Convocada la comisión de disciplina del Grupo. 
 Posibles sanciones a diputados de UCD  :   
 Por romper la disciplina de voto, por no asisitr al Pleno y por asistir y no votar. 
 ABC.    02/05/1978.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC. MARTES, 2 DE MAYO DE 197

CONVOCADA LA COMISIÓN DE DISCIPLINA DEL GRUPO

POSIBLES SANCIONES A DIPUTADOS DE U.C.D.

Por romper la disciplina de voto, por no asistir al Pleno y por asistir y no votar

La falta más grave no ha sido U de los diputados que votaron contra el grupo, sino la de tos que no

asistieron al Pleno y, más aún, la de los que. estando presentes no votaron, ha manifestado a Efe el

presidente de la Comisión de disciplina del grupo parlamentario de U. C. D., don Carlos Gila.

La Comisión se reunirá mañana, miércoles, por la mañana, para estudiar las posibles sanciones a

diputados de U, C. D., como consecuencia de las votaciones registradas en el Pleno de la semana pasada,

en que el grupo centrista fue derrotado, apretadamente, en dos ocasiones.

Los interesados han recibido una notificación de la Comisión de disciplina, en la que se les convoca a la

reunión del miércoles y se les invita a exponer ante la Comisión las razones que tuvieron para actuar

como lo hicieron. Entre los diputados que no votaron de acuerdo con el partido se encuentra el propio

presidente del Congreso, don Fernando Álvarez de Miranda, que también deberá explicarse ante la

Comisión de disciplina.

El señor Gila Insistió en la importancia, desde el punto de vista de la disciplina del grupo, de las ausencias

no justificadas y de las inhibiciones a la hora de votar. Señaló que el pasado miércoles, en el Pleno,

faltaron más de 30 diputados de U. C. D.. suficientes para ganar holgadamente las votaciones, cuando

sólo estaban autorizados a faltar los diputados que se encontraban en Estrasburgo, en la reunión de la

Asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, y los miembros de la Comisión de Asuntos Exteriores

que viajan por África.

Recordó también que la Comisión de disciplina no es ejecutiva, y que toma sus acuerdos por mayoría, si

bien toda la Comisión es solidaria. La Comisión propone las posibles medidas al Comité ejecutivo del

grupo, que es a quien corresponde la decisión. Para el señor Gila es fácil que los reincidentes lo pasen

peor que los que han cometido falta por primera vez. A este respecto, recordó que cuando se produjo la

primera ruptura espectacular de la disciplina de voto —decisión de convocar a diversas personalidades

para declarar sobre la descolonización del Sahara— no funcionaba todavía la Comisión de disciplina.

Según los estatutos del grupo parlamentario de U. C. D., la sanción más grave que puede aplicarse es la

expulsión del grupo. No puede llegarse a ía exigencia de abandono del escaño, ya que, entre otras cosas,

los diputados de U. C. D., a diferencia de los de otros grupos, no tienen firmada su renuncia al escaño.

La Comisión de disciplina, que preside don Carlos Gila, está integrada por los diputados doña Nona Inés

Vilariño, don Gabriel Cisneros, don Javier Aguirre y don Antonio López Casero.

LANDELINO LAVILLA NO SABE NADA DE LA SECRETARIA DE U.C.D.

El domingo, a mediodía, regresó a Madrid el ministro de Justicia, don Landelino Lavilla, tras pasar una

semana en Caracas, donde participo en la IV Conferencia de Ministros de Justicia hispano-luso-

americanos y de Filipinas.

Preguntado sobre su posible nombramiento como secretarlo general de Unión de Centro Democrático

(U.C.D.), el señor Lavilla contestó: «Es una noticia que acabo de conocer por mis colaboradores y por la

Prensa. He estado toda la semana fuera y, por consiguiente, la información que tengo está retrasada,

respecto a cómo pueden estar las cosas en estos momentos. U.C.D. está pendiente de dar un paso hacia su

organización y consolidación: las fórmulas son muchas y no sé cómo está este tema ahora mismo.

Además, yo discurro muy poco en el vacío; para pensar una cosa, tengo que verla suficientemente

concreta, a fin de poder meditar si conviene o no conviene, pero, como digo, hay muchas fórmulas y

cualquiera de ellas vale a esos efectos.

 

< Volver