Al fondo, el enfrentamiento UCD-Lasuén. 
 El Gobierno, preocupado por su estabilidad parlamentaria  :   
 Quiere romper la actual paridad de fuerzas con el apoyo del Grupo Mixto. 
 ABC.    04/10/1978.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

AL FONDO, EL ENFRENTAMIENTO U. C. D.-LASUEN

EL GOBIERNO, PREOCUPADO POR SU ESTABILIDAD PARLAMENTARIA

Quiere romper la actual paridad de fuerzas con el apoyo del Grupo Mixto

MADRID. (De nuestra Redacción.) La «operación anti-Lasuén» —cuya primera noticia anticipó A

B C— adquirió plena confirmación en la mañana de ayer, a través de una nota facilitada a los medios

informativos por la Secretaria de U. C. D., con el fin de puntualizar el estado de la cuestión, que ha

causado un fuerte impacto en los ambientes políticos.

«Recientemente, y por diferentes razones —dice la nota de U. C. D.-—, se han integrado en el Grupo

Mixto del Congreso los señores Acevedo, Lasuén y Morales Moya, quienes han abandonado el grupo

parlamentario de U. C. D., pese a haber sido elegidos en las listas de este partido. Dichos diputados

ocupan unos escaños que, en buena legitimidad política, pertenecen a U. C. D., ya que los escaños son,

por veredicto de las urnas, de los partidos a los que fueron confiados por los electores.»

La nota del partido del Gobierno añade que «sin entrar a valorar ahora la conducta de aquellos

parlamentarios, y respetando, en cualquier caso, las decisiones personales, U. C. D. considera que los

diputados aludidos no pueden asumir un protagonismo o liderazgo que las urnas no les concedieron,

mediante el mecanismo artificial de crear o apoderarse de un grupo parlamentario para el que no fueron

elegidos. Por ello, U. C. D. va a apoyar la titularidad del actual portavoz del Grupo Mixto, señor Morodo,

por considerar que corresponde más adecuadamente a la situación surgida de las urnas el 15 de junio».

Se confirma, finalmente, que «a tal fin, U. C. D. ha decidido el pase de tres miembros de su grupo

parlamentario al Grupo Mixto, sin que ello suponga pretensión al-alguna de mantener posturas de

hegemonía dentro del grupo al que se suman. Los tres parlamentarios de U. C. D. designados a este efecto

—concluye la nota— son personas que gozan de la absoluta confianza del partido, en cuyas filas siguen

militando».

Estos tres parlamentarios a los que se refiere la nota de U. C. D. son —según confirmaron definitivamente

en 1» tarde de ayer medios del partido gubernamental— don Luis Gamir Casares —cuyo nombre

anticipaba ya ayer A B C—, don Juan Antonio González García y don José Ramón Pi Arboledas,

diputados por Alicante, Burgos y Valencia, respectivamente. Los dos primeros son de procedencia

socialdemócrata, y el tercero perteneció a] Partido Popular Autonomista Valenciano.

UN SERVICIO A U.C.D.

Entrevistado ayer por Efe el señor Gamir en relación con esta operación, la confirmó plenamente al

puntualizar:

—Que quede bien claro que si me voy al Grupo Mixto es porque así me lo han pedido en el partido y

consciente de que así sirvo a U. C. D. Ni que decir tiene que sigo siendo radicalmente de Unión de Centro

Democrático.

El señor Gamir reconoció también explícitamente que su pase al Grupo Mixto implica solamente el apoyo

a la candidatura del señor Morodo, como portavoz de dicho grupo.

UN DOBLE OBJETIVO

Parece evidente que I? operación proyectada por U. C. D. tiene una gran semejanza con la maniobra

realizada en el Senado, hace solamente algunas semanas, al decidir don Torcuato Fernández-Miranda

abandonar el grupo parlamentario de U.C.D. y pasar al Grupo Mixto. Entonces la finalidad perseguida, y

plenamente lograda, fue eliminar al señor Fernández-Miranda de la Comisión Constitucional, para que no

pudiera intervenir en los debates sobre la Constitución, tras su deserción de U.C.D.

Sin embargo, en medios políticos se comentaba ayer que esta operación «anti-Lasuén» podría tener un

resultado de mayor trascendencia, ya que si, por un lado, se malograría el propósito de don José Ramón

Lasuén de convertirse en portavoz del Grupo Mixto —para lo cual tendría el apoyo de los diputados

señores Gastón Burguera y Ventura—, manteniendo al frente del grupo al señor Morodo, por otra parte, si

U. C. D. llegara a controlar al Grupo Mixto, recuperaría un miembro que perdió en las distintas

Comisiones del Congreso, al descender el número de sus diputados de 166 a 162. Esta reducción ha

supuesto que sus 17 miembros en las Comisiones legislativas han pasado ser 16, lo que plantea serios

problemas de empate con los partidos de la izquierda, aun dando por supuesto el apoyo de los votos de

Alianza Popular.

Parece claro que al grupo socialista puede convenirle tanto como al partido gubernamental conseguir el

control del Grupo Mixto y sustituir como portavoz a Raúl Morodo —ex militante del Partido Socialista

Popular, que no se integró en el P. S. O. E

— por José Ramón Lasuén,

 

< Volver