Primeras impresiones. 
 El discurso provoca opiniones contrapuestas     
 
 Informaciones.    29/04/1976.  Página: 4-5. Páginas: 2. Párrafos: 36. 

PRIMERAS IMPRESIONES

MENSAJE DEL PRESIENTE DEL GOBIERNO

EL DISCURSO PROVOCA OPINIONES CONTRAPUESTAS

MADRID, 29 (INFORMACIONES y resumen de LOGOS y EUROPA PRESS).

LA reacción ante el discurso del presidente del Gobierno ha sido muy dispar en los primeros momentos,

según reflejan las distintas encuestas periodísticas que han podido realizarse. En general, ha sido bien

acogido por las asociaciones del movimiento y mal por los partidos políticos de la oposición He aquí

algunas opiniones.

* DON CARLOS INIESTA CANO (teniente general y ex director general de la Guardia

Civil) : «El discurso me ha parecido muy ponderado y perfectamente orientado. Es un discurso que,

en conjunto, lo encuentro acorde con la situación actual. Yo destacaría el aspecto que se refiere al

mantenimiento de la unidad de la Patria, en la fidelidad, como es lógico, a la herencia dejada por el

Caudillo estos puntos los ha destacado el presidente y me ha gustado mucho oírlos.»

* DON ENRIQUE TIERNO GALVÁN (presidente del Partido Socialista Popular) : «El

discurso es de poca importancia y nada constructivo. Me ha sorprendido la agresividad superflua, poco

usual entre los políticos occidentales, con que el presidente ha tratado ciertos problemas en su discurso.

En general no ofrece soluciones valiosas y rechaza por completo cualquier relación positiva con la

oposición. Por su lenguaje y por su contenido, es un discurso anticuado y abiertamente continuista. Las

reiteradas alusiones al general Franco resultan completamente inactuales. Del discurso se desprende una

cierta intención de yuxtaponer la imagen de Franco con la del Rey.»

* DON JESUS FUEYO ALVAREZ (presidente del Instituto de Estudios Políticos y miembro

de la Unión del Pueblo Español) : «En su alocución, el presidente ha convocado al país un tanto

por encima de las instituciones, pero contando con que éstas sabrán convocar, a su vez, a los

ciudadanos. Creo que la fijación del referéndum para el mes de octubre es mucho más factible que, como

se venia comentando, antes del discurso, para antes del verano.»

* DON JOSÉ MARÍA GILROBLES Y QUIÑONES (presidente de la Federación Popular Democrática) :

«El discurso del señor presidente ha sido tan antidemócrata como siempre. No es admisible el anunciado

referéndum que, al parecer, va a carecer de garantías, de libertad de voto para los ciudadanos y respecto al

cual no precisa las preguntas que se van a someter a votación. No me ha sorprendido lo más mínimo. Se

ha mostrado como lo que es: un antidemócrata decidido.»

* DON RAIMUNDO FERNANDEZCUESTA (presidente de la asociación política Frente

Nacional Español) : «El presidente ha hablado con claridad y precisión sobre los proyectos de reforma.

Deseo muy sinceramente que si éstos llegan a convertirse en realidad, redunden en beneficio del pueblo

español.»

* DON JAIME CORTEZO (secretario general de Izquierda Democrática) : «El presidente del Gobierno

ha procurado justificarse ante los miembros inmovilistas, situándose en un centro del espectro político

que no ha conseguido por las frases despectivas hacia la oposición. Las reformas constitucionales

anunciadas han sido poco precisadas y no sabemos las garantías democráticas que dieran una legitimidad

a los resultados. Me preocupa que el referéndum sea consecuencia de leyes aprobadas en las actuales

Cortes, pues me temo que éstas disminuirán los pretendidos avances de los proyectos que les envíe el

Gobierno. Para terminar, diré la satisfacción de oír en bocas oficiales la palabra ciudadanos.»

