Autor: Daudet, Elvira. 
 Pío Cabanillas: "En estos momentos hay que ser solidarios". 
 No quiero ser recambio de Suárez  :   
 Con cincuenta y dos diputados, el Partido Popular ya disuelto, era una alternativa de poder. 
 Pueblo.    13/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

PIÓ CABANILLAS: En estos momentos hay que ser solidarios"

NO QUIERO SER RECAMBIO DE SUAREZ

• Con cincuenta y dos diputados, el Partido Popular ya disuelto, era una alternativa de poder

MADRID (PUEBLO, por Elvira DAUDET).—

El ambicioso deseo del presidente Suárez de convertir esa constelación de opciones e ideologías que es

UCD en un partido único y consolidado está a punto de convertirse en una realidad hoy misino. Ayer, los

distintos partidos que componen la coalición de Unión de Centro Democrático han decidido disolverse

como micro partidos en el intento de dejar de ser cabeza de ratón para ser cola de león. Una vez más,

Suárez ha conseguido sus propósitos, rizando el rizo.

Sonriente, inocentemente. el presidente ha convencido a sus posibles oponentes en una alternativa de

recambio, a dinamitar su propio partido entregándoles, como el que no quiere la cosa, y en propia mano,

el cartucho de dinamita. E! líder del Partido Demócrata Cristiano y presidente del Congreso de Diputados

ha explicado su decisión de deshacerse argumentándola en la necesidad de UCD de presentar una imagen

de homogeneidad y coherencia que el PDC puede darle, iten más. cuando esta decisión no perjudica a la

Democracia Cristiana, ya que UCD reclama para si su ideología. Argumento claro y definitivo. Pero ¿qué

argumento ha podido convencer a Pío Cabanillas y los demás dirigentes del Partido Popular, que con 52

diputados en el Parlamento representaba la más seria opción de recambio a UCD, y siendo el propio Pío

Cabanillas la imagen alternativa de Suárez? No obstante, también el comité político del PP, reunido ayer

bajo la presidencia del señor Cabanillas, decidió la disolución de su partido para integrarse potenciando a

UCD.

Puestos al habla con el ministro de Cultura, creador y primer secretario del PP, le hemos preguntado:

—Usted es un hábil político que se ha caracterizado siempre por la prudencia y cautela de su actuación.

No obstante, en esta ocasión, al dinamitar su partido, el más importante como alternativa a UCD, ¿no ha

obrado usted de un modo suicida o acaso .se reserva algún triunfo?

—No, no la comprendo. Si se refiere usted a la decisión de disolver el partido, se trata de cumplir el

propósito que tenía el PP inicialmente de crear un gran partido de centro.

—Si, pero siendo ustedes la cabeza. Usted tuvo la idea, usted creó el PP como partido de centro y ahora

son otros los que lo capitalizan. ¿No se siente dolido?

—No, no. De verdad, no se trata de eso. Yo creo que en estos momentos hay que ser solidarios; sobre

todo, porque se están cumpliendo las opciones que estaban dentro de nuestro partido.

—Usted representaba la posibilidad de recambio de Suárez, al deshacer su partido, ¿no está usted

frustrando esta posibilidad, a. la vez que. en cierto modo, niega a su propio partido?

—No, de verdad ese tema no está planteado. Ya estamos codos unidos, que era lo importante. Yo no creo,

ni quiero ser recambio de Suárez. Lo que es más importante es señalar nuestra preocupación por el tema

regional, que necesita una gran atención y sensibilidad.

 

< Volver