En la campaña de "UCD en marcha". 
 Suárez en Ávila: "UCD gobierna"  :   
 El presidente del Gobierno y del partido resumió la labor realizada desde las elecciones, afirmando que se ha cumplido lo prometido". 
 ABC.    05/02/1978.  Página: 1, 80. Páginas: 2. Párrafos: 21. 

EN LA CAMPAÑA "U. C. D. EN MARCHA"

SUAREZ, EN AVILA: «U.C.D. GOBIERNA

E1 presidente del Gobierno y del partido resumió la labor realizada desde Jas elecciones, afirmando que

se ha cumplido lo prometido

Avila, 4. (De nuestro enviaría especial, por teléfono.) «Ante las acusaciones da que e! Gobierno no

gobierna porque ni satos ni quiete, respondo que U.C.D. gobierna, saos y quiete», >3¡jo & presidente

Suarez en «V primer mitin> político de partido ai >;us e/r su calidad >3e presidente >te U. C. D, asistió

ayer tarde en el teatro Principal de Avila

Suárez, sin desbrindar su condición tfe presidente del´ Gobierno efe ia dsl partido de centro, fus a su í/erra

a repartir optimísmo, «que es realismo», según elija, y a rendir cuentas da su gestión de Gobierno.

El presidente de U. C, D. analizó lo que ** bahía hecho desde el Gobierno desde el pasado 15 de junio, y

resumió la labor realizada en uo» frase; «Simplemente, cumplir le prometido.»

ECONOMÍA.—En «1 capítulo de los lacro* económicos, el señor Suárez señaló cómo más importantes

ei índice final de Ea inflación en 1977, el incremento en el ultimo semestre del año de lis reservas de di-

visa», la disminución del déficit de las balanzas comercial y de pagos, ei clima de paz social íue está

presidente la negociación colectiva y el descenso d« la conflictividad laboral. «Todos esto» (ogros —pun-

tualizó— no permiten echar las campana» a vuelo, sitio que exigen continuar U política emprendida a

partir del 15 áe junio, Queda todavía el srraa problema del paro, maxima preocupación del Gobierno y de

U. C. D» «uyi solución implica un saneamiento previo de nuestra economía.»

Sobre 1» reforma fiscal, indicó; «la qu« el Gobierno sí está dispuesto a garantizar es une los impuestos

loa vamos a pagar todos, T qne los Ingresos «pre procedan de ios mismos se van a gastar de una forma

clara r transparente, beneficiando más 3 quien menos tiene.»

Se refirió también a las promesas de U. C. D. «a el terreno de la economía, de mercado r dijo:

«Prometimos defender la libre iniciativa y I» empresa privada en el marco de una economía social de

mercado, 7 aá lo hemos hecha tanto «n «i Pacto de 1» Moncloa como en una de las enmiendas

presentadas por U. C. D. al borrador de 1» Constitución.»

ORDEN PUBLICO,—Don Adolfo Suárez habló también de los problemas de origen público r de la

seguridad ciudadana, «ue —dijo— «weocwa il Gobierno r preocmia a tai militantes de U. C. D.». Ante la

realidad del problema del orden público, señaló qoe es «una realidad negativa que hártente BiUMrar, vero

no una situación catastrófica que permita .justificar la intemiKJón de* proceso democrático ni condenar al

Gobierno o U. C. D. cor debilidad o negligen6.-cia».

¿Estamos hacifnilr) —añadió— lo une bar une hacer uara melcrar el orden público y la pac ciudadana. En

el terreno jurídico, en el económico-social s también en el de la* faenas de seguridad. Ko omero

detencnne más en este tema, en el 4ue me remito * |explicaciones del ministro del Interior. Únicamente

oniero afirmar «t»e las fuerzas de seguridad, aue son servidoras del Estado y no de una opción política,

garantizarán el «ejercicio de las libertades ciudadanas.»

El señor Suárez terminó sus palabras expresando su confianza en el futuro del país; en ouc a través de la

democracia se suue-rarán tas dificultades que existen; en el modelo de sociedad eme crecoaiza U. C. D.,

en que la moderación, el dialogo r la reflexión no están reñidos con la energía y la autoridad, y en el

poeblo español, aue, si hizo uosihle la democracia, también superará las dificultades actuales.

«El programa de U, C, D. —concluyó el presidente — es la respuesta más imaginativa, nías creadora,

más nueva, más actual y más adecuada a las exigencias de ia sociedad española en estos momentos.»

COLOQUIO,—Al término de su alocución, el señor Suárez se ofreció a. responder a todas las preguntas

que se le hiciesen, «tanto sobre política nacional como internacional». Acerca de la posición de U.C. D.

sobre la autonomía de Avila, integrada en un sentimiento castellano, el presidente explicó la intención del

Gobierno de estructurar regionalmente el Estado, pero «eliminando cuanto exista de visceral eiv los

planteamientos autonómicos para que prime lo racional. «Castilla en su planteamiento autonómico —

siguió diciendo— no se va a quedar en cola».