* DON MANUEL JIMÉNEZ DE PARGA (decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Central

de Barcelona) : «Me parece que hubiera sido mejor acogido el parlamento presidencial si se hubieran

suprimido la primera parte y algunas referencias de los últimos minutos. Si el señor Arias Navarro

consigue realizar las importantes reformas anunciadas en la parte central de su discurso, es indudable que

se habrá dado un paso adelante en el camino hacia la democracia.»

* DON GONZALO FERNANDEZ DE LA MORA (consejero nacional y presidente de Unión Nacional

Española) : «Lo verdaderamente novedoso e importante de la alocución es que el Gobierno anuncia la

celebración de elecciones generales para, mediante sufragio universal inorgánico, designar, a principios

del año próximo, un Congreso de Diputados, en el que se determine la fuerza numérica de lo que el

presidente ha denominado "grupos políticos" y que vulgarmente se llaman partidos. Este cambio, con las

anunciadas reestructuraciones del Consejo del Reino, del Consejo Nacional y de los Sindicatos, suponen

la sustitución de la actual democracia orgánica por un régimen de partidos políticos. Como el presidente

no ha aclarado si el proyectado Senado, en el que se refundirán las actuales Cortes, tendrá idénticas

facultades legisladoras que el Congreso de Diputados o será una institución subalterna o asesora, queda

aún la duda de si el Gobierno propugna una partitocracia pura, como la italiana, o una partitocracia

limitada.»

* DON AFRODISIO FERRERO PÉREZ (procurador en Cortes y miembro de la comisión

gestora de Unión Democrática Española) : «La referencia a la consulta popular o referéndum

era imprescindible en este momento de cambio institucionalizado. Con esta consulta se eliminará a

las fuerzas extremas de la ruptura y del inmovilismo, porque estos extremismos son los que

pretenden, a mi juicio, suplantar la "voluntad de la nación". Con la alocución del presidente

ha llegado, por fin, la hora de la voluntad nacional. La voluntad del pueblo, español no podía quedar

secuestrada por falsos cancerberos. El pueblo español, por tanto, tiene la palabra. En resumen, el

discurso del presidente ha sido un no rotundo al totalitarismo y a la ruptura.»

* DON FERNANDO FERNANDEZ ORDONEZ (social demócrata) : «Me ha parecido un discurso

triste, en una actitud política defensiva. En esta hora, el pueblo español necesitaba una llamada al

entendimiento de todos y una convocatoria a la esperanza. No creo que el programa del señor Arias sea

capaz de generar ninguna ilusión colectiva. Una vez más, se aplazan los tiempos del proceso de reformas.

La historia dirá en su día a quién favorece y a quién perjudica esta política.»

* DON LUIS CIERCO SANCHEZ (Reforma Democrática de Cataluña) : «Me ha parecido un

discurso honesto, convincente y sincero para los ciudadanos de buena fe. Representa una clara

manifestación de reformismo, con prueba firme de este deseo, por el programa concreto y calendario

apretado para llevarlo a la realidad. Es un paso decisivo que debe tranquilizar a unos y otros y al que

debemos apoyar con nuestra colaboración decidida para alcanzar, en menos de un año, la democracia real

esperada hace tiempo.»

* DON ANTONIO GARCÍA LÓPEZ (Partido Socialista Democrático Español) : «Creo que es

una despedida generosa del primer ministro Arias, un programa tardío de Gobierno, de democratización,

que el país quería y esperaba. El final de la democracia orgánica: En las elecciones se habla de diputados,

no de procuradores; se habla de un Parlamento y se terminan las representaciones indirectas en las

instituciones intermedias entre el ciudadano y el Estado. Lo más importante, como ocurre en estas

ocasiones, es lo que no se ha dicho. No se ha hablado del Movimiento; no se ha hablado del papel

indispensable de la representación del Sindicato, familia, etc. Y, sobre todo, nos indica que los Sindicatos

dejan de ser una institución estatal y van a ser instituciones representativas de sus miembros.»

