"Tal como estamos, vamos hacia el fracaso más estrepitoso", afirmaron. 
 Los suaristas piden a Calvo-Sotelo que acorte el periodo de reflexión     
 
 Diario 16.    02/06/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

«Tal como estamos, vamos hacia el fracaso más estrepitoso», afirmaron

Los sumistas piden a Calvo-Sotelo que acorte el periodo de reflexión

Madrid —

Una treintena de centristas vinculados al sector suarista, presidentes y secretarios provinciales de UCD, se

reunieron esta mañana —dos horas antes de que comenzara la «cumbre» ucedista con Calvo-Sotelo— y

decidieron solicitar del presidente del partido que acorte el periodo de reflexión para salir de la crisis

cuanto antes.

En la reunión, de más de una hora de duración, los centristas «suaristas» mantuvieron un cambio de

impresiones sobre la grave situación política creada en el partido tras la derrota andaluza y convinieron en

que es necesario que la UCD cambie y se establezcan los oportunos mecanismos correctores.

El fracaso

«Tal como estamos, vamos al fracaso más estrepitoso.» «Es el Gobierno el que tiene que estar a los

dictados del partido.» «El Gobierno no puede ir por un lado y el partido por otro.» «No puede haber esa

desconexión entre el Gobierno y los cauces provinciales de participación, es decir, los secretariados

provinciales, que son los que representan a las bases.» «Si esto se sigue haciendo así, estamos perdiendo

el tiempo.» «Es necesario que la situación se aclare de una vez; hay que hacer un programa claro que nos

diferencie de AP.»

Estos eran los lamentos y las reivindicaciones de los «suaristas» que se oían en los pasillos del hotel

donde se celebró la reunión, una reunión calificada de «extraña» por los centristas que estaban en el hotel

y que no pertenecen a esta «corriente».

Viana y Sárraga

Entre los políticos que se encontraban presentes en la reunión, figuraban el secretario provincial de Álava,

Jesús María Viana; el dirigente leridano, Manuel de Sárraga, y representantes de Cataluña, Aragón,

Cáceres, Galicia, Burgos, Castilla la Vieja, Toledo, Ciudad Real, Baleares. Además de los parlamentarios

Blas Camacho, de Ciudad Real, y Barnola, de Centristas de Catalunya, que entraban y salían de la sala.

Jesús María Viana dijo al término de la reunión que no podía hablar como portavoz «porque lo que ha

habido es sólo un cambio de impresiones y aunque ha habido una coincidencia de criterios nadie puede

erigirse en portavoz de una reunión informal que no es un colectivo que aglutine una corriente o un

pensamiento».

Viana afirmó que no se había planteado el tema de la vuelta de Adolfo Suárez a los órganos de dirección

del partido. «No ha salido a relucir Suárez para nada en esta reunión. Adolfo está teniendo un gran

respeto con la propia crisis abierta y ha dicho que no hablará hasta que no se haya terminado el periodo de

reflexión. No está dispuesto a intervenir para que luego no se diga que Suárez está enturbiando la

situación».

Con Roca

Antes de que el presidente, Calvo-Sotelo, y el secretario general, Iñigo Cavero, se reunieran con los 52

presidentes y 52 secretarios provinciales, el jefe del Ejecutivo recibió al portavoz de la minoría catalana,

Miguel Roca, quien afirmó, tras su conversación con Leopoldo: «Algo no funciona y esto es grave para

una democracia como la nuestra.»

 

< Volver