El señor Cortina, a París la próxima semana. 
 El problema vasco envenena las relaciones hispano-francesas  :   
 España-USA a la espera del comunicado conjunto. 
 Informaciones.    19/06/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL SEÑOR CORTINA, A PARÍS LA PRÓXIMA SEMANA

EL «PROBLEMA VASCO ENVENENA LAS RELACIONES HISPANO-FRANCESAS ESPAÑA-U.S.A., A LA ESPERA DEL COMUNICADO CONJUNTO

MADRID, 19. (INFORMACIONES.)

LOS atentados provocados en Francia por elementos españoles de la extrema derecha, según se cree en París (donde no están de acuerdo con la actuación al respecto de las autoridades españolas), y el cobijo que encuentran en el país galo los refugiados de E.T.A., está motivando «un cierto malestar y alguna tensión» a un lado y otro de los Pirineos, según fuentes cercanas a la Administración española, que consideran el tema «delicado». El señor Poniatowski, ministro del Interior francés, ha venido reiterando en las últimas semanas serias advertencias, por lo que estaba ocurriendo en suelo francés, a las autoridades españolas.

En este contexto viajará a París la próxima semana el ministro español de Asuntos Exteriores, señor Cortina. Su estancia oficial se prolongará cuarenta y ocho horas. El jefe de la diplomacia española se entrevistará con su colega, señor Sauvanargues, y mantendrá otros encuentros de alto nivel. Probablemente será recibido por el primer ministro, Jacques Chirac

Aparte el «problema vasco», que merecerá, sin duda, una consideración especial en estos momentos, en la agenda figuran temas como las relaciones de España con la Comunidad Económica Europea, la O. T. A. N., la situación en tí Mediterráneo, sobre todo tras las últimas elecciones italianas, y el Sahara. No se olvide a este ultimo respecto que Francia goza dé especiales lazos de amistad con Marruecos y Argelia. No es que España vaya a pedir expresamente la mediación francesa, pero quizá sí serían de agradecer su buenos oficios entre Rabat y Argel para tratar de eliminar la evidente tensión que el problema saharaui está provocando en el Magreb, hasta el punto de que pueda convertirse en un «punto caliente» de las relaciones Internacionales.

ACUERDOS ESPAÑA-U. S. A.

Precisamente, en otro orden de cosas, «Les Echos» de París, periódico especializado en temas económicos y financieros, concede una gran importancia, según reseña de la agencia Efe, a la renovación de los acuerdos España.U.S.A. «Los norteamericanos, al igual que sus aliados atlánticos —dice—, prestarán una gran atención a España, tanto más cuanto que la mutación que se esboza en Italia no constituye un fenómeno aislado. Portugal atraviesa horas decisivas en las que la balanza quizá va a inclinarse hacia el «dinamismo revolucionario», en detrimento de sus relaciones con las democracias pluralistas. Al mismo tiempo, en una nota oficial, Turquía Amenaza a Estados Unidos con suprimir las bases que tienen en su territorio si no se entabla rápidamente una negociación. Debilitada ya por la crisis de Chipre y el mal humor de Grecia, la estrategia atlántica en el Mediterráneo se ve amenazada por todas partes. Por eso, Estados Unidos se esfuerzan en obtener —aunque sea a elevado preció— la renovación de sus acuerdos con España».

Así las cosas, de un momento a otro será hecho público, hoy mismo, el comunicado conjunto de la sexta ronda de las conversaciones que se celebran desde el lunes en Washington. Hasta el momento no ha habido filtraciones fidedignas del tono y del contenido de las mismas. Lo único que hemos podido saber es que en esta ocasión se pensaba llegar al meollo de la cuestión. Madrid está dispuesto dadas las circunstancias del contorno internacional y de la opinión pública nacional, a encarecer la firma, si es que al final se llega a firmar el nuevo acuerdo defensivo. El Régimen español no sólo quiere obtener un apoyo moral y un reconocimiento político, sino también algo práctico en sus relaciones con U. S. A. Hasta ahora —se tiene la impresión— no ha obtenido ni una cosa ni la otra. Tal vez el medido comunicado diplomático que se conocerá hoy, probablemente, arroje alguna luz sobre el rumbo de las futuras relaciones hispano-norteamericanas, a pesar de la asepsia de este tipo de comunicados. Ahora se verá si la visita del Presidente Ford a Madrid ha conseguido sacar las negociaciones del punto muerto en que se encontraban

 

< Volver