Se cerró la convención centrista. Rodríguez Sahagún quiere ser un presidente de toda UCD. 
 Nadie va a defenestrar a Herrero ni a Lavilla     
 
 Diario 16.    10/02/1981.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

NACIONAL

SE CERRO LA CONVENCIÓN CENTRISTA

Rodríguez Sahagún quiere ser un presidente de toda UCD

Nadie va a defenestrar a Herrero ni a Lavilla

Agustín Rodríguez Sahagún, flamante nuevo presidente de UCD, quiere serlo de todo el partido y ha

anunciado que Miguel Herrero y Landelino Lavilla cuentan con todo su apoyo. La obsesión del

presidente, quien dice estar ilusionado con la tarea a la que se enfrentará, es la unidad del partido.

Madrid —

«No se va a defenestrar al portavoz parlamentario, Miguel Herrero de Miñón, y a Landelino Lavilla, a

pesar de encabezar la lista de los "críticos", tiene todo mi apoyo como presidente del Congreso de los

Diputados», ha declarado en «Golpe de teléfono», de Radio Nacional el nuevo presidente de Unión de

Centro Democrático, Agustín Rodríguez Sahagún.

«Estoy con la ilusión lógica de cómo se han superado todas las tensiones que existían en el partido, y eso

me hace concebir esperanzas, porque la consolidación de UCD está en marcha para superar la crisis que

existía. Quiero ser el presidente de toda UCD, el planteamiento de "críticos" y. "oficialistas" es una

dialéctica que no se puede aceptar. Ahora lo que hace falta es la unidad», señaló también a Radio

Nacional de España Rodríguez Sahagún.

Hombre de equilibrio

«En el congreso se ha demostrado que nuestro partido se rige por una democracia interna. Ha habido un

debate profundo del que han salido posiciones importantes y respuestas a la solución de los problemas.

Creo sinceramente que podemos afrontar una etapa nueva con la capacidad como para lanzar al

electorado nuestro la militancia nuestra. Es un mensaje de ilusión colectiva», dijo también el nuevo

presidente de UCD.

«Quiero ser un presidente de todos los militantes de Unión de Centro Democrático. Voy a ser un hombre

de equilibrio. La gama de tendencias es necesaria, pero hay que desarrollar un centro-centro, es decir,

UCD.»

En opinión de Agustín Rodríguez Sahagún, el partido va a dejar libertad de acción al Gobierno. «Mi

entendimiento con el señor Calvo-Sotelo, en el caso que sea propuesto por Su Majestad el Rey e

investido, será total», dijo Rodríguez Sahagún.

El nuevo presidente de UCD indicó que el gesto de Adolfo Suárez ha sido tremendamente elegante, que

demuestra su talla, desde el momento en que ha renunciado a la presidencia del Gobierno y del partido y

no presentarse a la reelección. «Nos ha entregado la confianza a las personas que de alguna manera

habían sido designadas para estos planteamientos.»

«La decisión del señor Suárez es libre en un militante. Ha ido en una lista encabezada por mí. Me lo había

solicitado con anterioridad. Estoy completamente de. acuerdo con él», añadió Rodríguez Sahagún. Al

contestar a la pregunta de si ahora UCD va a ser un partido neutro, su nuevo líder contestó: «Precisamente

este abanico que ofrecemos es lo que nos da un espectro político tremendamente amplio. No hay que

olvidar que nos permitió ganar" las elecciones en 1977 y 1979, y que espero que nos permita ganar las

elecciones en la convocatoria de 1983. Queda tiempo y en el partido surgirán nuevos nombres y líderes.

No se puede decir todavía quién llevará el carro.»

 

< Volver