* DON JUAN ANTONIO ORTEGA DIAZ AMBRONA (del grupo Tácito) : «El señor Arias creo

que ha propuesto más bien una reforma de cirugía estética, cuando hubiera sido necesaria una reforma

sustantiva y en profundidad.»

* DON JORGE TRIAS SAGNIER (liberal de Centroderecha) : «No se puede minimizar a la

oposición como él lo ha hecho, sobre todo cuando en este país nunca ha habido una oposición tan

moderada como la que existe en la actualidad. No es suficiente decir que una Cámara ya a ser elegida por

sufragio universal, si van a seguir permaneciendo los actuales consejeros nacionales, que a nadie

representan y, encima, con facultades legislativas que ahora no tienen.»

* DON RAFAEL DIAZ LLANOS (procurador en Cortes) : «Lo más importante del discurso es que

ha eliminado, en parte, y aunque sólo sea en parte, el grave clima de confusión que se contempla

en el país como consecuencia no sólo de las actuaciones, sino también de las declaraciones

contradictorias de algunos ministros y del confusionismo creado por quienes pretenden obstaculizar la

democratización del régimen y la falta de claridad, en ocasiones procedentes de diversos sectores públicos

y privados.»

* JUAN GARCIA CARRIS (falangista y ex presidente del Sindicato de Actividades Diversas.) :

«Lo que más me ha gustado es que sea el propio sindicalismo, después de una consulta a la base, es

decir, el Congreso Sindical, el que determine las reformas, la actualización sindical, en fin, todas sus

cosas, O sea, que serán los propios sindicatos, la propia Organización Sindical, la que determinará el

cambio a seguir.

Creo que es preciso destacar del discurso la reafirmación del sentido del orden, como premisa

fundamenta1 para proseguir la convivencia en el futuro.

* DON ANTONIO GARRIGUES WA L K E R : «El presidente ha intentado compaginar toda la

clave básica de un pueblo que, como el español, todavía está invertebrado, políticamente. Salvando los

aspectos puramente formales, éste me ha parecido inteligente, ya que no estaba dirigido a la clase política,

sino a una mayoría cada vez menos silenciosa, pero todavía dócil y conservadora.

El calendario de reformas me ha parecido enteramente razonable. La idea de un referéndum antes del

verano era, además de imposible, una necesidad política. No puede haber un referéndum válido sin un

mínimo de preparación de las estructuras políticas.

Por fin, según mi opinión, los problemas políticos fundamentales siguen todavía pendientes. pero, al

menos, se ha aligerado un poco la tensión.»

* U. D. P. E. (Unión del Pueblo Español): «En su conjunto, hemos apreciado como positivo el que

venga a poner serenidad en las especulaciones de los últimos tiempos y a clarificar el confuso horizonte

que ha rodeado hasta ahora el proyectado perfeccionamiento institucional español, cerrando el camino

a cualquier tipo de ruptura.

Hemos de señalar con satisfacción que en su planteamiento general las palabras del presidente coinciden

en gran medida con los principios que U.D.P.E. ha venido afirmando desde sus primeras declaraciones, y

el que la reforma política se plantee con positivos criterios de objetividad y serenidad.

Estimamos una medida prudente y acertada la anunciada sincronización entre las convocatorias de las

elecciones generales parlamentarias (que se han adelantado) y las elecciones para la renovación de las

corporaciones municipales y provinciales.»

* P. S. O. E. (Partido Socialista Obrero Español). El Comité ejecutivo del P.S.O.E. dice:

«Arias Navarro ha negado representatividad popular a la oposición constituida por partidos que en Europa

representan a la inmensa mayoría del electorado, arrogándose el apoyo de una mayoría silenciosa

incomprobada y teniendo origen su poder en instituciones cuya caducidad y desprestigio nacional e

Internacional son notorios.»

RESPUESTA POSITIVA EN LA CALLE

Inmediatamente después de finalizado el mensaje del presidente del Gobierno, la agencia Logos se puso

en contacto con gentes sin nombre conocido.

