Autor: Dávila, Carlos. 
 La formación del nuevo Gobierno será una consecuencia. 
 Hoy pueden concluir los pactos UCD - Minoría Catalana     
 
 ABC.    03/09/1980.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

MIÉRCOLES 3-9-80

NACIONAL

La formación del nuevo Gobierno será una consecuencia

Hoy pueden concluir los pactos UCD-Minoría Catalana

MADRID. (Carlos Dávila). Hoy pueden ultimarse los pactos entre el Gobierno y la Minoría Catalana,

pactos que tienen una triple ¡intención política volcada no sólo en el Parlamento, sino en el desarrollo

autonómico y en el planteamiento de un programa económico de largo alcance. Los pactos son, desde

luego, previos a la recomposición del Gabinete gubernamental. El presidente Suárez y sus colaboradores,

y Pujol y los suyos, han tratado de ofrecer una alternativa política válida para el próximo bienio, una

programación tal que permita al partido centrista, apoyado por Convergencia Democrática, gobernar con

alguna soltura en los próximos tiempos.

Dos hombres están siendo claves en la discusión y redacción de estos acuerdos de amplio espectro que,

según todas las informaciones, hoy serán una realidad. El catalán, segundo hombre de Convergencia,

Miguel Roca Junyent, y el ex ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa. En ellos han descansado los

respectivos líderes parte del peso específico de los pactos. Es especialmente relevante la presencia en las

conversaciones de Martín Villa, porque quizá será el primer gobernador de Cataluña, un cargo para el que

repetidamente se ha ofrecido y que no será oficializado hasta dentro de un mes. Martín Villa, que ya fue

gobernador de Barcelona, sabe que muchos de los acuerdos que ahora se rubriquen necesitarán, en un

futuro más o menos próximo, un desarrollo adecuado, y sabe también —quizá porque Suárez se lo ha

podido Indicar— que él será la persona llamada a llevar a la práctica los textos que ahora se firmen.

Roca, por su parte, tiene posibilidades, muchas, de ostentar en el próximo Gobierno una cartera de cierta

envergadura, una alternativa que no rechaza el líder del sector socialdemócrata de Convergencia. Parece,

además, que los catalanes venidos a Madrid (Roca estuvo ayer más de dos horas en la Moncloa) han

solicitado responsabilidades concretas en el Gobierno central como una de las contraprestaciones más

importantes a su posición dialogante en la gestación de los acuerdos. En principio, y como se recordará

tras las informaciones parciales y hasta ambiguas que se pudieron filtrar tras las Permanentes de UCD de

julio, el partido en el Poder se mostraba reacio a ofrecer algún ministro a sus próximos aliados, pero esta

tendencia, muy generalizada entre los miembros de la Ejecutiva centrista, puede estar siendo revisada

estos días por la exigencia catalana a compartir el peso de la decisión a nivel estatal.

ECONOMÍA Y ESTATUTO

Si se ajustan, finalmente, las negociaciones, la dinámica parlamentaria será acelerada en los próximos

meses. El actual ministro para el Desarrollo Constitucional, Ortega y Díaz-Ambrona, puede convertirse

así en protagonista del interés de la nueva Mayoría por sacar adelante leyes orgánicas de tan singular

Interés como la del Divorcio, la de Financiación de Comunidades Autónomas o la ley orgánica del Poder

Judicial, leyes para las que cabe prever un disenso notable entre la mayoría que salga de los pactos y el

Partido Socialista.

Como apuntaba al principio, otra de las líneas de negociación incide directamente en el proceso

autonómico. Jordi Pujol, que el domingo pronunció, quizá, el discurso más nacionalista de los últimos

tiempos, ha asegurado que no aceptará una sola transferencia más s¡ no se acompaña de la

correspondiente dotación presupuestaria. Puede preverse, por tanto, que en el tira y afloja que están

sosteniendo los negociadores se está haciendo especial hincapié en las prestaciones financieras, que los

catalanes han calificado de urgentísimas, para llenar de contenido el Estatuto refrendado el pasado año.

