El cinturón montañoso de Irún, posible lugar de cautiverio     
 
 ABC.    28/01/1973.  Página: 20. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ABC. DOMINGO 28 DE ENERO DE 1973. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 20.

EL CINTURON MONTAÑOSO DE IRUN, POSIBLE LUGAR, DE CAUTIVERIO

Irún 27. ¿Dónde ha tenido lugar el cautiverio de don Felipe Huarte y por precisamente en las cercanías de Irún? Después de la Inspección ocular realizada por el corresponsal de Pyresa, y a la vista de las declaraciones del señor Huarte. es posible establecer con bastante claridad que el lugar del cautiverio ha estado situado en el cinturón montañoso de Irún, que limita con Oyarzun y Navarra.

Vayamos por partes. Del término municipal de Irún, todo el territorio que linda con el ferrocarril, puentes internacionales y la ría del Bidasoa desde Endarlaza hasta su desembocadura en Fuenterrabía. está sumamente vigilado y, además, no coincide con las declaraciones del liberado. Porque aceptando que no viajó en tren ni sobre el agua, era muy difícil engañar la doble vigilancia de la Policía en la Aduana, tanto española como francesa, cuyos controles han sido en todo momento herméticos. Cabe, pues, en principio, descartar esta zona.

En cuanto al otro Irún, el montañoso, la franja o línea imaginarla trazada desde el límite con Fuenterrabía, en el alto de Gainchurizketa, pasando por los barrios de Irún y Venta Lapice y Olaberría. nos da la clave de que ha podido ser el lugar idóneo. Ahora hace falta conocer de qué ruta de montaña se trata: si la de Olaberría, en dirección a Meaka —para el paso desde Navarra por Lesaca—. o, lo que es mucho más fácil pensar, la vecina villa guipuzcoana de Oyarzun, que con sus seiscientos caseríos diseminados alrededor de cincuenta kilómetros cuadrados y sus numerosas carreteras de segundo y tercer orden, tiene acceso a Lesaca (Navarra), así como a una verdadera encrucijada de caminos con salida a Rentería y San Sebastián.

Teniendo en cuenta que respecto a la ultima jornada —es decir, la de la liberación— el señor Huarte recuerda que apenas viajaron una hora en automóvil, con posibilidad de que hayan estado dando vueltas a un mismo circuito en pésimo estado, es fácil suponer que el secuestrado haya permanecido en las montanas de Irún o en las vecinas de Oyarzun o Lesaca, esta última localidad con menos posibilidades.

A la vista de los primeros detalles, cabe creer probable esa zona como lugar del cautiverio del señor Huarte. Se trata ciertamente, de uno de los sitios más sorprendentes, y prueba de ello es que se ha comprobado que el cinturón montañoso de Irún ha sido un punto relativamente débil en la vigilancia mantenida por las fuerzas del orden.

 

< Volver