Marejada centrista por los sucesos vascos. 
 Se cuestiona el liderazgo en el partido del Gobierno     
 
 Diario 16.    04/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

Diario 16/4-noviembre-80

NACIONAL

MAREJADA CENTRISTA POR LOS SUCESOS VASCOS

Se cuestiona el liderazgo en el partido del Gobierno

El liderazgo de Adolfo Suárez en el partido de UCD y en el Gobierno se está poniendo en cuestión tras

los luctuosos acontecimientos del País Vasco, según fuentes centristas.

La reunión del comité ejecutivo del partido en el Gobierno del pasado viernes supuso una auténtica

quiebra del monolitismo centrista.

Un destacado miembro de la misma llegó a plantear el problema de la dirección política y el liderazgo del

partido, según fuentes de la ejecutiva de UCD. Pero, ¿cómo se gestó esta reunión? Según las

informaciones llegadas a la prensa, no se trató de una convocatoria normal, sino del resultado de las

gestiones de tres de sus miembros.

Madrid — Los miembros de la ejecutiva Osear Alzaga, Ignacio Camuñas y Miguel Herrero y Rodríguez

de Miñón acudieron a la sede de UCD, en la calle de Arlaban, para pedir al secretario general del partido,

Rafael Calvo Ortega, que fuera convocada la ejecutiva, para tratar en la misma de la gravísima situación

por la que atraviesa la UCD del País Vasco y del asesinato de Juan de Dios Doval. Pidieron la

convocatoria con carácter inmediato.

Se les informó que el señor Calvo Ortega se encontraba en su domicilio haciendo la maleta para viajar a

San Sebastián, donde asistiría a los funerales por Doval. Allí se dirigieron los tres miembros de la

ejecutiva y formalizaron su petición al secretario general. Este les contestó que ya había hablado del tema

con el presidente Suárez y que la reunión de la ejecutiva tendría lugar después de los funerales por Juan

de Dios Doval.

Alzaga, Miguel Herrero y Camuñas no aceptaron este planteamiento e insistieron en su petición. Calvo

Ortega quedó en tratar el tema con el presidente.

La ejecutiva, convocada para la tarde

La ejecutiva fue Convocada para las ocho de la tarde del mismo viernes. Se inició con una primera

intervención de Ignacio Camuñas que, en síntesis, planteó dos cuestiones:

A) Que el comité eaecutivo en pleno se traladase a San Sebastián y que al frente de la ejecutiva figurara

el presidente del Gobierno, y de UCD, Adolfo Suárez.

B) Celebración de una reunión para tratar el tema del País Vasco y revisar la estrategia que se está

siguiendo, todo ello con asistencia de los dirigentes centristas de aquella región.

A continuación se produjeron una serie de intervenciones a favor y en contra de las propuestas

formuladas por Camuñas. A favor se pronunciaron Antonio Fontán, Osear Alzaga, Miguel Herrero y

Landelino Lavilla. En contra, Pío Cabanillas, Otero Novas, Iñigo Cavero y Rosón. Las posturas

encontradas se refieren a la primera de las peticiones —que el presidente, y la ejecutiva se trasladen al

País Vasco—, ya que sobre la segunda hubo acuerdo general. Suárez no se pronunció, limitándose a

escuchar.

La línea de argumentación de los que apoyaron a Camuñas fue que hay que dar un apoyo sobre el terreno

a la UCD vasca, y uno de estos intervinientes señaló que al partido se le plantea un problema de dirección

política y de liderazgo.

Por lo que se refiere a los que estaban en contra, adujeron que el Consejo de Ministros ha acordado enviar

sólo una representación encabezada por el titular de Universidades, Luis González Seara, que Marcelino

Oreja, delegado del Gobierno, había desaconsejado el viaje y que el presidente no se ha desplazado al

Pais Vasco con ocasión de otros atentados contra miembros de las Fuerzas del Orden o militares, y que si

lo hacía para asistir al funeral de un miembro de su partido, se podría dar una mala imagen.

Reunión sobre Euskadi

Esta argumentación fue contestada, más adelante, diciendo que el hecho de nos hayamos estado

equivocando hasta ahora, no quiere decir que tengamos que seguir equivocándonos.

El presidente Suárez dijo que se iba a pensar la petición formulada por Camuñas. Como se sabe,

finalmente decidió no desplazarse al País Vasco, según las fuentes informantes.

Las personas que han explicado esta versión han señalado que hubo general acuerdo sobre la celebración

de una reunión de la ejecutiva, en la que, como tema monográfico, se trate el tema de la situación en el

País Vasco, con asistencia de los dirigentes centristas en aquella región.

El tema del País Vasco —ha manifestado un miembro de la ejecutiva— jamás se ha tratado en

profundidad en las reuniones de la ejecutiva, sólo de pasada. La estrategia debe ser debatido, ya que

algunos pensamos que esa estrategia está equivocada. La reunión tendrá lugar probablemente esta misma

semana.

Por otra parte, en la noche del pasado sábado tuvo lugar una reunión en Ezcaray, localidad donde habían

sido sepultados los restos del señor Doval, del comité regional del País Vasco, con asistencia del

secretario general de UCD y los otros dirigentes centristas que habían viajado a San Sebastián para asistir

a los funerales del señor Doval.

Se produjo una crítica masiva a la ausencia del presidente Suárez en los actos de sepelio del señor Doval,

por parte de los miembros del citado comité regional, aseguró uno de los asistentes.

 

< Volver