Autor: Serrano Recalde, Pedro. 
 Lo afirmó el primero en una conversación con Osorio. 
 Alzaga y Herrero pensaron su posible salida de UCD     
 
 Diario 16.    04/12/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Lo afirmó el primero en una conversación con Osorio

Alzaga y Herrero pensaron su posible salida de UCD

En una conversación mantenida entre Osear Alzaga y Alfonso Osorio el pasa.do miércoles, el primero

afirmó que Herrero de Miñón abandonaba UCD para pasarse a AP y que él era partidario de formar con

Osorio un colectivo moderado. Ayer, los dos dirigentes de la Plataforma Moderada negaron la

información.

Pedro SERRANO RECALDE

Madrid — Pese a los reiterados desmentidos de Osear Alzaga y Miguel Herrero de Miñón, DIARIO 16 ha

podido confirmar la información facilitada ayer por «ABC» en el sentido de que ambos dirigentes del

sector conservador de UCD tenían prevista una expectativa de fuga del partido centrista.

En una conversación mantenida, a las siete de la tarde del miércoles, entre Osear Alzaga y Alfonso

Osorio, el primero le informó al diputado de Coalición Democrática de las intenciones de Herrero de

pasarse a Alianza Popular, así como de la conveniencia de formar un colectivo moderado, idea en la que

estaba de acuerdo el propio Osorio.

Según fuentes de crédito, Miguel Herrero fue totalmente ajeno a esta conversación entre los dos políticos

democristianos y parece que sus afirmaciones con respecto a encabezar un bloque de «platafórmistas»

que se pasarían a AP es una idea de hace unos días, en las mismas lechas en que el secretario general de

AP, Jorge Verstrínge anunció públicamente ese trasvase, aunque el político aliancista no. precisó

nombres.

El Gobierno

Oscar Alzaga estaba irritado por cómo llegó el desenlace de Ja crisis del Gobierno, con la prima a Jos

socialdemócratas. El hecho de que los dirigentes conservadores no hayan entrado en el Gobierno no sólo

se debe a la renuncia hecha expresamente por Alzaga y Herrero, sino al hecho de que Calvo-Sotelo no

accediese a sus aspiraciones de entrar en los «contenidos» políticos del Gabinete.

En concreto, y según fuentes fiables, Herrero respondió a la oferta inicial de Calvo-Sotelo para entrar en

el Gobier o, que quería saber con quiénes entraba y para qué. Los conservadores pretendían recanalizar la

política económica, lo que quedaba desmentido por la continuidad y elevación de rango del

socialdemócrata Juan Antonio García Diez.

Ha cual caso, Calvo-Sotelo se negó a informar a Herrero del alcance de la remodelacíón y a facilitarle un

nuevo «programa de Gobierno». Este fue el motivo sustancial para descartar la cartera ofrecida.

Precisamente, el tema económico fue uno de los abordados en su conversación del miércoles entre Alzaga

y Osorio. Ambos comentaron el malestar existente entre los empresarios por la continuidad dada a la

política económica.

Desmentidos

Tras la publicación de la noticia sobre el posible abandono de UCD de ambos dirigentes conservadores,

tanto Herrero de Miñón como Osear Alzaga hicieron rápidos desmentidos. El segundo, incluso, llamó al

nuevo secretario general de UCD, Iñigo Cavero, para confirmarle que no abandonaba el partido.

Por su parte, Herrero de Miñón manifestó a RNE que la información «no se ha contrastado conmigo, que

soy el interesado en el tema, y me parece que hubiera sido un deber de prudencia mínimo preguntarme

direclamente por una información tan importante y, en caso de ser verdad, tan comprometedora».

Herrero añadió que «este tipo de información y rumores en nada favorecen la estabilidad política que en

estos momentos yo estoy dispuesto a contribuir y apoyar, y que, además, he dado pruebas fehacientes y

recientes de que quiero contribuir a apoyar».

Estas últimas palabras del ex portavoz centrista aludían en concreto a los contactos mantenidos el mismo

miércoles con diversos componentes de la Plataforma Moderada, a los que pidió apoyaran sin reservas al

Gobierno y ai presidente Calvo-Sotelo.

Por otra parte, esta reacción se produce en medio de una última ofensiva de los suaristas contra los

conservadores, cuya intención era desprestigiar a los dirigentes de la Plataforma Moderada, Osear Alzaga

y Miguel Herrero.

 

< Volver