Orden Público. 
 Presunto miembro de ETA detenido en Bilbao     
 
 Informaciones.    15/10/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Presunto miembro de E. T. A. detenido en Bilbao

BILBAO, 15. (EUROPA PRESS.)

FUNCIONARIOS de la Jefatura Superior de Policía de Bilbao han conseguido la detención del presunto activista liberado de la organización terrorista E.T.A.-V Asamblea, Francisco Rosado Jiménez, alias "Patxi", según nota oficial de la Policía.

La detención se produjo en un bar de la calle Iturribide, de Bilbao. El activista de E. T. A. iba desarmado en aquel momento, aunque manifestó a los funcionarios de Policía que días antes habla arrojado su pistola a la ría de Bilbao por miedo a ser detenida

Francisco Rosado Jiménez ha pasado a disposición judicial. Era uno de los dos activistas que lograron huir después de un encuentro armado con funcionarios de Policía, durante el pasado mes de septiembre, en el monte Laroun. en Navarra, en el que resultó detenido otro de los activistas, José Martín Zubillaga Carrera, exiliado en Francia y armado.

Francisco Rosado Jiménez había huido a Francia en 1969 solicitando asilo político en dicha nación, acreditación que portaba en el momento de ser detenido. Se ha averiguado que su paso a España, en unión con Zubiaga Carrera y Lázaro Arandia Irazusta, siendo este último el tercer hombre que consiguió huir en el monte Laroun, tenía como objeto perpetrar n atraco en un establecimiento del barrio de Deusto, en Bilbao, dedicado a la venta de automóviles.

Durante los días que Rosado Jiménez ha permanecido deambulando por Bilbao, a fin de ponerse en relación con otros elementos de E.T.A. Para que le ayudasen a cruzar la frontera hacia Francia, ha mantenido contactos con Jesús Miguel Ibáñez Garaita, quien igualmente fue detenido. Se le intervino una pistola marca «Browing». Asimismo, mantuvo entrevistas con dos de los asesinos del subinspector del Cuerpo General de Policía, señor Lorente Rula, hecho ocurrido el pasado 7 de mayo.

Los citados asesinos, identificados como Antonio Unanue Marcos y Pedro María Leguina Aune, huyeron nada más cometer el atentado hasta el barrio de Recalde, en Bilbao, y subieron el monte Pagasarre y llegaron hasta el domicilio del ahora detenido, donde pernoctaron y relataron los pormenores del asesinato.

 

< Volver