCD se ratifica como un gran partido de centro que incluye tendencias moderadas y progresistas en la

legítima pluralidad de un partido único y democrático. La actitud de diálogo y negociación seguida por

UCD no supone ninguna cesión hacia una política conservadora o hacia posturas de izquierda. UCD

seguirá asumiendo la defensa de todas las libertades, el modelo de democracia pluralista y la profunda

transformación de la sociedad a través de un proceso de reformas continuadas y permanentes.

Al reforzar su posición de centro, UCD es consciente de interpretar a sus electores y militantes y es

sensible a loe deseos de una gran mayoría del pueblo español, con conciencia de que la estabilidad de la

democracia requiere la continuidad de una fuerte opción de centro que evite un enfrentamiento entre

izquierda y derecha.

Al ser fiel a su origen, ideología y objetivos, UCD reafirma su voluntad de presencia en la vida política

bajo unos planteamientos que sintetizan en los siguientes principios:

1. Consideración de la persona, en el ejercicio de su libertad, como objetivo primario de toda la acción

política.

2. Promoción y defensa de la democracia y del Estado de derecho.

3. Concepción liberal y pluralista de la vida y de la cultura.

4. Proclamación y asunción de los valores humanistas de la ética de tradición cristiana

5. Adopción de un sistema de economía social de mercado, garantizando la justicia y la igualdad

social.

La validez de este planteamiento del Centro se demuestra una vez más con los intentos desde la izquierda

y desde la derecha de ocupar el espacio político que e] electorado ha otorgado a UCD.

UCD continúa asumiendo la responsabilidad de Gobierno; cualquier otra actitud sería un fraude a la

voluntad popular expresada en las urnas. UCD quiere advertir que el derecho de toda fuerza política a

ejercer el Gobierno debe ser consagrado por la voluntad expresada por el pueblo en las elecciones.

Ignorar esa voluntad sería una desnaturalización del sistema democrático.

Orden público

UCD, consciente de la importancia de los hechos, constata y denuncia la campaña sistemática contra el

Gobierno y de intranquilización de la opinión pública, lanzada desde concretos sectores políticos.

UCD entiende que en la actual circunstancia hay que distinguir tres niveles y situaciones de alteración de

orden público:

a) Los robos y atentados en las ciudades, en los pueblos y en los campos; UCD considera necesaria una

enérgica y eficaz acción de las Fuerzas de Orden Público.

b) Los incidentes y muertes producidas como consecuencia de manifestaciones callejeras. Los

momentos actuales obligan a una autorización muy restrictiva por parte de la autoridad gubernativa de

manifestaciones, pues la movilización de masas en las calles no es condición imprescindible para

ejercitar el derecho de expresión y comporta riesgos de incidentes que deben ser evitados

c) Los actos específicos de terrorismo, realizados fundamentalmente en el País Vasco y Canarias.

Una vez establecida la democracia y aplicadas las medidas de gracia y conciliación nacional, el

terrorismo exige su aislamiento político y social, la acción especializada de las Fuerzas de Orden Público,

el reforzamiento de la defensa legal frente al mismo y la eliminación de la ayuda exterior que recibe.

La sociedad tiene derecho a exigir la tranquilidad ciudadana.

El Gobierno, en cumplimiento de los Pactos de la Moncloa, ha remitido a las Cortes la nueva legislación

de orden público que garantice las libertades ciudadanas, para hacer operativa esta legislación. Para ello

debe dársele a las Fuerzas de Orden Público un respaldo inequívoco por las fuerzas políticas y por la

población y dotarles de los medios técnicos y económicos que su Importante misión requiere.

Por otra parte, para garantizar el orden público, es de la mayor importancia una actuación clara y definida

del poder judicial.

UCD, respetando plenamente la independencia judicial, espera de la Magistratura que aplique con rigor

las leyes existentes, y en caso de impunicíón de los supuestos delictivos apoyará una acción del Gobierno

y de las Cortes para tipificar con claridad dichos supuestos.

Pactos de la Moncloa

En la etapa actual, en que el período constituyente coincide con una grave crisis económica y una

multitud de problemas acumulados durante los últimos años, UCD ha practicado una política de

negociación y consenso con todas las fuerzas parlamentarias que ha dado lugar al Pacto de la Moncloa, y

a un reparto equitativo del costo de la crisis entre todos los sectores sociales. La estricta y firme

aplicación de un programa de amplio respaldo, como son los acuerdos de la Moncloa, sigue siendo la

única salida democrática y negociada de las crisis económico-social. Al practicar esta política, UCD

asume la responsabilidad de gobernar en momentos críticos, de acuerdo con los intereses generales del

país, y renunciando a inmediatas ventajas electorales partidistas. UCD insta a su Gobierno a aplicar el

Pacto de la Moncloa, empleando, de acuerdo con la ley, todas las posibilidades de acción que corresponde

al poder legítimamente otorgado por las urnas.

UCD solicita formal y expresamente a las fuerzas sociales que secunden los pactos y cooperen

solidariamente a la solución de la crisis, contribuyendo así con su esfuerzo a la consolidación del sistema

democrático.

UCD es consciente de que una de las cuestiones más importantes del momento político actual es el

proceso de implantación de las preautonomías

.

Un tema de tal trascendencia exige un tratamiento en serenidad, reduciendo las tensiones históricas y

emotivas que este proceso comporta. UCD ratifica e! derecho de los pueblos y regiones de España, a

solicitar estos regímenes preautonómicos, respetando en todo caso el derecho de cada territorio a expresar

libre y democráticamente por los procedimientos que establezca la Constitución, su voluntad de

incorporarse a una región determinada.

Miércoles 21 diciembre 1977

 

< Volver