Entierro de las víctimas del atentado de la Puerta del Sol     
 
 Informaciones.    16/09/1974.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

ENTIERRO DE LAS VICTIMAS DEL ATENTADO DE LA PUERTA DEL SOL

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ASISTIÓ AL FUNERAL POR LA FUNCIONARÍA FALLECIDA DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE SEGURIDAD

INTENSA VIGILANCIA EN TODO EL PAÍS

MADRID, 16. (INFORMACIONES y resumen de agencias.)—En la tarde del sábado, el presidente del Gobierno, el presidente de las Cortes y seis ministros presidieron, con otras altas autoridades, el duelo oficial en el sepelio de doña Concepción Pérez Paiño, funcionaria de la Dirección General de Seguridad que resultó muerta en el atentado de la calle del Correo. Tras la misa de «corpore insepulto» le fue impuesta al cadáver la medalla al Mérito Policial, con distintivo rojo, concedida por el Gobierno a título postumo.

Al salir el féretro se oyeron gritos de «Viva España», coreados por numeroso público, del cual un pequeño sector entonó el «Cara al Sol»; algunos de los asistentes lo hicieron con el brazo en alto. Unas seiscientas personas se encontraban en las inmediaciones del edificio de la Dirección General de Seguridad y cerca de cuatro mil siguieron el acto en silencio en la Puerta del Sol. A los gritos de «Muera E. T. A.», «Fuera E. T. A.» y «Mueran los asesinos», numeroso público reaccionó coreándolos.

Sobre las cuatro y diez el féretro fue colocado en un furgón funerario, junto con distintas coronas de flores. Seguidamente se formó la comitiva, Que se dirigió hacia el cementerio de la Almudena, donde los restos recibieron cristiana sepultura.

ENTIERRO DE OTRA VICTIMA

A las seis y media de la tarde de ayer fue inhumado en el cementerio de la Almudena el cuerpo de don Luis Martínez Martín, de setenta y siete años, agente comercial, que falleció en el atentado de la cafetería Rolando.

El cadáver salió de las dependencias del Instituto Anatómico Forense. El cortejo fúnebre, en su recorrido hasta el cementerio, iba escoltado por dos «jeeps» de la Policía Armada. En el cementerio se rezó un responso y oración y a continuación se procedió a dar tierra el arcón conteniendo los restos mortales. Asistieron más del centenar de personas, en su mayoría familiares y amigos del difunto.

Tanto en las proximidades del Instituto Anatómico Forense como en el cementerio, los comenta ríos generales, unidos a los de dolor, eran de condena unánime del acto de violencia. En tal Instituto sólo quedan los cuerpos del matrimonio coruñés, a la espera del permiso para el traslado a su lugar de origen, donde se procederá a la inhumación.

EN BURGOS

Los restos mortales de doña María de los Angeles Rey Martínez, estudiante de veinte años de edad, llegaron a Burgos a las seis y cuarto de la tarde de ayer, dirigiéndose el coche fúnebre a la parroquia de San Pedro y San Felices.

La presidencia del funeral de cuerpo presente la ostentaba el gobernador civil, que representaba al ministro de la Gobernación; el comisario-jefe de Policía de Burgos, que representaba al director general de Seguridad; alcalde de Burgos y otras autoridades.

En la presidencia familiar se encontraban los padres, hermanos, abuelo y otros familiares.

Concluida la ceremonia religiosa, muchas personas acompañaron al cadáver al cementerio de San José, donde los restos de María de los Angeles Rey Martínez recibieron cristiana sepultura.

IDENTIFICACIÓN DE LAS VICTIMAS

Han sido identificados los dos cadáveres que quedaban por hacerlo de los once existentes a causa de la explosión. Se trata de un matrimonio coruñés formado por don Baldomero Berral Fernández, industrial, y doña Josefina Pérez Martínez. Sus familiares fueron avisados en cuanto se logró esta identificación, por medio de la delegación en La Coruña de la Dirección General de Seguridad, y se han trasladado a Madrid para hacerse cargo de los cadáveres.

