Autor: Gil-Robles Gil-Delgado, José María. 
 El Centro decide su futuro. 
 Clarificar el panorama     
 
 Diario 16.    14/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

CLARIFICAR EL PANORAMA

José María Gil-Robles y Gil-Delgado

Las especulaciones respecto de la unidad de FPD en relación con el centro Democrático han arreciado

estos días, dando lugar a las mas absurdas hipótesis sobre posturas contradictorias en el seno de la

federación de la Democracia cristiana.

La verdad es mucho más sencilla. Los partidos del Equipo de la Democracia Cristiana vienen

manteniendo todos ellos y por tanto también los que integran la federación— una línea clara y coherente

en materia electoral, línea que podríamos sintetizar así:

1. Estas elecciones han de servir, no solo para elegir unas Cortes Constituyentes, sino para consolidar

grandes formaciones políticas, sólidas y disciplinadas y de ideologia clara. como ocurre en Europa

occidental. Una democracia autentica no puede funcionar en 1977 sin partidos de este tipo.

2. Por otra parte, el elector debe saber a que vota. La Democracia Cristiana es un ideologia conocida, los

partidos que se inspiran en ella tienen soluciones claramente definidas y distintas de los demás. El equipo

estima que es importante que estas elecciones sirvan para clarificar el panorama político.

3. Por ultimo, de estas elecciones debe poder salir una fuerza o conjunto de fuerzas capaz de realizar una

tarea constituyentes y de gobierno.

El centro Democráticoo no reúne, a juicio de FPD, ninguna de estas condiciones, Nació como un acuerdo

de principio, un pacto teórico entre fuerzas de distintas ideologías, con miras meramente electorales. sin

un programa común, ni unos compromisos de gobierno, ni unas líneas políticas previamente definidas. En

la hipótesis, cada día mas lejana de que esa coalición obtuviese un éxito en las urnas. ¿Que garantía

tendría, el elector de que sus componentes iban a seguir unidos en las Cortes? ¿Qué estabilidad podría

tener un parlamento compuesto mayoritariamente por una amalgama de pequeños partidos?

La ley Electoral, con su doble sistema, permite diversas toinbiuucioncs: coaliciones amplias para el

Senado, con el fin de conseguir una mayoría de las fuerzas de acreditada trayectoria democrática y voto

Ideológico o sobre agrupaciones más restringidas y coherentes para el Congreso. Pero siempre sobre la

base de programas claros y compromisos concretos, buscando clarificar y no llenar de ambigüedades el

panorama electoral. Hacia este objetivo viene orientando sus esfuerzos FPD, sin intransigencia, pero con

firmeza.

 

< Volver