En otro momento interrogado acerca de la necesidad de flu« U. C. D, crease o auspiciase una central

sindical DropU. 7 con un cierto ánimo de evasiva. el señor Suárez afirmó la vocación interclasista de su

partido: «Aquí tienen lusrar todas las personas. vengan de donde venean. Si los militantes de U. C. D,

desean establecer un sindicato, en modo alguno los mandos diremos aue no.»

Acerca de los Pactos fle la Mondo». Matizó aue la interpretación y aceptación de un pacto es siempre

relativa a la perspectiva «ue adopte el firmante. «Quedó clara, por parte del Gobierno al suscribirlos —

dijo—, la responsabilidad del equipo gubernamental en la aplicación de esos Pactos. Esta aplicación,

creo, sinceramente, que se está efectuando.»

Un asistente comentó al presidente Suárez los dibujos del humorista Peridis, en los que nsualmente se íe

representa encaramado a una columna: «¿Sería usted capaz de ba.iar an poco de esa columna para ou«

pudiese sabir el señor Fraga v así formar un srran partido conservador?»

«Desde la perspectiva de partida de U.C.D. —respondió el presidente Suarez—-no me gustaría bajarme

de la columna para aue subiese en hombre de otro partido. Balarme para trne me releve otro fie U.C.D..

sí. A nn fracasa dei Gobierno de U. C. D-seguirá otro Gobierno de U C. D. y otro Gobierno de U.C.D.. así

sucesivamente...» Estas y otras expresiones de optimismo palpitante fueron acogidas por el publico ao«

abarrotaba el Teatro Principal de Avila con ovaciones y gritos de entusiasmo. El señor Suárez retomando

el hilo de la ote´ junta se refirió a esa formación de tin eran partido conservador con estas palabras: «Y»

saludo con satisfacción aue desde esa formación política. Alianza Popular se expreso un deseo de diálogo

con U.C.D.: pero entiendo Que no pueden mezclarse A. P. y U.C.D. Defendemos modelos de socíedad

diferentes, que si en algo pueden coincidir, en alero pueden también no str coinciden-tes. Por otra parte,

estamos haciendo, y esto es importante, una formación política sin depurar a nadie y sin marginar a na-

die.»

FUNCIONARIADO.—Cuestionado acerca del funcionariado de iu Administración del justado, don

Adolfo Suárez respondió: «Tendríamos que nacer un esfuerzo colectivo para que la función publica se

preste como un servicio ai Estado, con independencia del Gobierno .v de ios partidos políticos.»

Respecto ai planteamiento de estructura regional del listado, señaló que en las próximas elecciones U. C.

D. ganaria posiciones en todos los territorios regionales de España. Un amigo del presidente, que se

dirigió a él llamándole por su nombre («amigo Adolfo») y tuteándole, le preguntó acerca de la proyección

del futuro europeo de España y d« U. C. D.

«El futuro» internacional de España es, eon mucbu, bastante más importante y formidable que ei de la U.

C. D. Seguro. En mis visita;, a dieciséis o diecisiete países, en mis conversaciones con personalidades

políticas de más de cincuenta países, durante estos dieciocho meses de gobierno, he podido constatar el

imponente y profundo respeto que España va ganando al dejar de "ser diferente". Empezamos a ser

tratados por igual por los demás países. Estamos llamados a dejar de ser simples receptores de las

decisiones que toman otros países para participar de Heno en es» toma de decisiones.» Más tarde se

refirió al horizonte de renovadas y más profundas relaciones con los países hispano-parlantes y de Europa

occidental: «Relaciones en las que hemos de poner más énfasis en los hechos que en la retórica. Con una

política cada día menos regresiva y cada día más agresiva.»

IMPROVISACIÓN—El presidente Suárez, durante su discurso y respuesta al coloquio abierto, habló

improvisando, sobre un esquema escrito que tenía delante. Es la primera vez que el presidente Suárez

comparece ante un público en, mitin de política de partido y que lo hace dirigiéndose a él «a bote pronto».

Entre el público abulense se encontraba la señora rinda de Herrero Tejedor, para quien don Adolfo Suárez

tuvo unas palabras d« recuerdo emocionado: «Me viene » 1» memoria la primera vez que, desde este

mismo escenario, desde este teatro, hace veinte años yo pronunciaba ana conferencia, bajo el lema "de

jóvenes a jóvenes", de la mano de mí maestro y amigo Fernando Herrero Tejedor.»

Terminado el acto, el presidente Suárez se dirigió con los parlamentarios y miembros de los dimites

provinciales de Unión de Centro Democrático a un hotel de la localidad, donde se celebró una cena de

amistad.—Pilar URBANO.

 

< Volver