Queda, en estos momentos, por apuntalar alguno de los aspectos esenciales del segmento económico de

los pactos, una parte ésta que será, en definitiva, el texto amplio que servirá al Gobierno para presentar su

propio programa económico. Al parecer, el presidente ha traído de sus vacaciones gallegas perfectamente

estudiados los «papeles» económicos que, antes del viaje a Perú, le entregaron particularmente Fuentes

Quintana y Rodríguez Sahagún, dos candidatos a la Vicepresidencia Económica que deja vacante Abril

Martorell. Se ha partido, en las conversaciones, de un acuerdo inicial en el sentido de redactar un plan útil

hasta 1983. A partir de este principio básico, no parece que hayan existido demasiadas dificultades a la

hora de acordar las líneas fundamentales del texto.

LA PERMANENTE, EL FIN DE SEMANA

Si finalizan en armonía política los convenios bilaterales entre UCD y Convergencia Democrática de

Cataluña, es muy posible que para el fin de semana se convoque la Comisión Permanente de UCD, que

aún no ha cubierto la vacante producida por el fallecimiento del líder liberal Joaquín Garrigues. En

círculos del partido gubernamental se pensaba ayer que la citada Comisión se reunirá el sábado o

domingo, y que sus componentes conocerán del propio Suárez la letra de los acuerdos con los catalanes.

El presidente precisa cumplir esta diligencia, que no es un simple trámite político, en virtud del espíritu de

colegiación surgido en las duras discusiones que se produjeron en el mes de julio.

Se ha acelerado, pues, en las últimas horas, el calendario político y parece ser, según lo previsto, .que

Adolfo Suárez podrá desplazarse en la próxima semana a Colombia, Ecuador y Nicaragua. Ayer, tanto el

Ministerio de Asuntos Exteriores como Presidencia del Gobierno, continuaban los preparativos del viaje,

que quizá comience en la tarde del día 10.

Por otro lado, el Pleno del Congreso se celebrará el martes 9, y en él, con toda seguridad, el Gobierno,

aunque ya haya sido presentado oficialmente, no anunciará su programa de actuación. Ayer, en la Junta

de Portavoces, los centristas consiguieron aplazar la posible presentación pública del nuevo Gabinete.

Jiménez Blanco y Gabriel Cisneros fueron apoyados por la Minoría Catalana, cuyo representante, Roca

Junyent, recordó que el día 11 se celebra la «Diada». Alfonso Guerra quiso conocer las auténticas razones

que motivaban, el aplazamiento porque, según afirmó a! final de la reunión, el Gobierno debe ofrecer al

país explicaciones convincentes. El secretario gubernamental de Relaciones con las Cortes, Gabriel

Cisneros, respondió que en breve plazo tendría lugar un Pleno exclusivamente político pero que «no se

encontraba en condiciones de fijar ni el tiempo, ni el contenido forma! de ese Pleno».

CALVO-SOTELO, CON SUÁREZ

Suárez recibió ayer en la Moncloa a Leopoldo Calvo-Sotelo. La entrevista se realizo según medios

bien informados, a iniciativa del presidente. No se conocen los términos siquiera generales, de la

conversación. Calvo-Sotelo, que asegura no tener oferta ninguna para cambiar de cartera ministerial, el

candidato, no sólo a la Vicepresidencia Económica, sino a la titularidad de Asuntos Ex tenores. Francisco

Fernández Ordóñez, otro de los aspirantes al palacio de Santa Cruz no encontraría quizá resistencias

concreta; en los estamentos profesionales diplomático! pero, a pesar de ello, puede ser descartado a última

hora, aunque, en cualquier caso, se opina debe estar presente en el Gobierno que, presumiblemente, si

no se producen Interferencias, he anunciará el lunes. Un Gobierno quizá monocolor, si Suárez logra

modificar la primitiva idea de los catalanes, pero que pretende formarse evitando los errores cometidos

en mayo. Y éstos sólo podrán obviarse si se cumplen dos condiciones: la feliz solución tras una crisis

corta y la presencia en el Gabinete de personalidades relevantes en áreas importantes de poder.

 

< Volver