Primera y decisiva sesión del consejo político. 
 Suárez ya tiene partido  :   
 La UCD, unificada en ocho días, con la disolución de todos los grupos. 
 Informaciones.    03/12/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

PRIMERA Y DECISIVA SESIÓN DEL CONSEJO POLÍTICO

SUAREZ YA TIENE PARTIDO

MADRID, 3 (INFORMACIONES).

CON el acuerdo mayoritario de proponer la disolución de los partidos en un solo colectivo en el plazo

máximo de ocho días finalizó a altas horas de la noche de ayer la primera sesión del consejo político de

U. C. D. Se llegó a ese resultado con el voto en contra de don Ignacio Camuñas, secretario general del

Partido Demócrata Popular (P.D.P.), y la abstención de don Fernando Álvarez de Miranda, presidente del

Partido Demócrata Cristiano (P.D.C.), que lo es, a su vez, del Congreso. Las personas citadas consultarán

inmediatamente a sus respectivos partidos sobre la procedencia o no de acatar esa decisión. Mientras la

postura del señor Álvarez de Miranda —como corresponde a su voto— no es contraria a la disolución, en

el sentido de que su partido había decidido posponer la decisión hasta el congreso nacional de la U.C.D.,

la actitud del señor Camuñas, si es refrendada por su partido, conllevará la separación del P.D.P. del

partido actualmente en el Gobierno, pero no del grupo parlamentario.

LA U.C.D., UNIFICADA EN OCHO DÍAS, CON LA DISOLUCIÓN DE TODOS LOS GRUPOS

SOLO CAMUÑAS DIJO NO; ALVAREZ DE MIRANDA SE ABSTUVO EN LA VOTACIÓN

Personalidades de la U.C.D. —como los ministros Garrigues o Fernández Ordóñez—, de quienes se había

dicho mostraban una actitud reticente acerca de la formación de un partido unitario bajo el nombre de

U.C.D., se han pronunciado a favor de la disolución de todos los partidos en un solo partido de centro.

Respecto de otro de los asuntos que figuraban en el orden del día, se llegó, por unanimidad, a la

aprobación del documento de bases ideológicas del partido.

La reunión —a puerta cerrada y con la prohibición de entrada a los fotógrafos— había dado comienzo a

las cinco de la tarde en la sede de los Ministerios de Defensa y de las Regiones, antigua ubicación del

Instituto de Investigaciones Agronómicas. Hubo un descanso de diez minutos a las ocho y media de la

tarde, y se reanudó la sesión hasta cerca de la medianoche. Hacia las veintidós horas se facilitó un

comunicado de la Secretaría de Información de la U.C.D., que figura, íntegro, en estas mismas paginas.

E! presidente Suárez se presentó a la reunión diez minutos antes de su comienzo, acompañado por el

vicepresidente político, señor Abril Martorell. Fueron los dos primeros en llegar a la reunión. Al entrar, el

señor Suárez declaró a los informadores que en Ü.C.D. no existían problemas importantes. Como es

sabido, el presidente ha mostrado reiteradamente su voluntad de acelerar la cohesión del partido, con el

fin de consolidar su estructura cara a las próximas confrontaciones electorales. Se trata de hacer

congruente la acción del Gobierno y de los grupos parlamentarios de la U.C.D: con los intereses de su

electorado. Este tema había sido tratado en más de una ocasión en algunas de las reuniones del señor

Suárez con el Comité Ejecutivo de U.C.D.

El señor Suárez dijo también que él era «disciplinado» y «acataría las decisiones democráticas del

partido». Confirmó;, por otra parte, que, efectivamente, había mantenido por la mañana una reunión con

los ministros del Gobierno, que también son parlamentarios y forman parte del Consejo político de la

U.C.D., a fin de preparar el encuentro de la tarde. Se trata de los señores Abril Martorell, Oreja, Clavero,

Fernández Ordóñez, Cabanillas y Garrigues Walker.

Con anterioridad a la reunión del Consejo político, el señor Suárez había recibido igualmente a don

Fernando Álvarez de Miranda, presidente del Partido Demócrata Cristiano (P.D.C.) y del Congreso, que,

por otra parte, no estuvo presenté en los comienzos de la reunión, ya que, junto a don Antonio Fontán —

presidente del Senado—, habían acompañado al presidente del Parlamento Europeo, el demócrata

cristiano Emilio Colombo. Por cierto, que el señor Álvarez de Miranda —en una cena ofrenda anteanoche

al señor Colombo. había brindado por la unidad de toda la Democracia Cristiana en presencia de los

principales dirigentes de la D.C. española.

Disculpó su asistencia a ésta cena don Iñigo Cavero, ministro de Educación y dirigente del P.D.C.

El señor Sánchez de León, igualmente, se incorporó tarde a la sesión de trabajo. Cuando los informadores

preguntaron al ministro Clavero —que entraba— por la actitud de quienes se oponen a la disolución de

los partidos que forman la U.C.D., manifestó que esa era la actitud de algunos que «difícilmente

pretenden mantener un protagonismo personal». «Creo —añadió— que la disolución es inevitable.»

Contra los rumores que ayer circularon —incluso en el Parlamento—, el señor Camuñas asistió a la

reunión del Consejo Político, se ausentó, ya tarde, para asistir a otra reunión.

Al término de la sesión, el secretario de Información de la U.C.D., señor Medina, rehusó hacer ningún

comentario, remitiéndose al largo comunicado. Resumió la reunión, sin embargo, del siguiente modo: «El

ambiente ha sido muy positivo y colaborador por parte de todos, incluidos los señores Camuñas y Álvarez

de Miranda. Como se ve por el comunicado, no hay nada definitivo con respecto a ellos.»

A partir de las diez de la mañana de hoy se ha reanudado la reunión del Consejo Político, que ha debido

examinar los restantes puntos del orden del día: informe de las secretarías del comité ejecutivo;

nombramiento de don Javier Rupérez como secretario de Relaciones internacionales de la U.C.D.;

estructura territorial del partido, elecciones sindicales; elecciones municipales —don Arturo Moya ha

expuesto un informe pormenorizado de la estrategia a seguir en las municipales—, y otros asuntos

relacionados con la Constitución. Está previsto que a media tarde de hoy se celebre una rueda de Prensa

en la que comparecerá el secretario de Información, don Guillermo Medina, en la que entre otras cosas es

probable que se aclaren las funciones del nuevo Consejo Coordinador de acciones entre el Gobierno, el

partido y los grupos parlamentarios, que adquiere, a partir de ahora, su verdadera dimensión y significado.

 

< Volver