ETA reivindica el asesinato del alcalde de Galdacano  :   
 Veinticuatro horas antes de su muerte había sido avisado de la posibilidad de una acción terrorista. 
 ABC.    11/02/1976.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

E.T.A. REIVINDICA EL ASESINATO DEL ALCALDE DE GALDACANO

Veinticuatro horas antes de su muerte había sido avisado de la posibilidad de una acción terrorista

Irún (Guipúzcoa), 10. (Cifra.) La organización vasca E. T. A.-V Asamblea ha reivindicado en un comunicado facilitado a la Prensa del suroeste francés la responsabilidad del asesinato del alcalde de Galdácano, don, Víctor Legorburu.

Esta reivindicación se hace en un comunicado publicado hoy por los diarios «Sud Ouest» y «Eclair Pyrenees».

Bilbao, 10. (Resumen de agencias.) El policía municipal don Francisco Ruiz Sánchez, herido al ser ametrallado en la mañana de ayer en Galdácano, en el atentado que costó la vida al alcalde de dicha localidad, ha experimentado una ligera mejoría en las últimas horas, según han comunicado en el Hospital Civil de Basurto, donde se encuentra.

El señor Ruiz Sánchez fue intervenido quirúrgicamente en el mencionado centro sanitario, ya que presentaba doce orificios de entrada de bala en su cuerpo y su estado era desesperado.

Según ha trascendido hoy en el momento en que llegaron los primeros testigos del atentado para auxiliarle, el señor Ruiz Sánchez trató de incorporarse —tenía doce impactos de bala, en su cuerpo— y dijo a los presentes: «Atended al alcalde, al alcalde, que yo me muero. Atendedle a él. Lo necesitará primero que yo.»

FUE AVISADO.—Continúa sin aparecer el vehículo que utilizó ayer el comando que asesinó al alcalde de Galdácano, don Víctor Legórburu, pese a las Intensas investigaciones que estar, realizando las Fuerzas del Orden

El vehículo, un Seat 1430, matrícula BI-8216-B. fue sustraído el pasado domingo por la tarde. Guarido su propietario, don Juan Angel Terreros Larrea, se hallaba parado en la gasolinera de Talleres Rag, en la alameda de Recalde, en Bilbao, para abonar el importe del combustible que le habían servido, unos desconocidos aprovecharon para robarlo.

Por otra parte, según se ha sabido, el alcalde de Galdácano, al igual que el resto de los miembros de la Diputación Provincial de Vizcaya, fueron alertados por un alto funcionario de la Diputación el pasado domingo para que tomaran medidas precautorias, puesto que se esperaba una inmediata acción de E. T. A.

DOS VEHÍCULOS.—En la acción que costó la vicia al señor Legorburu se sospecha fueron utilizados dos vehículos. Según estas sospechas, los ocupantes de un Mini-Morris color rojo habrían apoyado y -cubierto la acción de los cuatro terroristas que huyeron en el otro coche. El número de dichas personas se desconoce, aunque se cree que portaban metralletas,

También se ha sabido que uno de los autores del atentado, el que se encontraba apostado junto al portal del domicilio del alcalde y que habría disparado contra el policía municipal del «jeep», vestía gabardina blanca y tendría entre treinta y cuarenta años.

Se cree, así mismo, que uno de los dos autores materiales de la muerte del alcalde vestía comando color verde, llevaba un audífono que se le cayó de la oreja y tendría entre veinte y treinta años. El hallazgo del audífono hace suponer o que su propietario era sordo o que el aparato estaba conectado con alguna radio utilizada, en la operación.

 

< Volver