Las grandes opciones electorales (IV): La Unión de Centro Democrático. 
 El centrosuárez     
 
 Diario 16.    10/06/1977.  Página: 21. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

El centrosuárez

La Unión de Centro Democrático terminó con el Centro Democrático. Casi todo empezó con una

conversación a tres en el palacio de la Moncloa, donde el presidente Suárez aconsejó a José Maria de

Areilza, en presencia de Pío Cabanillas. una disminución de su actividad pública. La dimisión posterior

de Areilza, a raíz de la entrevista de la Moncloa, dejaba el paso libre a Suárez.

Cuando Suárez se convirtió en líder del Centro Democrático, la inicial coalición, desapareció

prácticamente. El presidente-candidato tuvo su principal apoyo en Leopoldo Calvo-Sotelo, que dimitió

como ministro de Obras Públicas para convertirse en el segundo de a bordo.

La intervención de la Moncloa provocó una crisis política en Centro Democrático, y a resultes de los

vaivenes se produjeron varias salidas, entre ellas la de Enrique Larroque con su Partido Liberal, que se ha

quedado sin participar en las elecciones

Unión de Centro Democrático fue el- nombre que sustituyó al de Centro Democrático, y señaló así

simbólicamente la muerte de una coalición y el nacimiento de otra.

ÜCD concurre a las elecciones con mes y medio corto de vida. Fue en la noche del 2 de mayo cuando se

produjo la conversión y fue en los siguientes días cuando tas tensiones y las dimisiones afloraron.

E] resultado de la operación es la existencia de un Centro llamado por muchos partidos "gubernamental",

y la presencia en las listas electorales de muchos hombres que antes no figuraban siquiera en el llamado

Centro Democrático.

La abundancia de "hombres de Suárez" en las listas fue repetidamente denunciada. Su inclusión fue tan

poderosa que la listo de Madrid está encabezada por tres de ellos, en perjuicio de los históricos: el propio

Suárez, Calvo-Sotelo y Juan Manuel Fanjul.

No obstante, la inclusión de Suárez en el Centro se hizo con el consentimiento de la mayoría de los

históricos. No en balde la imagen de Suárez puede reportar a la UCD un triunfo electoral que de otro

modo sería prácticamente imposible.

A 22 millones de españoles

 

< Volver