Hay que oponerse al terrorismo con un estado justo y fuerte  :   
 Declaraciones de don Salvador de Madariaga a la "Actualidad Española". 
 ABC.    14/04/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

«HAY QUE OPONERSE AL TERRORISMO CON UN ESTADO JUSTO Y FUERTE»

Declaraciones de don Salvador de Madariaga a «La

Actualidad Española»

MADRID. (De nuestra Redacción.) «No imaginaba que actuara tanto la censura...

Creí que era algo ya pasado...», afirma don Salvador de Madariaga a un redactor

de «La Actualidad Española», que publica en el número de esta semana una

entrevista, en exclusiva, con el ilustre escritor y político español,

colaborador de ABC.

De las declaraciones hechas por don Salvador de Madariaga al redactor de la

revista publicamos el siguiente extracto:

EL DESTIERRO.—«Creo que el efecto más negativo del destierro es que el país, con

respecto a uno, con respecto al que está fuera, avanza divergentemente. Cada

hombre viene con su destino prefijado por sus dotes y sus defectos. Su instinto

es llegar a hacer de sí mismo lo que trae precisamente al mundo. Yo no creo por

eso en los genios desconocidos que jamás salen de su aldea. Uno lleva como un

instinto aquello que creemos que podemos llegar a ser.»

TERRORISMO.—«El terrorismo ha existido siempre, y precisamente en los momentos

de crisis es cuando con más virulencia se ha manifestado. Hay que oponerse al

terrorismo con un Estado justo y fuerte. Son precisas ambas cosas para

combatirlo y ambas cosas necesarias para crear un Estado.

He venido a buscar claridad. Quiero ver, oír y entender, porque hay muchas cosas

que no entiendo.

España, hoy, está llena de problemas y de enigmas. Hagamos un país moderno y de

buena convivencia.

Yo no quisiera renunciar a una España liberal. Lo que hay que hacer precisamente

es sostener el modo de pensar de lo liberal: los «Iros modos de pensar son

irreconciliables.»

UNA AMENAZA.—«También existe hoy la amenaza de una guerra civil. Pero es preciso

tener en cuenta que la guerra civil es la guerra que mata al pueblo... Si no

somos capaces del gran cambio, entonces sí estamos muy cerca de una guerra

civil.»

 

< Volver