Autor: Dávila, Carlos. 
 Alzaga y Herrero de Miñón desmienten que pretendan abandonar UCD. 
 Hubo conversación entre Oscar Alzaga y Alfonso Osorio     
 
 ABC.    04/12/1981.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Alzaga y Herrero de Miñón desmienten que pretendan abandonar UCD

Hubo conversación entre Osear Alzaga y Alfonso Osorio

MADRID (Carlos Dávlla). Osear Alzaga y Miguel Herrero Rodríguez de Miñón desmintieron

ayer su posible salida de UCD. Los dos, en un tono tajante, afirmaron que la información que

ayer publicó ABC «carece de todo fundamento». Por otra parte, el ex portavoz de UCD en el

Congreso de los Diputados aseguró que una noticia de este tipo «no favorece en estos

momentos la estabilidad política». Este es, en rigor, el único punto en que estamos de acuerdo,

porque, evidentemente, el abandono de los moderados produciría una gravísima crisis política

que este periódico denunció tanto en la crónica en la que se incluía la noticia como en un

comentario editorial que hacía, precisamente, hincapié en la tremenda responsabilidad en que

podrían incurrir los posibles tránsfugas.

Pero la noticia es cierta. El miércoles por la tarde Osear Alzaga, miembro muy representativo

de la «plataforma moderada», sostenía una larga conversación con el diputado por Coalición

Democrática Alfonso Osorio, político de procedencia democristiana, especialmente ligado en

los últimos tiempos a los líderes moderados centristas. En esta conversación, cuyos extremos

hemos podido conocer con detalle, se analizaba la actual situación política tras el

nombramiento del nuevo Gabinete ministerial, y ambos coincidían en que, en estos momentos,

hay que estudiar, y seriamente, la imposibilidad de que los moderados abandonaran UCD para

constituir otra formación política que pudiera llamarse —en esto también los contertulios

estaban conformes— Colectivo Moderado. Este Colectivo, según los dos políticos, podría

constituirse en enero y analizar sus posibilidades electorales cara a una alianza electoral con

Manuel Fraga Iribarne.

Según esta conversación entre Alzaga y Osorio, la tesis sostenida por Miguel Herrero se

diferenciaba de la anteriormente expuesta en un solo punto: Miguel Herrero piensa que lo más

apropiado es, simplemente, dejar la militancia centrista e integrarse directamente en Alianza

Popular. Ayer, en ei almuerzo que el grupo periodístico «Crónica» mantuvo con el

vicesecretario general del PSOE, Alfonso Guerra, éste, preguntado sobre las consecuencias

políticas que podría tener la posible salida de los moderados de UCD, dijo que tenía noticias

ciertas de que se estaba fraguando una operación de este tipo y que, además, sabía que

Herrero y Rodríguez de Miñón redactaba estos días un documento que podría denominarse

«Papeles para la moderación». Por otra parte, un centrista cercano al presidente del Congreso

de los Diputados, Landelino Lavilla, se mostraba ayer sorprendido por la filtración de la noticia,

al tiempo que se negaba a confirmarla o desmentirla.

En el curso de la conversación que comentamos, Alzaga y Osorio analizaron la composición

del segundo Gobierno de Calvo-Sotelo y su repercusión en círculos políticos, empresariales y

sociales.

Las negociaciones para la formación del denominado Colectivo Moderado iban a continuar en

principio el próximo lunes, siempre y cuando no hubiera variaciones en el análisis político

negativo que hacían del comportamiento del presidente Calvo-Sotelo. Los moderados han

comentado la penosa impresión que les ha proporcionado la parca oferta hecha por el

presidente del Gobierno a su grupo. En una ocasión cercana, después, desde luego, de la

publicación oficial del Gabinete, los integrantes de este sector que ahora niegan rotundamente

su intención abandonista se dolieron por la poco generosa respuesta que el presidente había

dado a los muchos esfuerzos y apoyos, que los democristianos de! grupo habían prestado a

Calvo-Sotelo desde que tomó posesión en el pasado febrero después del golpe de Estado.

Uno de ellos afirmó con una crudeza que ahora se reconoce: «|De qué va a ser Calvo-Sotelo ni

presidente del partido si no es por nosotros!»

Es muy posible que la publicación de esta noticia haya literalmente abortado una posible

«operación fuga» planeada por los miembros más importantes de la «plataforma», que juzgan

prácticamente agotada la vía partidaria de UCD y que sostienen que sólo una unión con Fraga

Iribarne —lo que éste ha llamado reiteradamente la «mayoría natural»— puede componer una

opción electora) que se enfrente a los socialistas en los próximos comicios generales.

Sea como fuere, la conversación antre Alzaga y Osorio existió. El mismo dirigente centrista me

lo ratificó ayer tarde, aun cuando diera un sesgo distinto a su contenido. Según Alzaga, Alfonso

Osorio y él se limitaron a analizar la solución dada a la crisis de Gobierno por el presidente

Calvo-Sotelo. «Mi tesis —diría Alzaga— es la de siempre: la posibilidad de alianza con AP a

nivel de partido, no de ninguna otra forma.» La conversación, como digo, fue cierta; aunque

ahora se le dé otra interpretación.

 

< Volver