En general, a estos hombres y mujeres el presidente ha impresionado, como en otras ocasiones, por su

sencillez y la convicción de honestidad que emana en su forma de dirigirse a los espectadores. En

segundo lugar, el presidente ha producido en la gente sencilla consultada una cierta seguridad frente a la

confusión o temor de intencionalidades partidistas o de grupos que parecen despertar los innumerables

políticos desconocidos para el gran público y en los que sus continuas declaraciones producen ciertos

recelos o suspicacias. En este sentido, algunos de los preguntados han sido especialmente sensibles a los

reproches que el señor Arias ha dirigido a quienes no calculan los riesgos que para el pueblo significan las

incitaciones permanentes. Especial mención han hecho otros interlocutores a los perjuicios que de hecho

han causado ya a los trabajadores quienes han incitado a la pérdida de cincuenta millones de horas de

trabajo por causa de las huelgas en los dos últimos meses, según ha citado el presidente al final de su

discurso.

En general, la consulta a la gente de la calle ha obtenido respuesta preferentemente positiva.

* DON RAFAEL PÉREZ ESCOLAR (Reforma Democrática) : «La actuación del presidente,

en términos taurinos, me pareció una de esas faenas en las que el diestro, aunque instrumente

correctamente los pases, no llega al respetable. La plaza ha reaccionado con frialdad, aunque reconozca el

mérito de algunos pases, casi todos instrumentados con la derecha.

El diestro, a pesar de su buena voluntad, no se ha comunicado con el público, y es que, una vez más, se

demuestra que nadie puede dar lo que no tiene: el sentimiento democrático, como la grandeza del diestro

en la plaza de toros, hay que llevarlo dentro, y por ello la pulcritud en el toreo no basta, pues sin arte y sin

verdadera hondura, la frialdad ambiental ha de persistir forzosamente.

La mayor bronca de la tarde fue para la faena al toro sindical, un toro con mucho cuajo y sin despuntar, al

que el diestro despachó de un bajonazo echándose descaradamente fuera.

Y, por último, se advirtió claramente que en el transcurso de la faena el diestro miraba sólo a una parte

del tendido, al público «bunkeriano», como si el resto de los espectadores importase mucho menos.»

* DON MANUEL CANTARERO DEL CASTILLO (R. S. E.): «Las reformas anunciadas por el

presidente Arias en su discurso de ayer parecen querer ser unas reformas de carácter definitivo y, en tal

sentido, son, en nuestra opinión, absolutamente inaceptables.

El actual Gobierno, hecho todavía «desde arriba», no está legitimado para promover reformas definitivas

y mucho menos para que sean aprobadas por el referéndum, que es un procedimiento constituyente válido

sólo para las grandes cuestiones simples, pero no para sancionar popularmente largas leyes articuladas. El

actual Gobierno y cualquier otro que le suceda hecho también «desde arriba», sólo está legitimado para

promover por el procedimiento más rápido las reformas mínimas necesarias que hagan viable, en el

menor tiempo posible, la constitución de un legislativo plenamente democrático y de un Gobierno hecho

«desde abajo» en función de la voluntad popular mayoritaria. Ese Gobierno y ese legislativo serán

quienes puedan promover, con plena legitimidad democrática, reformas definitivas y en profundidad.

Todo lo que no sea entender la reforma de tal manera, nos parece fraudulento, aunque tal no sea la

intención de sus promotores, y da la razón a quienes sostienen la tesis de la ruptura, a pesar del irreflexivo

contenido de la misma.»

* DON ENRIQUE LARROQUE (Partido Liberal) : «Para la España nueva, que no quiere

democracia orgánica, sino auténtica, que es pacífica y no entiende la necesidad de amenazas, que desea

comprensión y cambio, que quiere claridad y no ambigüedad constitucional, esta discurso no contiene lo

que la inmensa mayoría hubiera querido oír.»

29 de abril de 1976

INFORMACIONES

 

< Volver