Autor: Hernández Domínguez, Abel. 
 Vida política. 
 Contradicciones     
 
 Informaciones.    24/01/1978.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

CONTRADICCIONES

Por Abel HERNÁNDEZ

EL partido del centro no acaba de encontrar su identidad. Ni es de derecha ni es de izquierda, sino todo lo

contrario. Desde fuera da la impresión de que se esfuerza, por superar sus contradicciones internas, sin

acabar de lograrlo. Tiene vocación populista y parece que aumenta su impopularidad. Posee la mayoría y

aparece acomplejado. Es interclasista y no baja a los barrios. Se cree apoyado por la burguesía y las clases

medias y hace una política contraria a los intereses de esta burguesía y de esta clase media. Tiene

voluntad de permanencia en el Poder y va cediendo día a día parcelas de poder para lograr permanecer un

día más.

Ahora mismo se alinea en el intrincado tema de las autonomías en posiciones cercanas a Alianza Popular

(es manifiesto el frenazo a las preanatomías en las últimas semanas), mientras en política económica se

muestra mis avanzado que el socialismo. Como prueba, ahí esta el proyecto de ley de impuestos - sobre la

renta, el patrimonio y las sucesiones, que está llevando la consternación a amplios sectores del partido y a

muchos de sus votantes. Un proyecto de tanta trascendencia (mis progresista y experimental que el

sistema sueco, según algunos expertos) no ha nacido ni ha sido discutido siquiera en el seno del partido.

Ha nacido del equino económico del Gobierno (el vicepresidente económico es, además del general

Gutiérrez Mellado, el único ministro que no es de U.C.D.), con el partido, de convidado de piedra. Y así

sucesivamente. Todo se planea durante horas y horas en los despachos y todo da la impresión de que se

improvisa al aire de las circunstancias. Todo se pacta, ¡y aún se quiere llevar la iniciativa!

La Unión de Centro Democrático, si no empieza a actuar desde la base (nació de arriba abajo!, si no logra

tener base pronto, se derrumbará al primer revés electora! como un gigante con pies de barro. Las

consecuencias para el futuro democrático de España podrían ser dramáticas.

Las contradicciones del partido-alternativo no son cienos clamorosas, aunque tiene la ventaja de contar

ten una base entusiasta y amplia y con el principal sindicato del país. Además posee historia y raíces. Su

actitud ante la forma de gobierno en la Constitución es una prueba de su inmadura la PSOE. amenaza con

su republicanismo, pero de garantías de que votará a favor de la Monarquía. Presenta un voto particular,

pero insinúa cuda da qsic es meramente simbólico. «Una "finta" no parece :adecuada a la grave materia

constitucional, de la que depende lia estructura política de España», dice hoy, cargado de razón,

comentando el hecho, don Julián. Marías, quien recuerda que durante la campaña laboral del 15 tic junio,

el PSOE.. ´tuvo en cuidado de no revelar esta proposición republicana del sacrificio a íes ciudadanos

españoles. Es solo un detalle

 

< Volver