La gran internacional no marxista. 
 La UCD, invitada a la constitución de la Unión de los Demócratas Europeos     
 
 Informaciones.    03/12/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

LA GRAN INTERNACIONAL NO MARXISTA

La U.C.D., invitada a la constitución de la Unión de los Demócratas Europeos

MADRID, 3 (EUROPA PRESS).

La Unión de Centro Democrático (U.C.D.) ha sido invitada al acto de constitución de la Unión de los

Demócratas Europeos (E.D.U.), que tendrá lugar el próximo día 12 de diciembre en Viena. La E.D.Ü., de

la que van a formar parte partidos de tanta importancia como el Partido Conservador inglés y la C.D.U.

alemana, se plantea como la gran internacional no marxista —capas de aglutinar a democristianos,

conservadores, liberales y centristas en general—, y en la que U.C.D. podría homologarse

internacionalmente una ves celebrado su congreso, que podría tener lugar en los primeros meses del año

próximo.

Además de la C.D.U. y el Partido Conservador inglés, figuran como miembros de pleno derecho de la

E.D.U. la coalición nacional finlandesa (Kokoomus), el Partido Moderado sueco, el Partido Conservador

noruego, el Partido Popular austriaco y el Centro Democrático Social, de Portugal.

Entre los partidos invitados y observadores de la reunión de constitución de la E.D.U., además de la

U.C.D., figuran el Partido Republicano y el R.P.R. (Giscard-Chirac), de Francia; el Partido Nacionalista

maltes, el Partido de Centro islandés, la Democracia Cristiana italiana, el Partido Social Cristiano belga

(Leo Tindemans) y la Nueva Democracia de Grecia (Karaznanlis).

En este sentido, en medios próximos a la U.C.D. se ha facilitado a Europa Press la documentación que ha

sido remitida a los partidos que van a formar parte de la E.D.U. y los que han sido invitados al acto

constitucional. Dentro de esta documentación figura el proyecto de declaración, que se hará pública tras la

formación de la E.D.U. Dicha declaración dice lo siguiente:

CARTA DE LA UNION DEMÓCRATA EUROPEA

1 Nosotros, miembros de la Unión Demócrata Europea, creemos en la protección y promoción, de:

— Dignidad humana y la dignidad y garantías para la libertad del individuo.

— Los derechos y responsabilidades del ciudadano.

— Respeto al cumplimiento de la ley.

— Democracia y Estado constitucional.

— Sociedad pluralista, abierta y tolerante.

— Una economía de mercado orientada socialmente.

2 El Estado debe crear las condiciones para que cada individuo pueda conseguir su desarrollo total.

También debe reconocer las realizaciones individuales.

La familia es la unidad básica de nuestra sociedad y se debe estimular y apoyar al individuo para que

acepte las responsabilidades del bienestar de su propia familia.

El Estado debe tomar medidas para ayudar adecuadamente a quienes por una razón u otra no pueden

apoyarse en sí mismos.

3 Las libertades personales y civiles, tal como se especifican en la Convención Europea y en la

Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidos, son el verdadero fundamento de nuestra

sociedad. Creemos que estas libertades sólo pueden ser garantizadas con sistemas democráticos de

gobierno, basados en el sufragio universal y en la libertad de asociación.

4 La política económica debe servir para salvaguardar y mejorar las condiciones de la vida humana.

Creemos que una economía de mercado, orientada socialmente, es el instrumento más efectivo para

conseguir estos objetivos y mejorar las bases necesarias para una sociedad libre y un sistema político

democrático.

Es política de gobierno estimular las condiciones necesarias para el funcionamiento y eficiencia de la

economía, pero el poder económico debe estar siempre sometido a la autoridad de la decisión

democrática.

Propugnamos particularmente:

— Libre elección de puesto de trabajo.

— Libertad de elección para los consumidores.

— La importancia de la propiedad privada de la tierra, la industria y la vivienda.

--- El estimulo de la competencia.

— La. prevención de excesivas concentraciones de poder económico.

— La necesidad de sindicatos libres, como parte fundamental del sistema económico.

— La importancia de un espíritu de participación entre todos aquellos que trabajan juntos en la

industria y aplicación de los medios prácticos para establecerlo.

5 Apoyamos los valores culturales y tradicionales de nuestra herencia europea, sobre los que se basa

nuestra civilización. El Estado deberá procurar que sus ciudadanos, especialmente los jóvenes, tengan

amplias oportunidades de educación y culturales y que estén en condiciones de ejercitarlas al máximo

posible.

6 Declaramos nuestro apoyo a los movimientos que propugnan la estrecha cooperación de Estados

europeos de manera libre, de manera que puedan disminuir las tensiones en nuestro continente y resolver

los problemas que no podrían individualmente.

Reconocemos firmemente el derecho de cada nación individual a preservar su identidad nacional y

salvaguardar sus intereses nacionales vitales.

7 Abogamos por una participación constructiva con los países desarrollados del mundo, trabajando en pro

de la desaparición de las diferencias económicas entre ricos y pobres.

Creemos que el movimiento para la unidad europea sirve, por su parte, a la causa de la paz mundial.

Los países democráticos de Europa deben ser capaces de desempeñar un creciente e importante papel en

los asuntos internacionales, actuando como ejemplo y modelo para la cooperación entre las naciones

libres.

1977

INFORMACIONES

 

< Volver