Con destino a sus lugares de origen saldrán los restos de las siguientes personas: don Antonio Lobo Aguado, de cincuenta y cinco años, ferroviario, a Villanueva del Rio y Mina (Sevilla); don Manuel Llanos Gancedo, de veintisiete años, camarero, a Caboalles de Abajo (León); doña Mana de los Angeles Rey Martínez, de veinte años, estudiante, a Burgos; doña Francisca Baeza Alarcón, de cuarenta y cinco años, a Valdepeñas (Ciudad Real), y el matrimonio formado por don Antonio Alonso Palacios, de treinta años, mecánico, y doña María Jesús Arcas, de veinticinco años, telefonista, a Contamina (Zaragoza).

MEJORAN LOS HERIDOS

Puentes de los centros sanitarios donde se encuentran internados los heridos del atentado han señalado que, en general, su estado evoluciona satisfactoriamente. Entre todos los heridos, sólo ofrecen serios cuidados cuatro o cinco de ellos, en especial don Gerardo García Pérez.

En la residencia sanitaria La Paz sólo quedan ya cuatro heridos: don Manuel Aparicio, policía, cuyas heridas en brazo y espalda no son, graves, ha mejorado sensiblemente, mientras que los internados en el servicio de Rehabilitación y Traumatología, don Manuel Jouvé de la Barrera (policía), don Emilio Candil García (policía) y don Ismael López Ollero continúan recuperándose, aunque lentamente.

De los por lo menos catorce heridos que se encuentran en 1» residencia Francisco Franco, sólo cuatro revisten alguna gravedad y han mejorado en las últimas horas. Se trata de los policías den José Ubach, don Conrado Delso y don Gerardo García, asi como doña Salvadora Zarza, que se encuentra en cuidados intensivos.

En el hospital de la Cruz Roja hay dos heridos en reanimación: don Félix Ayuso (policía) y doña Isabel González, que van mejorando, dentro de su gravedad. Y otros dos heridos en planta: las hermanas doña Dolores y doña Evelina Aguado. La primera está muy bien y la segunda tiene problemas y han tenido que ponerle sangre.

En el Hospital Clínico fue intervenido este mediodía, por asunto de ojos, don Antonio Carro Ramón.

EL JUZGADO NUMERO 16 INSTRUYE EL SUMARIO

El sumario relativo al atentado perpetrado en la calle del Correo ha sido abierto por el Juzgado de Instrucción número 16, que estaba de guardia en el momento de producirse el hecho.

El titular de dicho Juzgado es el magistrado don Luis Serrano de Pablo.

EL EDIFICIO AFECTADO NO CORRE PELIGRO

El jefe del equipo de arquitectos municipales ha declarado que la finca de cuatro plantas afectada por la explosión no ofrece ningún peligro; sólo ha sido dañada en su estructura y puede ser habitada de nuevo, una vez que se realicen algunos arreglos.

Se espera que en un plazo de tres o cuatro días, una vez realizados los trabajos, los vecinos del edificio sean autorizados para regresar a su residencia.

INTENSA VIGILANCIA

Prosiguen las medidas especiales de seguridad adoptadas por la Policía con motivo del atentado del viernes. Tanto en los puertos como en los aeropuertos, estaciones ferroviarias y terminales de autobuses, asi como en distintos enclaves y puntos diversos de las carreteras, los servicios de vigilancia proceden, en distintas ocasiones, a la verificación de identidad de personas y, en su caso, a cacheos o registros aconsejables a tenor de las circunstancias.

Noticias que llegan de distintas provincias indican que la vigilancia en las carreteras está siendo muy intensa. En la carretera de Madrid a Badajoz, la Guardia Civil, después de registrar algunos coches, entregaba un «control» que acreditaba que el vehículo ya habla sido registrado.

En Madrid se observa también una vigilancia superior a la normal.

TELEGRAMAS DE REPULSA

Continúan llegando de toda España telegramas de condolencia y repulsa por el atentado de Ja calle del Correo, dirigidos al presidente del Gobierno, ministro de la Gobernación y Ayuntamiento de Madrid. En dichos telegramas se reafirma asimismo la lealtad a Franco y a las orientaciones del Gobierno.

JUAN MANUEL GALARRAGA

Como ampliación a la des cripción correspondiente al miembro de la E.T.A. Juan Manuel Galarraga Mendizábal, natural de Zaldivia (Guipúzcoa), nacido el 15 de enero de 1947, y conocido también por los seudónimos de «Zaldivia y «Potxolo», se hace constar que tiene 1,70 a 1,72 metros de estatura, pómulos sonrosados, aspecto tosco, dientes pequeños y expresión de persona ingenua, como de niño grande.

16 de septiembre de 1974

 

< Volver