Autor: Carandell, Luis. 
   Novios de la bisagra     
 
 Diario 16.    30/10/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Novios de la bisagra

El Congreso de los Diputados tiene en estos días el aspecto de un Sajón de la Ferretería. Y no sólo porque

el Gobierno y la derecha que quiere llegar a ser gran derecha con la férrea colaboración de Fraga esté

echando los cierres, cerrojos y candados que le permitan consolidarse en la Edad del Hierro, sino porque

hay otros que manejan otro tipo de ferralla en defensa propia.

La palabra clave de estos días es la bisagra. Incluso durante las sesiones de la OTAN se hablaba de ella.

La personificación de la bisagra, claro, es Fernández Ordóñez, que se ha ganado a pulso llegar a ser esa

importantísima pieza de la puerta de la política. Parece que ya es seguro que Paco sé va de UCD y funda

una bisagra socialdemócrata. Lo que aún no se sabe es cuántos de los suyos se van con él. «Somos treinta

y dos en las comidas», decía ayer un incondicional, mientras que los menos optimistas hablaban de cinco

o seis diputados dispuestos a seguir al hombre-bisagra del centrismo español.

Lo que ocurre es que la bisagra tiene hoy otros novios , así, se habla de Tamames y de Raúl Morodo que

podrían desempeñar, con Paco o sin Paco, el papel de este trozo de hierro.

Pero hay más. Si la UCD sigue con su política y se confirma su voluntad de entrar en la Edad del Hierro,

a la que algunos llaman ahora «Edad del Roble», entonces quien puede aspirar a ser bisagra desde fuera o

desde dentro de UCD es Suárez, ya que no en vano ocupa hoy Adolfo la posición del «extremo centro».

CARANDELARIO

Luis Carandell

 

< Volver