Tribunales. 
 Cuarenta y siete años de reclusión para un miembro de la ETA     
 
 ABC.    30/10/1973.  Página: 43. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

30 DE OCTUBRE DE 1973. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 43.

TRIBUNALES

CUARENTA Y SIETE AÑOS DE RECLUSIÓN PARA UN MIEMBRO DE LA E. T. A.

Burgos 27. En la Sala de Justicia del Gobierno Militar ha tenido lugar el Consejo de Guerra contra Venancio Echevarría Zuluaga, miembro de E. T. A. y adscrito al frente militar «Quinta Asamblea», acusado de haber colocado quince kilos de dinamita, en unión de Eustasio Mendizabal Benito, alias «Txikia» (muerto en encuentro armado en Guecho frente a la Policía), en el puerto de Lizarusti, para que hicieran explosión con motivo del paso de la Vuelta Ciclista a España, el 2 de mayo pasado.

También tomó parte en el atraco que se perpetró en la Printex, de San Sebastián, de donde se llevaron, tras encadenar a varios empleados, dos fotocopiadoras, una grabadora, tres multicopistas, una máquina y una furgoneta.

Por todo ello, el fiscal solicitaba para el procesado cuatro penas, tres de ellas por terrorismo, consistentes en veinticinco años. doce años y un día y veinte años y un día, respectivamente, y, por la cuarta, por tenencia ilícita de armas, cuatro años

La sentencia ha condenado a Venando Echevarría a doce años y un dia de reclusión por el robo de la furgoneta, con fines terroristas; a quince años de reclusión, por el ataque a la casa Printex; a veinte años de reclusión por la colocación de los explosivos, siendo absuelto de la acusación de tenencia ilícita de armas.

No acudió a testificar Pedro Bernabé Esteban, por lo que el abogado detensor renunció al interrogatorio de otro testigo presente. José María Zubillaga, que se encuentra detenido y procesado. Este compareció a petición del fiscal. Lo hizo esposado y custodiado por una pareja de la Policía Armada.

A la pregunta final del presidente del Tribunal si tenía algo que alegar respondió el procesado con frases injuriosas al Ejército, gritos de «Gora Euzkadi» y amenazas de muerte. El prestante del Tribunal ordenó que se retirase el procesada, y el fiscal jurídico multar de la VI Región solicitó que -constasen en acta las manifestaciones del reo por si pudieran considerarse como delito de injurias y amenazas. La sentencia no será firme hasta ser aprobada por el capitán general de la VI Región Militar.—Pyresa.

 

< Volver