Autor: Torrontegui, Javier. 
   La batalla de Torremolinos     
 
 Diario 16.    08/04/1981.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ANÁLISIS

La batalla de Torremolinos

El equipo del duque de Suárez, ha programado desde su cuartel general de la madrileña calle de Alberto

Alcocer toda una maniobra de «asalto» a las Juventudes de UCD con intención de asegurarse una serie de

votos en las próximas elecciones a comités provinciales de su partido, entre otras intenciones.

Lo que prometía ser un interesante congreso en el que la escasez de base ideológica de las Juventudes de

UCD quedara subsanada en una buena parte, corre el riesgo de venirse al traste por la división J. T.

interna en busca del poder labrada por Rafael Arias al engendrar una nueva tendencia divisionista, a la

que además, han llamado «progresista».

Servicio militar: su notable reducción y remodelación; drogas: estudio profundo y posible legalización de

las denominadas «blandas»; y condición femenina: con el consiguiente libre derecho de la mujer a

disponer de su propio cuerpo. Son temas cuyas resoluciones en el congreso de Torremolinos darían una

sólida base a los Jóvenes de UCD.

Todo esto está en el aire, a expensas de que la maniobra de Arias-Salgado y sus «progresistas» logre

romper la unidad conseguida entre los diversos líderes juveniles de UCD, para sacar adelante la solidez de

su organización.

La maniobra cuenta con muchos medios, y la dudosa actuación hasta ahora de Francisco Fernández

Ordóñez puede abrir una crisis en las Juventudes de UCD, que convierta al congreso de finales de mes en

una batalla por el poder.

 

< Volver