II Congreso Nacional de UCD. Polémica sobre el divorcio. 
 Fernández Ordóñez no cree en los cambios y Escartín piensa en retoques     
 
 ABC.    08/02/1981.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

NACIONAL

ABC/7

II Congreso Nacional de UCD

Polémica sobre el divorcio

Fernández Ordóñez no cree en los cambios y Escartín piensa en retoques

PALMA DE MALLORCA. Aunque los congresistas Javier Moscoso y Carmela García Moreno han

asegurado que el texto aprobado por el Congreso de UCD en relación con el tema del divorcio no supone

modificación alguna en el texto que va a ser debatido en el Congreso de Diputados, parece que existen

discrepancias y diferencias de opinión.

El ministro de Justicia, señor Fernández Ordóñez, se muestra de acuerdo en que «la Ponencia de familia,

aprobada por el Congreso de UCD, no implica ningún cambio respecto al proyecto de ley de Divorcio» y

ha añadido: «Estoy dispuesto a presentar y defender esta ley ante el Pleno de las Cortes.»

Añadió que la Ponencia de política familiar sólo excluye el divorcio por mutuo acuerdo, mientras el

proyecto de ley establece e! divorcio por mutuo consentimiento, pero cuando se haya constatado un

espacio de tiempo de separación de los cónyuges y se haya abierto previamente el proceso de separación.

Esto supone que si se admite el divorcio por mutuo acuerdo no se admite por el solo acuerdo de las partes.

«El proyecto de ley que está en las Cortes —añadió— es un texto moderado, que supone un divorcio

racional y prudente. Yo espero que se celebre pronto el Pleno del Congreso de los Diputados y que no

surjan maniobras retardatarias.»

Por el contrario, el diputado de UCD por Logroño José Antonio Escartín ha asegurado que el texto de la

ley que actualmente se encuentra en las Cortes tendrá que ser retocado para adaptarlo al mandato del

partido acordado ahora en el Congreso de Palma.

El Pleno ha acordado no admitir el divorcio por mero acuerdo. El sector socialdemócrata quiere ver en

esto la posibilidad de que el divorcio que ha introducido la ley —mutuo acuerdo, más cese efectivo de la

convivencia conyugal— no se ve afectado por el acuerdo del Congreso. Yo entiendo que la causa del

divorcio es el cese efectivo de la convivencia conyugal, que era la filosofía originaria en el proyecto de

ley que envió el Gobierno, excluyendo el acuerdo de los cónyuges como causa de divorcio.

En los medios políticos independientes de UCD también se entiende que, aparte las discusiones de tipo

jurídico, el acuerdo adoptado por el Pleno del Congreso de Palma va a suponer un «frenazo» a la ley de

Ordóñez en su actual redacción.

 

< Volver