Publicado por la Revista Mundo. 
 Informe de la ETA sobre el asesinato de Carrero Blanco     
 
 Informaciones.    18/06/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

PUBLICADO POR LA REVISTA «MUNDO» INFORME DE LA E. T. A. SOBRE EL ASESINATO DE CARRERO BLANCO

BARCELONA 18. (Resumen de Logos) «A as 9 20 ñoras del día 20 todo estaba preparado. El «escultor», sentado en el coche de la huida: un «Seat 1430» blanco esperaba con las puertas abiertas próximo al lugar de la acción. Los electricistas esperaban en la confluencia de Claudio Coello y Diego de León; uno, mirando en dirección a Juan Bravo, y otro, junto al timbre acoplado a la batería; el cuarto hombre cubría a éste en previsión de los efectos de la onda expansiva "

A las nueve treinta y cinco apareció el coche de Carrero Blanco. El encargado de un quiosco de tabaco estaba a dos metros de distancia del comando, mirando distraído a los dos electricistas.

Una vez producida la explosión, los tres electricistas escaparon corriendo hacia el «Seat 1430»; «Gas, gas, una explosión de gas», gritaron. Ello desorientó al público y a la Policía, facilitando la retirada prevista por el comando.

Entre los detalles que da sobre la perforación del túnel, dice el citado informe, reconocido por la revista «Mundo», que la tierra estaba sumamente contaminada por emanaciones de gas. Los escombros se sacaban en bolsas de plástico que se arrastraban por el interior del túnel y se almacenaban en el sótano. Para disimular el olor a gas, el comando tuvo que utilizar ambientadores, que hacia la atmósfera aún más irrespirable. El lunes 17 se dio por terminado el túnel, que tenia ocho metros desde el borde inferior de la pared al centro de la calzada, y de allí a los extremos, cuatro y tres metros, formando una «T». El hueco horadado era de 45 centímetros de ancho por 60 de alto El miércoles 19, los electricistas tendieron el cable por la tarde, bajo la lluvia. El jueves, a las siete de la mañana, se colocaron tres cargas de dinamita goma, de unos 25 kilos cada una en los extremos y centro de la horizontal de la «T» Cada carga fue atada con cordón detonador y éste fue extendido hasta el sótano.

 

< Volver