Atraco al Banco Atlántico por supuestos miembros de Cruz Ibérica. 
 El fiscal solicita doce años de cárcel para uno de los inculpados y diez para los demás     
 
 Informaciones.    23/09/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ATRACO AL BANCO ATLANTICO POR SUPUESTOS MIEMBROS DE CRUZ IBÉRICA

El fiscal solicita doce años de cárcel para uno de los inculpados y diez para los demás

MADRID, 23. (EUROPA PRESS.) -En la causa penal relativa al atraco del Banco Atlántico, producido en Madrid el 30 de marzo de 1913, han formulado y» sus escritos de conclusiones provisionales el representante del Ministerio Fiscal, el acusador particular y el defensor de los hermanos Echegaray del Campo, don Francisco Bermejo, que pide la libre absolución y se reserva su relato de hechos hasta el momento del juicio.

El trámite de calificación quedará concluido cuando formulen sus conlusiones provisionales los defensores de los otros cuatro procesados: don Fernando Alcázar de Velasco, don José María Burón Murillo, don Francisco de Sales González y don Antonio Padro Iglesias.

El acusador particular, don José María Stampa Braun, en nombre del Banco, se adhiere a las conclusiones del fiscal, que calificó los hechos como constitutivos de un delito de robo con intimidación en las personas y llevado a cabo en entidad bancaria, pi-dieucc se condene a cada uno de loa procesados a la pena de diez años de prisión mayor, excepto don Francisco de Sales González —en quien, a Juicio del fiscal, concurre la agravante de abuso de confianza—, para el que solicita doce años de cárcel, y para todos ellos, que indemnicen conjunta, y solidariamente la cifra de 537,600 pesetas al Banco.

Según el fiscal, los seis procesados eran miembros de la asociación denominada Cruz Ibérica, cuya deficiente situación económica trataron de remediar COR el dinero que consiguieran de la. mencionada entidad bancaria.

A tal fin, el señor González —que trabajaba en el Banco como economista— avisó de las condiciones favorables en la mañana del 30 de marzo de 1973, y los hermanos Echegaray, Buron y Padro acudieron a la oficinas del Banco, en la avenida de José Antonio; llegaron hasta el despacho del jefe de personal, en el momento en que éste y varios empleados distribuían el dinero de las nóminas.

Don Alberto Echegaray y don José María Burón. armados con sendas pistolas, y don Antonio Padro, con una navaja, amenazaron y amordazaron a dicho personal y se llevaron algo más de cuatro millones de pesetas, que posteriormente fueron recuperados —excepto la cifra señalada como indemnización— por la Policía, una vez localizados los atracadores.

sa hecha por el abogado don José María de Sotomayor, quien en su intervención, que ha servido para fallar, aduce que los hechos imputados al joven constituían una falta y no un delito contra el artículo 567 número & (¿Los que con la exhibición de estampas o grabados o con otra clase de actos ofendieren levemente a la moral, a las buenas costumbres o a la decencia pública».)

Al joven procesado se le pedia, por la parte fiscal y por un delito de escándalo público, un mes y un día d» arresto mayor, multa de cinco mil pesetas e inhabilitación especial de seis años y un día.

 

< Volver